Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 700


  • Descargar  67,68 KB
  • Fecha salida:  12/11/2002
  • Impuesto:  IGIC; AIEM
  • Legislacion: 
    • - Artículo 4.2 Ley 20/1991 Artículo 17.1.2º Ley 20/1991 Artículo 19.1.2º Ley 20/1991 Artículo 21 Ley 20/1991 Artículo 67.1 Ley 20/1991 Anexo IV Ley 20/1991;
  • Texto consulta: La sociedad mercantil consultante manifiesta tener como actividad principal la fabricación y venta de productos de alimentación, teniendo la intención de vender sus productos a clientes en la Comunidad Autónoma de Canarias.
    Para ello, su deseo es el ser importadores de sus productos en las Islas, habiendo firmado un contrato con un Distribuidor/Operador Logístico por el que este recogería dichos productos en la Aduana, los almacenaría en sus locales y, a requerimiento del consultante, los iría entregando a medida que estos nos fueran demandados por sus clientes. No existe, por tanto, con el distribuidor un contrato de arrendamiento de almacén sino que es meramente un contrato de almacenamiento y distribución.
    En cuanto a su forma de actuar, consistiría en hacer importaciones regularmente a su propio nombre, ingresando las cuotas de IGIC y AIEM correspondientes a dichos productos, y posteriormente facturar la firma consultante a sus clientes sin ningún tipo de impuesto. A este respecto especifica el consultante encontrarse dado de alta en el IAE en los epígrafes 414.3 y 612.9.
    Conforme a lo manifestado, y dado que la compañía no dispone de establecimiento permanente y teniendo en cuenta estar dados de alta en los epígrafes antes mencionados, el instante consulta si sería necesario darse de alta en el Censo del IGIC (modelo 400). De no ser necesaria el alta censal, se consulta si en la operativa descrita se produce la inversión del sujeto pasivo y si la sociedad consultante podría recuperar la cuotas de IGIC satisfechas por las importaciones como no establecido, y cuáles serían los requisitos y periodicidad para las solicitudes de devolución.
    Por último, se consulta si existe alguna restricción legal o normativa en cuanto a seguir este modo de actuación de forma continuada, es decir, realizar importaciones con regularidad y posteriormente facturar las ventas exentas de IGIC realizadas a sus clientes en las Islas Canarias. Igualmente el consultante realiza diversas preguntas en relación al Impuesto sobre Actividades Económicas.
  • Respuesta: En primer lugar, se aclara al consultante que este Centro Directivo, en relación a la consulta efectuada, únicamente es competente para pronunciarse en relación al Impuesto General Indirecto Canario y al Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías en las Islas Canarias, no siendo competente en materia del Impuesto sobre Actividades Económicas.
    La existencia de un contrato de ¿depósito o almacenamiento¿ y distribución de mercancías, importadas y entregadas por el propio consultante dentro del ámbito de aplicación espacial del IGIC, presupone la consideración del bien inmueble sobre el que recaiga el objeto de dicho contrato como establecimiento permanente a efectos del Impuesto. La importación de dichas mercancías se encuentra sujeta al IGIC, y ,en su caso, al AIEM, considerándose importador el destinatario de los bienes, mientras que la posterior entrega de los mismos a sus clientes constituye una operación interior igualmente sujeta al IGIC, siendo sujeto pasivo la sociedad consultante, establecida en las Islas Canarias, que entrega el bien, no produciéndose en esta operación interior la inversión del sujeto pasivo a que se refiere el artículo 19.1.2º de la Ley 20/1991.
Actualizado  14/12/2012