Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 859


  • Descargar  70,9 KB
  • Fecha salida:  12/11/2003
  • Impuesto:  AIEM
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: La sociedad consultante viene realizando en el ámbito objetivo del AIEM la actividad de venta de productos derivados del petróleo, entre otras, como consta en el correspondiente alta censal y del Impuesto sobre Actividades Económicas.
    Según se desprende del artículo 71.4 de la Ley reguladora del AIEM, se encuentran exentas de dicho arbitrio "¿los productos de avituallamiento de aeronaves utilizadas exclusivamente por entidades públicas y las utilizadas por las compañías que se dediquen esencialmente a la navegación aérea internacional."
    A efectos de la aplicación de dicha exención, interesa a la presentante conocer el criterio de este Centro Directivo en lo concerniente a los suministros que pudieran efectuarse, dentro del ámbito objetivo de aplicación del AIEM, a aquellas compañías aéreas que realicen mayoritariamente vuelas entre las Islas Canarias y el resto del territorio peninsular. Esto es, si a los efectos de la aplicación o no de la exención del AIEM se han de considerar a este tipo de vuelos en el mismo sentido que el artículo 70, anteriormente referenciado, considera a los internacionales.
    Continúa el instante manifestando que, del análisis de la legislación del AIEM y de su aplicación práctica, se presenta a la consultante una situación que considera de trato discriminatorio en las ventas de productos derivados del petróleo a compañías aéreas. Esto es, dicha legislación considera exentas de AIEM aquellas entregas de producto que se realicen directamente a compañías aéreas dedicadas esencialmente a la navegación aérea internacional. De esto podría deducir que, ante este tipo de transacciones, aquellas entregas que se efectúen con fines distintos al anteriormente mencionado resultarían sujetas y no exentas del AIEM.
    La sociedad consultante, en la realización de su actividad de venta de combustibles a compañías aéreas, en numerosas ocasiones se ve en la obligación ¿debido a la infraestructura actual de depósitos aduaneros localizados en aeropuertos- de comprar previamente el producto que comercializa al gestor del correspondiente depósito aduanero en el que se almacenan los mismos, sito en el propio aeropuerto.
    De la legislación vigente, y de una aplicación purista de ésta, podría entenderse que el AIEM se devengaría en la transacción previa entre el gestor del depósito aduanero y la consultante, aunque la entrega del producto está destinada finalmente y de forma inmediata a una compañía aérea dedicada a la navegación internacional, destino del producto que desde un primer momento es conocido por todas las partes implicadas en el negocio.
    Con ello, en la transacción posterior entre la consultante y la compañía aérea dedicada a la navegación internacional, ésta se ve ya afectada, vía precio, por el gravamen del AIEM, situación ésta que la literalidad y la filosofía recogida en la legislación que articula el Arbitrio está decidida a evitar, como refleja el artículo 70 en su apartado cuarto.
    Parece obvio, como así se viene produciendo hasta la fecha, que si la venta la realizase directamente el gestor del depósito fiscal a la compañía aérea, ésta no resulta afectada en su precio de oferta dada la exención que le es aplicable sobre el AIEM.
    Este conjunto de situaciones se traduce en el ámbito comercial en una situación claramente discriminatoria y desventajosa para con aquellos operadores petroleros que no gozan de un depósito aduanero en aeropuertos para la realización de sus ventas a compañías aéreas susceptibles de gozar de dicha exención, como afirma ser el caso de la Compañía consultante.
    Después de la anterior descripción de hechos, se consulta sobre si en el tipo de operación anteriormente descrita debiera devengarse o no el AIEM en la transacción realizada en el mismo aeropuerto entre esta compañía y el gestor del depósito aduanero, previa al a realizada con inmediata posterioridad con la compañía aérea.
  • Respuesta: Tienen la consideración de navegación aérea internacional, a efectos del AIEM, la que se inicie en un aeropuerto situado en las Islas Canarias y termine o haga escala en otro situado fuera de dicho ámbito espacial, incluido el territorio peninsular español, así como la que se inicie en un aeropuerto situado fuera de las Islas Canarias y termine o haga escala en otro aeropuerto situado dentro o fuera de dicho ámbito espacial. Consecuentemente las compañías dedicadas esencialmente a la navegación aérea internacional, son aquéllas en las concurren las circunstancias manifestadas anteriormente en más del 50 por 100 de la distancia total recorrida en los vuelos efectuados por todas las aeronaves utilizadas por dicha compañía durante los períodos de tiempo correspondientes.
    Las adquisiciones de combustibles realizadas por la sociedad consultante a un "gestor de un depósito aduanero localizado en aeropuertos" se encontrarán sujetas al AIEM en concepto de entregas interiores si dichos combustibles se encuentran incluidos entre las partidas estadística enumeradas en el Anexo IV de la Ley 20/1991 y el "gestor del depósito aduanero" es el empresario productor de los combustibles objeto de entrega, siempre y cuando el depósito no tenga la consideración de depósito a efectos del AIEM. De darse este último supuesto, la salida del depósito tendría la consideración de importación, siendo el sujeto pasivo quien solicite la importación.
    De encontrarse sujetas al AIEM dichas entregas, no será de aplicación la exención prevista en el artículo 71.4 de la Ley 20/1991 para las entregas de productos de avituallamiento, incluido el combustible, de aeronaves utilizadas por las compañías aéreas que se dediquen esencialmente a la navegación aérea internacional, al no ser el adquirente una compañía aérea en dichos términos.
    Por último, no se encuentra sujeta al AIEM la posterior entrega interior, por la sociedad consultante, de combustible, cualquiera que sea el adquirente del mismo, que no haya sido objeto de producción por ella misma, al tratarse dicho impuesto de un tributo monofásico que exclusivamente grava la entrega interior de bienes muebles corporales producidos por el empresario.
Actualizado  14/12/2012