Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta VINCULANTE n° 902


  • Descargar  52,43 KB
  • Fecha salida:  12/04/2004
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: Se consulta, en relación con el IGIC, la sujeción al citado Impuesto en la importación, efectuada por aquellas entidades amparadas por el acuerdo suscrito entre el Estado Español y la Santa Sede, de determinados bienes, tales como campanas, bancos, elementos de megafonía, vidrieras, etc., que son susceptibles de ser utilizados en finalidades alternativas a las propias de las citadas entidades, y respecto de los cuales existen dudas sobre su relación directa con el culto.
  • Respuesta: En aplicación de lo dispuesto en el artículo III.c) del Acuerdo entre el Estado Español y la Santa Sede de 3 de enero de 1979, y de la Orden de 14 de noviembre de 1996 por la que se declara el alcance de la no sujeción y de las exenciones establecidas en los artículos III y IV del citado Acuerdo, están no sujetas al IGIC las entregas e importaciones de objetos destinados al culto, siempre que concurran las siguientes circunstancias:
    a) Que los bienes se importen directamente por la Santa Sede, la Conferencia Episcopal, las Diócesis, las Parroquias y otras Circunscripciones Territoriales (Arciprestazgos y Arcedianatos), las Órdenes y Congregaciones Religiosas y los Institutos de Vida Consagrada, sus provincias o sus casas.
    b) Que el importador, a través del ordinario o el superior provincial correspondiente, presente ante la Administración Tributaria Canaria, en caso de importación, un documento justificativo de que los citados bienes importados se destinan al culto.
    c) Que los bienes, efectivamente, se destinen al culto por el destinatario, teniendo tal consideración aquellos bienes que vayan a recibir por sus destinatarios un destino exclusivo al culto, sin que quepan destinos o finalidades alternativas, independientemente de que los objetos de los que se trate, por su configuración objetiva, puedan ser utilizados en otras finalidades fuera del ámbito eclesiástico. Tales bienes son aquellos que, además de constituir en sí mismos objetos de culto, como las imágenes sagradas, los cálices, los incensarios, los paramentos sagrados, las vestiduras sacerdotales, etcétera, contribuyen, directa o indirectamente, a la celebración de los actos religiosos y liturgias, y dentro de los mismos se recogen, entre otros, los siguientes: Bancos para las iglesias; campanas y sus mecanismos; megafonía para la difusión de las palabras del sacerdote; confesionarios; vidrieras para las iglesias, etc.
Actualizado  14/12/2012