Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 819


  • Fecha salida:  09/02/2009
  • Impuesto:  Sucesiones y Donaciones
  • Legislacion: 
    • - Ley 29/1987;
  • Texto consulta: En donaciones, siempre que la donación sea exclusivamente bienes inmuebles radicados en Canarias, no es necesario el cumplimiento del requisito de la residencia habitual del adquirente en los últimos cinco años, siempre que sea residente habitual en España. ¿ Este condicionamiento también se aplica a SUCESIONES?, es decir, se recibe una herencia de un residente en Canarias consistente en bienes inmuebles por una persona no residente en Canarias por supuesto siempre hablamos de defunciones producidas a partir del 1 de Enero del 2.008.
  • Respuesta: Entendemos que el objeto de la consulta debe referirse a la aplicación de la bonificación del 99,9% de la cuota del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones establecida por la Comunidad Autónoma de Canarias en la Disposición Adicional Decimonovena de la Ley 14/2007, de 27 de diciembre, de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2008. Se pregunta si en las adquisiciones <>, tal como ocurre en la donaciones de bienes inmuebles, puede aplicarse dicha bonificación autonómica del 99,9%, sin que se cumpla el requisito de residencia habitual del causante en los últimos cinco años siempre que el causahabiente sea residente en España. A este respecto deben distinguirse dos aspectos diferentes, regulados ambos en el artículo 25 de la Ley 21/2001, de 27 de diciembre, por la que se regulan las medidas fiscales y administrativas del nuevo sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común. De una parte cuando el rendimiento del impuesto se entiende producido en una Comunidad Autónoma y de otra, una vez determinado lo anterior, cual es la legislación aplicable. Respecto a la primera cuestión, conforme al apartado 1 del citado artículo 24, se cede a las Comunidades Autónomas el rendimiento del impuesto producido en su territorio. A continuación, en el apartado 2 del citado artículo, se determina que se considera producido en el territorio de una Comunidad Autónoma el rendimiento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones de los sujetos pasivos residentes en España de acuerdo con una serie de puntos de conexión; a continuación se describen los supuestos en que se considera producido el rendimiento del impuesto en el territorio de una comunidad autónoma. Así, en el apartado a) se determina que en el caso del impuesto que grava las adquisiciones mortis causa, éste se considera producido en el territorio de la Comunidad Autónoma donde el causante tenga su residencia habitual a la fecha del devengo; en el apartado b) se determina que en el caso del impuesto que grava las donaciones de bienes inmuebles, cuando éstos radiquen el territorio de esa Comunidad Autónoma y en el apartado c) se determina que en el caso del impuesto que grava las donaciones de los demás bienes y derechos, el rendimiento del impuesto se entiende producido en el territorio donde el donatario tenga su residencia habitual a la fecha del devengo. El segundo aspecto es la determinación de la legislación aplicable a la sucesión o donación en cada caso concreto.La solución a ello lo ofrece el número 5 de este artículo 24 de la Ley 21/2001 en los siguientes términos: " 5.- En los supuestos previstos en las letras a) y c) del apartado 2 anterior, se aplicará la normativa de la Comunidad Autónoma en la que el causante o donatario hubiere tenido su residencia habitual durante los cinco años anteriores, contados de fecha a fecha, que finalicen el día anterior al de devengo. Cuando de acuerdo con lo anterior no sea posible determinar la normativa aplicable, se aplicará la del Estado. En aplicación de dichas normas al supuesto objeto de consulta, para que al sujeto pasivo de una sucesión mortis causa que tiene su residencia en España (no necesariamente en Canarias) le sea aplicable la bonificación en la cuota del impuesto establecida por la Comunidad Autónoma de Canarias del 99,9% a que nos hemos referido anteriormente, se requiere que el causante hubiere tenido su residencia habitual en Canarias durante los cinco años anteriores, contados de fecha a fecha, que finalicen al día anterior al devengo.
Actualizado  14/12/2012