Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 432


  • Fecha salida:  11/12/2000
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art. Ley: Art. 10.1.9) y 10) Ley 20/1991 Art. 16 y 17 Ley 20/1991 Art. 24 Ley 19/1994;
  • Texto consulta: El consultante desarrolla dos actividades principales, de una parte, la consultoría en su más amplio sentido, lo que incluye la asesoría jurídica entre otras cosas y, de otra parte, la actividad científica e investigadora, con su natural proyección docente. A nivel empresarial, estas actividades se concretan en la realización de análisis (sobre consultas), estudios (investigación) y formación especializada (docencia), que se hacen buena parte de las veces a distancia. Se solicita aclaración respecto a las siguientes cuestiones:

    1º La regla general del artículo 17.1.2º de la Ley 20/1991 ¿implica la sujeción al IGIC y, por tanto, la no sujeción al IVA, para alguna de las actividades indicadas, cuando se realizan ¿desde Canarias¿?

    2º La regla especial del artículo 17.2.3º.a) de la misma Ley, aplicable a los servicios de carácter científico y docente ¿sigue siendo aplicable cuando su resultado sale fuera del territorio de Canarias mediante teletrabajo?

    3º La regla especial del artículo 17.2.5º.d) aplicable a los servicios de consultoría ¿está limitada a los servicios directamente vinculados a la actividad empresarial o profesional del destinatario?

    4º ¿En qué condiciones se aplicarían a la teleformación las exenciones del IGIC establecidas en el artículo 10.1, apartados 9º y 10º, de la Ley 20/1991, y los nuevos estímulos fiscales a la formación tecnológica? y, en general, ¿existen otros estímulos fiscales al teletrabajo desde Canarias distintos de los aquí considerados?

  • Respuesta: A la prestación de servicio de carácter docente le es de aplicación la regla especial prevista en el artículo17.2.3º.a) de la Ley 20/1991, entendiéndose prestados en el lugar en donde se realicen materialmente. En el supuesto de enseñanza a distancia, incluida la ¿teleformación¿, se entiende prestado el servicio docente donde reside el alumno y recibe la enseñanza. Por tanto si el alumno reside en Canarias se trataría de un servicio sujeto al IGIC y si reside fuera de Canarias se trataría de un servicio no sujeto al IGIC.

    En el supuesto de que exista entrega de material didáctico a los alumnos, y se preste el servicio de enseñanza a distancia con carácter accesorio respecto a dicha entrega, serán de aplicación las reglas establecidas para las entregas de bienes, entendiéndose realizada la entrega de bienes donde éstos se pongan a disposición del adquirente conforme a la regla general de localización de las entregas de bienes (artículo 16.1 de la Ley 20/1991) o bien, en el supuesto de bienes muebles corporales que deban ser objeto de transporte para su puesta a disposición del adquirente, en el lugar en que se encuentren aquéllos al tiempo de iniciarse la expedición o transporte (artículo 16.2.1º de la Ley 20/1991)

    De encontrarse sujetas al IGIC las prestaciones de servicio de enseñanza a distancia por realizarse en las islas Canarias, independientemente del medio utilizado para su desarrollo, podrán ser de aplicación la exenciones previstas para la enseñanza en los apartados 10.1.9) y 10.1.10) de la Ley 20/1991 conforme se detalla a continuación: La exención establecida en el artículo 10.1.9) requiere que las prestaciones de servicios educativos sean realizadas por centros docentes, entendidos como aquellos comprendidos en el ámbito de aplicación de las Leyes Orgánicas 11/1983, de 25 de agosto, de Reforma Universitaria y 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, no siendo aplicable, por tanto al consultante al no reunir el citado requisito. No obstante, podrá aplicarse la exención prevista en el apartado 10.1.10) de la Ley 20/1991 en la medida que las materias impartidas se encuentren incluidas en los planes de estudios de cualesquiera de los niveles y grados del sistema educativo.

    Respecto a los servicios profesionales de consultoría, asesoría, abogacía y análogos enumerados en el artículo 17.2 5º. d) de la Ley 20/1991 ¿en los que parece que se encuadran los desarrollados por el consultante en su actividad- los mismos se considerarán localizados en donde radique la sede de la actividad económica o el establecimiento permanente del destinatario de dichos servicios o, en su defecto, en el lugar de su domicilio. No obstante, cuando dicho destinatario este domiciliado en un Estado miembro de la Unión Europea y no sea empresario o profesional o bien los servicios prestados no estén relacionados con el ejercicio de la actividad empresarial o profesional del mismo, será de aplicación la regla general de localización de las prestaciones de servicios, es decir, donde esté situada la sede de la actividad económica de quien los preste, y, en el caso del consultante - establecido en las islas Canarias- se encontrarán sujetas al IGIC.

    Respecto a las peculiaridades tributarias de los servicios de telecomunicación en el marco del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, el artículo 24 de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, establece la exención de los servicios de telecomunicación que se presten en Canarias, sin embargo, no debe entenderse como servicios de telecomunicación aquellos consistentes en la prestación de servicios de asesoría, docentes, etc., por utilizarse dichos medios en su prestación, sino que debe atenderse a su verdadera naturaleza. Todo ello con independencia de que se incentive la prestación de servicios de telecomunicación mediante un régimen tributario más favorable.

Actualizado  14/12/2012