Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta VINCULANTE n° 1072


  • Descargar  0 KB
  • Fecha salida:  11/09/2006
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art. 18.1.a) y f) Ley 20/1991. Art. 20.Uno Ley 20/1991. Art. 23.1 Ley 20/1991.;
  • Texto consulta: El consultante, mediante escritura pública de fecha 4 de diciembre de 2000, permutó la entrega de un bien inmueble (casa terrera) a favor de una entidad mercantil dedicada a la promoción y construcción de viviendas a cambio de una futura entrega de un local, una vivienda y dos garajes. Dichos bienes estaban valorados en 270.739,99 € y la permuta entre ambos en 215.747,38 €, contrayendo el consultante una deuda de 54.992,61 € para abonar en el momento de la firma de la escritura de adjudicación de los bienes. En dicha operación la entidad mercantil promotora no repercutió al consultante el IGIC e igualmente tampoco le expidió la correspondiente factura. Durante el año 2006, la promotora va a proceder a entregar los inmuebles objeto de la permuta celebrada al favor del consultante y se consulta: 1º.- Si en dicho acto puede repercutir el IGIC devengado en el año 2000 o expedir factura en el ejercicio 2006 del IGIC devengado en el 2000 y que corresponde a la base de 215.747,38 €. 2º.- Que requisito debe reunir la factura correspondiente al pago que se efectúa de 54.922,61 €, por el importe pendiente.
  • Respuesta: En la operación formalizada en escritura pública de permuta el día 4 de diciembre del año 2000, en la que una persona física hace entrega de un bien inmueble (casa terrera) a una sociedad mercantil promotora a cambio de la futura entrega de varias fincas urbanas de nueva construcción, debiendo abonar la persona física a la sociedad mercantil promotora una cantidad en metálico en el momento de la formalización de la escritura pública de adjudicación de las fincas urbanas en el año 2006, supone un doble devengo del IGIC, a saber: - Un devengo anticipado que se produjo el día 4 de diciembre del año 2000, dado que la entrega de la casa terrera implica un pago anticipado a la sociedad mercantil promotora por la futura entrega de las fincas urbanas. El importe del pago anticipado será el valor que las partes han dado a la casa terrera, es decir 215.747,38 €. Este pago anticipado supuso la obligación de repercutir el IGIC por parte de la sociedad mercantil promotora a través de la emisión de la correspondiente factura cuyo destinatario sería la persona física permutante. La no emisión de la factura en el plazo de un año a contar desde el día 4 de diciembre de 2000 supone la pérdida del derecho a la repercusión, con independencia de la obligación que tendría la sociedad mercantil promotora de declarar el IGIC devengado en la correspondiente autoliquidación. - El devengo del IGIC en el momento de la entrega de las fincas urbanas por parte de la sociedad mercantil promotora a la persona física permutante. La base imponible de esta entrega, conforme a lo dispuesto en el artículo 23.1 de la Ley 20/1991, será el mayor valor de los siguientes importes con reducción del valor que las partes han dado a la casa terrera entregada: a) El valor de mercado en el momento del devengo del IGIC de las fincas urbanas entregadas. b) El valor de mercado de la casa terrera en el momento de su entrega, es decir el día 4 de diciembre de 2000. A este valor se le adicionará la parte dineraria de la contraprestación. Este devengo supone la obligación de repercutir el IGIC correspondiente mediante factura cuyo destinatario será la persona física. En la factura deberá hacerse constar expresamente la base imponible de la entrega de las fincas urbanas que será el mayor valor de los importes expresados anteriormente con adición de la parte dineraria de la contraprestación y con la reducción del importe del pago anticipado efectuado. El documento notarial de adjudicación de las fincas urbanas no puede tener la consideración de factura. La factura a emitir por la sociedad mercantil promotora tendrá que contener todos los datos y requisitos previstos en el artículo 6.1 del Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación aprobado por el artículo primero del Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre. Las controversias en materia de repercusión del IGIC tienen naturaleza tributaria a efectos de la interposición de las correspondientes reclamaciones en vía económico-administrativa en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente a aquél en que quede constancia de la realización de la repercusión motivo de la reclamación.
Actualizado  14/12/2012