Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 517


  • Descargar  95,17 KB
  • Fecha salida:  07/06/2001
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Real Decreto 670/1978 Artículos 5.2.1º, 6.2.8º, 7.2.15º, 12.2.3º, 12.5, 27.1.1º m), 28 a 33, 45 y D.A. Duodécima apartado Quinto de la Ley 20/1991 Artículos 15.3, 62.3 y 83.2 del Real Decreto 2538/1994;
  • Texto consulta: El consultante señala que la entidad a la que representa, una Cofradía de Pescadores, realiza una actividad que consiste en la prestación de una serie de servicios a los pescadores, que son, básicamente, los siguientes:

    - Venta de hielo y combustibles.

    - Venta de Pescado. La Cofradía de Pescadores vende las capturas de los armadores a los precios fijados, facturando en nombre propio las ventas realizadas y respondiendo del buen fin de las operaciones.

    - Servicio de maquinarias necesarias para la carga y descarga de los buques (grúas, elevador etc.) y control de las descargas.

    La citada Cofradía soporta habitualmente el IGIC en sus adquisiciones, no pudiendo repercutirlo porque el sector pesquero está exento de este impuesto.

    Se plantean las siguientes cuestiones:

    - Si la Cofradía de Pescadores está exenta del pago de IGIC, en cuyo caso se pregunta que proceso ha de seguirse para obtener dicha exención, o, si está gravada a tipo cero.

    - Cual es la forma de solicitar la devolución del IGIC soportado, y, si puede solicitar la devolución de las cuotas soportadas hasta la fecha.

  • Respuesta: Las ventas de hielo y combustibles realizadas por la Cofradía de Pescadores a favor de buques dedicados a la pesca costera y de altura, estarán exentas de IGIC por tener la condición de productos de avituallamiento (artículo 12.2.3º de la Ley 20/1991). No cabe la exención cuando los citados productos no se destinen a su consumo dentro de los buques.

    Esta exención es de aplicación automática no requiriendo ninguna autorización previa por parte de la Administración Tributaria Canaria, no obstante su aplicación quedará condicionada al cumplimiento de los requisitos previstos en el artículo 15.3 del Real Decreto 2538/1994 por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto General Indirecto Canario.

    Los servicios de las maquinarias necesarias para la carga y descarga, prestados por la Cofradía de Pescadores, a favor de buques dedicados a la pesca costera y de altura, estarán exentos por considerarse prestaciones de servicios necesarias para atender a las necesidades directas de los buques y de su cargamento (artículo 12.5 de la Ley 20/1991).

    También en este caso la exención es de aplicación automática no requiriendo ninguna autorización previa por parte de la Administración Tributaria Canaria, además la normativa del impuesto no establece ningún requisito adicional ni la condiciona a que se justifique la afectación de los buques a las citadas actividades.

    Las citadas exenciones tienen la consideración de ¿exenciones plenas¿ a efectos del IGIC, lo que implica que las operaciones amparadas en las mismas generan el derecho a la deducción de las cuotas soportadas, tal como dispone el artículo 29.4 de la Ley 20/1991.

    Las ventas de pescado realizadas por la Cofradía de Pescadores a terceros adquirentes, constituyen entregas de bienes sujetas y no exentas de IGIC, gravadas al tipo cero tal como señala el artículo 27.1.1º letra m) de la Ley 20/1991.

    Por lo tanto, la Cofradía de Pescadores no ha de repercutir el IGIC en las entregas de bienes y prestaciones de servicios analizadas, aunque sí está obligada a soportarlo en sus adquisiciones, teniendo derecho a deducir las cuotas de IGIC soportadas en las adquisiciones de bienes o servicios destinados a la realización de la totalidad de las operaciones descritas, incluidas las citadas operaciones exentas. Para ejercitar el derecho a la deducción deberá reunir los requisitos establecidos en los artículos 29 a 33 de la Ley 20/1991 y en sus normas de desarrollo, pudiendo acogerse al sistema de devoluciones al final de cada período de liquidación previsto en el artículo 45.2 de la Ley 20/1991, por encontrarse las actividades desarrolladas por la misma entre las previstas en el artículo 7 del Decreto 182/1992 y siempre que el volumen de tales operaciones, que hubiese realizado el sujeto pasivo en el año natural inmediato anterior, supere los veinte millones de pesetas (artículo 7.3 del Decreto 182/1992).

    Respecto de las cuotas de IGIC soportadas hasta la fecha y que no hayan sido incluidas en anteriores declaraciones-liquidaciones, sólo serán deducibles si la Cofradía conserva la factura o documento justificativo correspondiente, las citadas cuotas se encuentran debidamente contabilizadas y no han transcurrido más de cuatro años desde el nacimiento del derecho a deducir. Para obtener la devolución de estas cantidades, deben incluirse como cuotas de IGIC soportado deducible en las declaraciones liquidaciones que se presenten a partir de ahora teniendo derecho a la devolución del saldo a su favor al término de cada período de liquidación con los requisitos anteriormente señalados.

Actualizado  14/12/2012