Está en:

Información Tributaria desde la Web

Consulta VINCULANTE n° 635


  • Fecha salida:  09/02/2007
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Nuestra empresa importa envases de vidrio, los cuales no se fabrican en Canarias ya que la indrustria que existe en el archipielago no fabrica los modelos que imortamos, a dicha industria si le compramos todos los modelos standar que ellos disponen. Mi pregunta es como puedo evitar el pago del A.I.E.M. o en su defecto facturárselo a parte a mis clientes para que ellos a su vez puedan solicitar la devolución del mismo ya que los productos que importamos no se fabrican en Canarias. No porque nosotros no queramos sino porque la Vidriera aqui ubicada no nos certifica que no los puede fabricar
  • Respuesta: La sujeción al AIEM en la importación de una determinada mercancía vendrá dada en función de que la misma sea clasificable dentro de una serie de partidas arancelarias enumeradas en el Anexo IV de la Ley 20/1991. Si la mercancía importada no se clasifica en ninguna de las citadas partidas, no se producirá la sujeción al Impuesto, en caso contrario, se deberá satisfacer el impuesto al tipo impositivo expresamente reconocida para dicha partida arancelaria. No prevé la Ley la aplicación directa de ningún supuesto de no sujeción o exención en función de que se acredite por el importador que el producto importado no se fabrique en Canarias, por lo que el único criterio aplicable por la Administración Tributaria a la importación será el mencionado en el párrafo anterior. En las entregas posteriores por parte del importador de la mercancía importada se entiende que éste incluirá el AIEM satisfecho en la importación como un coste más, sin que deba repercutirse en factura como tal AIEM (se trata de un impuesto monofásico), no siendo posible que el adquirente solicite devolución alguna de la cuota satisfecha en la importación por parte del transmitente (importador). Existen supuestos de devolución de las cuotas soportadas en el AIEM en el artículo 85 de la Ley 20/1991, pero no responden a la descripción de la actividad objeto de consulta. Por ejemplo, sería el caso poco habitual de un importador o adquirente de un bien que haya soportado el AIEM y utiliza el bien adquirido en la producción de otro bien diferente cuya entrega posterior también se encontrara sujeta y no exenta del Arbitrio (también se encuentran sujetas y no exentas ciertas operaciones interiores), en cuyo caso sí podría solicitar la devolución del AIEM inicial para evitar una sobreimposición. Si la citada entrega posterior no se encuentra sujeta al AIEM ( o sujeta y exenta) no se produciría tal sobreimposición y no cabría la devolución de cuota alguna.
Actualizado  14/12/2012