Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 438


  • Fecha salida:  22/12/2000
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art. 10.1.26), 27) y 28) Ley 20/1991 Art. 14.1.19) Ley 20/1991 Anexo II. 9º. Ley 20/1991 Normativa reglamentaria: Art. 11.1.26) RD. 2538/1994 Art. 24.4 RD. 2538/1994;
  • Texto consulta: El consultante realiza las siguientes consultas centradas en la aplicación del IGIC en el sector artesano: - Si la actividad artesana se acoge a algún régimen especial. - Si la actividad artesana se acoge a algún tipo de exención. - Tipos impositivos aplicables a la actividad artesana en su conjunto o a sus diferentes oficios y productos. - Diferencias de aplicación del IGIC a los artesanos y a las empresas artesanas. - Modificaciones previstas en el IGIC en lo que se refiere a la artesanía, a partir del año 2001. - Aplicación del IGIC a empresas privadas comercializadoras de productos artesanales exclusivamente. - Aplicación del IGIC a empresas públicas comercializadoras de productos artesanales exclusivamente.
  • Respuesta: Visto escrito de fecha 27 de noviembre de 2000, con registro de entrada número 398, presentado en esta Consejería de Economía, Hacienda y Comercio por don José Manuel García Pérez, en nombre de la Agencia de Empleo y Desarrollo Local del Ayuntamiento de Villa de Garafía, CIF: P3801600B, y con domicilio a efectos de notificaciones en calle Santo Domingo, C.P. 38787 de La Palma, , en el que se formula consulta tributaria relativa al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), esta Dirección General de Tributos, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias (en adelante, Ley 20/1991), en relación con el artículo 24.4 e), del Decreto 338/1995, de 12 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Consejería de Economía, Hacienda y Comercio, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO: El consultante realiza las siguientes consultas centradas en la aplicación del IGIC en el sector artesano: - Si la actividad artesana se acoge a algún régimen especial. - Si la actividad artesana se acoge a algún tipo de exención. - Tipos impositivos aplicables a la actividad artesana en su conjunto o a sus diferentes oficios y productos. - Diferencias de aplicación del IGIC a los artesanos y a las empresas artesanas. - Modificaciones previstas en el IGIC en lo que se refiere a la artesanía, a partir del año 2001. - Aplicación del IGIC a empresas privadas comercializadoras de productos artesanales exclusivamente. - Aplicación del IGIC a empresas públicas comercializadoras de productos artesanales exclusivamente

    SEGUNDO: En principio, no existe en la normativa del IGIC un tratamiento específico para la actividad artesana en cuanto a la existencia de un régimen especial, exención o tipo de gravamen, ni se prevé ninguna modificación legislativa o normativa respecto a dicha actividad a partir del año 2001. No obstante, existen ciertas referencias puntuales que se detallan a continuación: El artículo 10, número 1, de la Ley 20/1991 establece una serie de exenciones del IGIC en operaciones interiores, entre ellas, en su apartado 26), dispone la exención en ¿las entregas de pinturas o dibujos realizados a mano y las de esculturas, grabados, estampas y litografías, siempre que, en todos los casos, se trate de obras originales y se efectúen por los autores de las mismas o por terceros que actúen en nombre y por cuenta de aquéllos.¿ Reglamentariamente se desarrolla dicho precepto en el artículo 11, número 1, apartado 26) del Real Decreto 2538/1994, de 29 de diciembre, por el que se dictan normas de desarrollo relativas al Impuesto General Indirecto Canario y al Arbitrio sobre la Producción e Importación en las islas Canarias, creados por la Ley 20/1991, de 7 de junio, que añade al texto anterior el siguiente detalle: ¿Los marcos de las pinturas o dibujos, grabados, estampas y litografías sólo se incluirán en la exención cuando su naturaleza y valor estén en relación con los mismos.

    A efectos de este Reglamento se considerarán:

    a) Pinturas y dibujos realizados a mano, los confeccionados directamente por el artista empleando procedimientos exclusivamente manuales.

    No tendrán esta consideración: a') Las copias de pinturas o dibujos, aunque estén autenticadas por el artista. b') Las obras realizadas sobre un trazo o dibujo obtenido por procedimientos ordinarios de grabado o impresión. c') Las realizadas por medios mecánicos que tengan por objeto suplir la intervención humana. d') Los planos, dibujos de modistas o de joyas, las telas pintadas para decorados y, en general, los dibujos industriales. e') Los artículos de cerámica, mosaicos y demás objetos decorados a mano.

    b) Esculturas originales, las ejecutadas por el artista y el primer ejemplar obtenido del molde sacado de las mismas.

    No tendrán esta consideración: a') Los moldes, aunque estén construidos o sean diseñados por escultores. b') Las obras efectuadas por medios mecánicos, fotomecánicos o químicos. c') Las reproducciones en serie. d') Los objetos de artesanía y artículos típicos de carácter comercial.

    c) Grabados, estampas o litografías originales, las que, habiendo sido firmadas y numeradas por el artista, procedan directamente de una o varias planchas totalmente ejecutadas a mano por el mismo, cualquiera que sea la técnica empleada, excepto las obtenidas por medios mecánicos o fotomecánicos. Respecto a exenciones en importaciones de bienes, el artículo 14, número 1, apartado 19 de la Ley 20/1991, y en su desarrollo el artículo 24, número 4, del Real Decreto 2538/1994, siendo el tenor de éste último el siguiente: ¿Los bienes que a continuación se relacionan destinados a una exposición o manifestación similar: 1.º Las pequeñas muestras representativas de mercancías. 2.º Los que se utilicen exclusivamente en la realización de demostraciones o para permitir el funcionamiento de máquinas o aparatos presentados en dichos acontecimientos. 3.º Los materiales de escaso valor, tales como pinturas, barnices, papeles pintados, etc., para la decoración de los pabellones de los expositores y que se destruyan al emplearlos en dichos fines. 4.º Los impresos publicitarios, tales como catálogos, prospectos, listas de precios, anuncios, calendarios, fotografías no enmarcadas, etc., distribuidos gratuitamente con fines exclusivos de publicidad.

    En todo caso quedarán excluidos de los bienes enumerados anteriormente los productos alcohólicos, el tabaco en rama y manufacturado, los combustibles y los carburantes. A los efectos de este número 4 se entenderá por exposiciones o manifestaciones similares las exposiciones, ferias, salones o manifestaciones análogas del comercio, la industria, la agricultura o la artesanía u organizadas principalmente con fines filantrópicos, científicos, técnicos, de artesanía, artísticos, educativos, culturales, deportivos o religiosos o para el mejor desarrollo de las actividades sindicales, turísticas o de las relaciones entre los pueblos. Asimismo se comprenderán en este concepto, las reuniones de representantes de organizaciones o grupos internacionales y las ceremonias de carácter oficial o conmemorativo. Sin embargo, no se incluirán en tales exposiciones o manifestaciones las que se organicen con carácter privado en almacenes o locales comerciales para la venta de mercancías. La exención de este número 4 quedará condicionada al cumplimiento de los siguientes requisitos: a) El valor global o cantidad de los bienes importados habrá de estar en relación con la naturaleza de la manifestación y la importancia de la participación del expositor. b) Las muestras y los impresos sólo podrán tener carácter publicitario, llevando el nombre del expositor, y únicamente podrán destinarse a su distribución gratuita al público en el curso de la manifestación. c) Las muestras que consistan en productos alimenticios o bebidas y los materiales para demostraciones deberán ser consumidos en el curso de la manifestación.¿ Por último, el Anexo II de la Ley 20/1991 enumera las operaciones que tengan por objeto entregas, arrendamientos o importaciones de bienes a las que sea de aplicación el tipo impositivo incrementado del 13 por 100 del IGIC, entre las que en su apartado 9º se incluyen: ¿Joyas, alhajas, piedras preciosas y semipreciosas, perlas naturales, cultivadas y de imitación, objetos elaborados total o parcialmente con oro, plata o platino, las monedas conmemorativas de curso legal, los damasquiados y la bisutería.

    No se incluyen en el párrafo anterior: a) Los objetos de exclusiva aplicación industrial, clínica o científica. b) Los lingotes no preparados para su venta al público, chapas, láminas, varillas, chatarra, bandas, polvo y tubos que contengan oro o platino, siempre que todos ellos se adquieran por fabricantes, artesanos o protésicos para su transformación o por comerciantes mayoristas de dichos metales para su venta exclusiva a fabricantes, artesanos o protésicos. c) Las partes de productos o artículos manufacturados incompletos que se transfieran entre fabricantes para su transformación o elaboración posterior.

    A efectos de este impuesto se consideran piedras preciosas, exclusivamente, el diamante, el rubí, el zafiro, la esmeralda, el aguamarina, ópalo y la turquesa.

    Respecto a la consulta efectuada en relación a las diferencias de aplicación del IGIC a los artesanos y a las empresas artesanas, previamente se hace necesario concretar ambos términos para poder responder a la misma. Por tanto, se entenderá como artesano a aquél que elabora el producto artesano para después comercializarlo directamente al público o a través de una empresa artesana, y empresa artesana a aquella que adquiere los productos a los artesanos para comercializarlos al público, sin perjuicio de que el consultante realice cualquier ampliación a su consulta si los términos definidos no correspondan a la actividad objeto de consulta.

    Teniendo en cuenta lo citado al comienzo de esta consulta, es decir, la inexistencia de un régimen específico para los ¿artesanos¿ en el IGIC, aunque partiendo de la definición expuesta en el apartado anterior y sin posibilidad de realizar una análisis exhaustivo de todos los posibles supuestos en que dicha actividad puede verse afectada por la normativa del IGIC, se enumeran a continuación aquellos que se consideran más relevantes:

    Respecto a las exenciones en operaciones interiores, el artículo10, número 1, apartado 28) de la Ley 20/1991 establece la exención en las entregas de bienes y las prestaciones de servicios realizadas por sujetos pasivos personas físicas cuyo volumen total de operaciones realizadas durante el año natural inmediatamente anterior no hubiera excedido de 3.000.000 de pesetas. Este límite se revisará automáticamente cada año por la variación del índice de precios al consumo. Se aclara respecto a la presente exención que únicamente es aplicable a personas físicas y no a comunidades de bienes ni al resto de sujetos pasivos del IGIC a que se refiere el número 2 del artículo 19 de la Ley 20/1991. Para la aplicación de la exención en el presente ejercicio el importe del volumen de operaciones realizadas en el año 1999 no ha debido superar la cantidad de 3.789.356 pesetas (Resolución de la Dirección General de Tributos de la Consejería de Economía y Hacienda de 25 de enero de 2000, por la que se actualiza el límite previsto en el apartado 28 del nº 1 del artículo 10 de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias). Para el próximo ejercicio, se contempla en el proyecto de Ley de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social para el año 2000 que el límite cuantitativo citado anteriormente se establezca en 4.000.000 de pesetas.

    Otra exención, no aplicable en ningún caso a los artesanos pero que sí lo podría ser a lo que se ha denominado empresa artesana, es la relativa al comercio minorista. El apartado 27), número 1, del artículo 10 de la Ley 20/1991 establece la exención en operaciones interiores de las ¿entregas de bienes que efectúen los comerciantes minoristas¿¿. El concepto de comerciante minorista, que no hay que confundir con el de ¿comercio al por menor¿ del Impuesto sobre Actividades Económicas, se define en el número 3 del citado artículo 10 de la Ley 20/1991, conforme al cual para recibir tal denominación deberán concurrir los siguientes requisitos: ¿1º Que realicen con habitualidad ventas de bienes muebles o semovientes sin haberlos sometido a proceso alguno de fabricación, elaboración o manufactura, por sí mismos o por medio de terceros. 2º Que la suma de las contraprestaciones correspondientes a las entregas a las entregas de dichos bienes a quienes no tengan la condición de empresarios o profesionales o a la Seguridad Social, efectuadas durante el año precedente, hubiera excedido del 70 por 100 del total de las realizadas.

    Evidentemente, dicha exención no es aplicable a los artesanos en cuanto se incumple el primero de los requisitos expuestos con anterioridad, pudiendo ser aplicable, sin embargo, a las empresas artesanas en cuanto no realicen ningún proceso de elaboración de los productos artesanos y se ocupen de su comercialización.

    Respecto a la aplicación del IGIC a empresas privadas y públicas comercializadoras de productos artesanales exclusivamente, el carácter público o privado del capital social de dichas empresas no afecta en ningún sentido a la aplicación del Impuesto.

    Por último, tanto en el caso de artesanos como de empresas artesanas, y de no serles de aplicación las exenciones mencionadas con anterioridad, podrían estar incluidas en el régimen especial simplificado del IGIC, aplicable a los sujetos pasivos personas físicas y a las entidades en régimen de atribución de rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, si los epígrafes correspondientes a su actividad se encuentran entre los especificados en la Orden de 9 de marzo de 2000, por la que se fijan los índices, módulos y demás parámetros del régimen simplificado del Impuesto General Indirecto Canario y reúnen los requisitos previstos en su normativa reguladora, esencialmente el Título III, Capítulo I, de la Ley 20/1991, Capítulo II del Título III del Real Decreto 2538/1994 y Sección 1ª del Capítulo II del Título I del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las Normas de Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección del Impuesto General Indirecto Canario y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo..

    Lo que, de conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional Décima, número tres, de la Ley 20/1991, y con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, le comunico para su conocimiento y demás efectos.

Actualizado  14/12/2012