Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta VINCULANTE n° 1464


  • Descargar  138,83 KB
  • Fecha salida:  08/02/2012
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art. 4.4.a) Ley 20/1991 Art. 10.1.22º Ley 20/1991 ;
  • Texto consulta: Una constructora-promotora ha entregado, como dación en pago, a una entidad financiera una vivienda. La entidad bancaria pretende vender dicha vivienda a la persona física consultante. Señala textualmente la persona física consultante que "existen documentos que, en principio, acreditan que la vivienda está terminada, como son el certificado final de obra del arquitecto y la cédula de habitabilidad, pero la realidad es que no lo está, pues objetivamente se puede acreditar la falta de varios elementos que impiden, a mi juicio, la terminación y habitabilidad de la vivienda como son la falta de colocación del suelo, escaleras, sanitarios, armarios, puertas y cocina, que acredito mediante documento fotográfico del que da fe un notario. El certificado final de obra del arquitecto y la cédula de habitabilidad existían en el momento del devengo de la entrega realizada por la constructora-promotora a la entidad financiera." Estando la operación sujeta al IGIC, y con base en lo expuesto, consulta si nos encontramos ante la primera o segunda entrega de una edificación.
  • Respuesta: - La existencia de cédula de habitabilidad, de certificado de final de obra de la dirección facultativa debidamente visado o de la licencia de primera ocupación, es acreditativa de que la construcción de la edificación está terminada, pudiendo, por tanto, ser de aplicación la exención establecida en el artículo 10.1.22º de la Ley 20/1991. - La acreditación de la terminación de la construcción de una edificación que supone la existencia de un acto administrativo de concesión de cédula de habitabilidad o de licencia de primera ocupación, únicamente pierde vigencia en el caso de que fuera objeto de anulación bien por un procedimiento de revisión administrativa o judicial. Por todo ello, no tiene ninguna eficacia el documento notarial en el que la persona física consultante prueba, a su juicio, que la edificación no está terminada y no es habitable como consecuencia de la falta de colocación del suelo, escaleras, sanitarios, armarios, puertas y cocina. - Si la acreditación de la terminación de la construcción de una edificación es únicamente el certificado de final de obra de la dirección facultativa, cabría, a través de las pruebas admitidas en derecho, probar que la edificación no se encuentra terminada en el momento del devengo de su entrega. No resultaría admisible como prueba un documento notarial donde figuren un conjunto de fotos. La destrucción de la manifestación contenida en un certificado de final de obra debe ser un pronunciamiento por técnico competente - otro arquitecto colegiado - en sentido contrario al final de obra, es decir, que a la fecha de la transmisión se trata de una obra en construcción o parcial o totalmente ruinoso, asumiendo que el mismo estará debidamente motivado y probado, por ejemplo, con un documento notarial que de fe de los elementos de hecho utilizados. - Dada la existencia de acto administrativo de concesión de cédula de habitabilidad en el momento de la entrega del constructor-promotor a la entidad financiera de la vivienda, la posterior entrega de la vivienda por parte de la entidad financiera a la persona física consultante se encuentra sujeta y exenta del IGIC por tratarse de la segunda entrega de una edificación, sujeta a la modalidad de "transmisiones patrimoniales onerosas" del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, sin que el documento notarial al que alude la persona física consultante tenga efecto alguno.
Actualizado  14/12/2012