Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta VINCULANTE n° 1022


  • Descargar  112,7 KB
  • Fecha salida:  20/03/2006
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art. 10.1.9º, 10º y 12º Ley 20/1991 Art. 11.1.9º y 12º RD. 2538/1994 ;
  • Texto consulta: 

    La asociación empresarial consultante, sin ánimo de lucro, realiza cursos de formación para desempleados, trabajadores y particulares, siempre en materias incluidas en distintos planes de estudio.
    Manifiesta que cumple los requisitos y tiene reconocido previamente el derecho al disfrute de la exención a que se refiere el artículo 10.1.12º de la Ley 20/1991.

    En el primer caso planteado por la asociación consultante, resulta que tiene contratos con varios centros y profesionales independientes para impartir la formación, y al finalizar los cursos, facturan a la asociación por varios conceptos:
    1) impartición del curso
    2) alquiler de aulas
    3) material fungible (consumibles)

    La duda del consultante recae en establecer en qué conceptos se aplica la exención del IGIC:
    1) Impartición del curso por:
    &

  • Respuesta: Se encuentran exentas de IGIC las prestaciones de servicio relativas a cursos de formación para desempleados, trabajadores y particulares de materias incluidas en los planes de estudio del sistema educativo, realizadas por centros docentes definidos en los términos previstos en el artículo 11.1.12) del Real Decreto 2538/1994. La aplicación de la exención no se desvirtúa por el hecho de que en la factura que la documente se detallen los costes asumidos por el centro docente para la impartición de los cursos, tales como el alquiler de las aulas o el material didáctico o fungible utilizado por los alumnos y necesario para su desarrollo y los gastos de gestión y organización. La exención comprende los servicios de alimentación, alojamiento o transporte accesorios a la actividad de enseñanza que sean prestados directamente por los centros docentes, con medios propios o ajenos.
    No obstante, la exención citada en el párrafo anterior no ampara las operaciones que tengan la consideración de entregas de bienes en el IGIC - sin perjuicio de que sean aplicables otras exenciones del IGIC-  entendiendo que no se produce dicha entrega de bienes por la simple utilización por los alumnos del material fungible necesario para el seguimiento del curso y sus prácticas proporcionados por los centros docentes y, en concreto, los productos alimenticios utilizados en la elaboración de alimentos en el transcurso de un clase práctica de cocina.
    También se encuentran exentas del IGIC las prestaciones de servicio de enseñanza de materias incluidas en los planes de estudio del sistema educativo, impartidas fuera de los centros docentes y con independencia de los mismos, en aplicación de la exención prevista en el artículo 10.1.10) de la Ley 20/1991, si bien esta exención no alcanza a los servicios de alimentación, alojamiento o transporte accesorios a la actividad de enseñanza, cualquiera que sea el prestador del servicio.
    Las exenciones del IGIC a que se refieren los apartados 9) y 10) del artículo 10.1 de la Ley 20/1991 se aplicarán cualquiera que se la persona a cuyo cargo se realice la prestación de servicio de enseñanza, ya sean los propios alumnos o un tercero, miembro o no de la asociación consultante.
    Por el contrario, no es aplicable la exención objeto de consulta en la adquisición de bienes o servicios con el objeto de que la sociedad consultante los utilice para impartir cursos,  incluido el alquiler de locales o aulas, sin perjuicio de que las prestaciones de servicio de enseñanza que se impartan en los mismos se encuentre exenta en virtud de lo mencionado en los párrafos anteriores.
    Con independencia de lo mencionado respecto a las exenciones del IGIC previstas para las prestaciones de servicios de enseñanza, no es aplicable la exención a que se refiere el artículo 10.1.12) de la Ley 20/1991 para las operaciones efectuadas por organismos o entidades legalmente reconocidos que no tengan finalidad lucrativa en las que son objeto de consulta, entre otros motivos, en la medida en que su contraprestación no consiste en las cotizaciones fijadas en sus estatutos - normalmente de carácter fijo y periódico - para sus miembros con la finalidad de acceder a las prestaciones de servicio y entregas de bienes accesorias que, con carácter general, reciben sus asociados.
Actualizado  14/12/2012