Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 505


  • Descargar  64,97 KB
  • Fecha salida:  14/05/2001
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art. 20 Ley 20/1991;
  • Texto consulta: El instante consulta en relación a la aparente contradicción que existe entre el contenido del artículo 20.Uno.4 de la Ley 20/1991, que señala que se perderá el derecho a la repercusión cuando haya transcurrido un año desde la fecha de devengo, y el contenido del apartado Dos.2 del mismo artículo que permite rectificar en un plazo de 4 años cuando se hubiese expedido factura ni repercutir cuota alguna.
  • Respuesta: Los sujetos pasivos del IGIC tienen la obligación de repercutir dicho impuesto al tiempo de expedir y entregar la factura o documento análogo correspondiente, cuya emisión deberá efectuarse de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 6 del Real Decreto 2402/1985, de 18 de diciembre, por el que se regula el deber de expedir y entregar factura que incumbe a los empresarios y profesionales, estando obligado el destinatario de la operación a soportar dicha repercusión. Igualmente persiste durante un plazo de 4 años desde el devengo de la operación la obligación del sujeto pasivo de rectificar la repercusión realizada de haberse efectuado incorrectamente o se produzcan las circunstancias que, según lo dispuesto en el artículo 22 de la Ley 20/1991, dan lugar a la modificación de la base imponible. Dicho plazo de 4 años también regirá para el supuesto de que, no habiéndose repercutido cuota alguna, se hubiese expedido la factura o documento análogo correspondiente a la operación. No obstante, no procederá la rectificación de las cuotas repercutidas en los supuestos previstos en el artículo 20, número Dos, apartado 3 de la Ley 20/1991.

    Sin perjuicio de lo mencionado en el párrafo anterior, el sujeto pasivo mantiene la obligación de la declaración y liquidación de las cuotas devengadas en el período de liquidación correspondiente a su devengo ¿ o, en su caso, mediante una declaración-liquidación ocasional- o, de su rectificación con posterioridad. En el caso en que la rectificación de las cuota devengada implique un aumento de la inicialmente repercutida y no haya mediado requerimiento previo, deberá autoliquidarse mediante una declaración rectificativa, aplicándose a la misma el recargo y los intereses de demora que procedan, de conformidad con lo establecido en el artículo 61, número 3 de la Ley General Tributaria. No obstante, cuando la rectificación se funde en las causas de modificación de las base imponible establecidas en el artículo 22 de la Ley 20/1991 o se deba a un error fundado de derecho, el sujeto pasivo podrá incluir la diferencia correspondiente en la declaración-liquidación del período en que se deba efectuar la rectificación.

    Por el contrario, el supuesto específico de un incumplimiento por parte del sujeto pasivo de su obligación de repercusión del impuesto sobre el adquirente del bien o servicio, siempre que tampoco se haya efectuado la expedición y entrega de la correspondiente factura o documento análogo - y manteniéndose las obligaciones de declaración-liquidación de las cuotas correspondientes - limita la posibilidad de repercutir el impuesto al plazo de un año desde el devengo de la operación frente al plazo de 4 años que se prevé para el supuesto de una rectificación de una repercusión incorrecta, incluyéndose como tal aquella que, aún no habiéndose repercutido cuota alguna, sí se hubiese emitido la factura o documento análogo correspondiente.

Actualizado  14/12/2012