Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 860


  • Descargar  50,1 KB
  • Fecha salida:  25/11/2003
  • Impuesto:  AIEM
  • Legislacion: 
    • - Artículo 67.1 y 2 Ley 20/1991 Anexo IV de la Ley 20/1991;
  • Texto consulta: La sociedad mercantil consultante manifiesta dedicarse, desde su creación, a la fabricación de armaduras electrosoldadas.
    Para la fabricación de dichos productos tienen que comprar la materia prima (alambrón) en al Península o en países europeos. Dicha materia prima requiere de un primer proceso productivo para adecuarla a las necesidades de calidad, esto es, hay que trefilarlo para indicar en el metal el código de identificación del fabricante, reflejar el "código de barras" en el metal.
    Después de este proceso se inicia el de fabricación de la armadura electrosoldada. Cada cliente requiere unas especificaciones diferentes y por ello, todo lo que fabrica la sociedad consultante es bajo pedido. Una vez que el cliente nos ha realizado el pedido, que en la mayoría de las veces es telefónico o por fax, se pasa al departamento de producción y se le da la orden. Llegado el momento, y atendiendo a las necesidades del cliente, con las medias y los hierros que se asignan, se fabrica la armadura.
    La armadura está compuesta por cuatro hierros, el superior, la celosía y los dos inferiores. La celosía suele ser con hierro de 4mm, mientras que los otros tres pueden ser iguales (6,7 u 8 mm) o con el superior de 6, 7 u 8 mm y los inferiores de 5, 6, 7 u 8 mm. También las armaduras pueden ser de diferente altura (canto) y esta puede ser de 17, 20, 25 o 30 cms de alto. O sea, que depende de las características de la estructura, el técnico de la obra puede pedir unas armaduras u otras. Así, por ejemplo, una armadura de 25/7-6-6, es una armadura de 25 cms. de canto (altura), con el hierro superior de 7 mm, y con los otros hierros inferiores de 6 mm..
    Es evidente que con tantas variantes es imposible tener un material hecho pendiente de ser comprado por un cliente. Actualmente la empresa consultante manifiesta aplicar un 5 % de AIEM y un 0 % de IGIC. Creemos que dado que nuestra fabricación de armaduras es siempre bajo pedido deberíamos no estar sujeto al AIEM y aplicar un 5 % de IGIC, dado que se trata de una prestación de servicio.
    Por otro lado, vemos que hay empresas que traen las armaduras directamente de la Península, y que sus precios son mucho más baratos que la consultante, ya que el AIEM que nuestra empresa carga en cada factura es un impuesto que no se puede desgravar, mientras que el IGIC se soporta y se repercute.
    Se adjunta modelo del impreso utilizado para los pedidos y control de entrega de la mercancía.
  • Respuesta: No se encuentran sujetas al AIEM las ejecuciones de obra de armadura electrosoldada, entendiendo por contratos de ejecución de obra aquellos que tienden a la consecución de un resultado material previo encargo del cliente, siendo éste el supuesto de las ventas de armaduras metálicas conforme al pedido del cliente en relación a los hierros y medidas utilizadas en su futura fabricación, al no tener la consideración de entregas de bienes en dicho impuesto las ejecuciones de obra que tengan por objeto la construcción de un bien mueble. No obstante, se encuentran sujetas y no exentas del AIEM las importaciones y entregas interiores de armaduras metálicas electrosoldadas incluidas en la partida 7308 del Arancel Aduanero Comunitario, al incluirse dicha partida en el Anexo IV de la Ley 20/1991, correspondiendo un tipo impositivo del 5 por 100.
Actualizado  14/12/2012