Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 266


  • Fecha salida:  16/03/1999
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - ART. LEY: 20.1.3; 20.1.4; 20.2 ART. REGLAMENTO: 45.1; 45.2; 46;
  • Texto consulta: El consultante expone que viene ejerciendo la actividad de restaurante de un tenedor desde hace bastantes años en un local que no es de su propiedad, por el que viene pagando una renta. Hace unos días, el propietario le ha reclamado el IGIC de dichos alquileres correspondiente a los últimos 3 años. En función de lo expuesto plantea las siguientes cuestiones:

    a) Teniendo en cuenta que el inquilino no ha pagado el IGIC, pues no se le reclamó a su debido tiempo y entendió que el propietario estaba exento del IGIC por no llegar al mínimo de ingresos para repercutirle el IGIC ¿Puede el propietario reclamar al inquilino el IGIC correspondientes a los mencionados 3 últimos años?

    b) En caso de poder reclamarle el IGIC ¿qué período estaría obligado el inquilino a abonar?

  • Respuesta: En el arrendamiento de local, el IGIC se devenga periódicamente a medida que resulten exigibles las sucesivas rentas o percepciones del canon arrendaticio, perdiéndose el derecho a la repercusión del IGIC cuando sin haber expedido o entregado factura, haya transcurrido un año desde la fecha que resultó exigible la parte del precio que comprenda cada percepción o renta. Así, en el supuesto planteado, el arrendador podrá repercutir las cuotas correspondientes a cada renta por arrendamiento respecto de las que, no habiéndose expedido ni entregado factura en la que se documenten las mismas, no ha transcurrido un año desde la fecha del devengo.

    Asimismo, el arrendador podrá efectuar la rectificación de las cuotas correspondientes a aquellas rentas por arrendamiento, ya documentadas en factura en tiempo y forma, realizadas por empresarios y profesionales actuando en su condición de tales, siempre que no hayan transcurrido más de cinco años desde la fecha del devengo; esta repercusión deberá efectuarse mediante la expedición de una factura de rectificación, con arreglo a lo previsto en el Real Decreto 2402/1985, de 18 de diciembre, por el que se regula el deber de expedir y entregar facturas que incumbe a los empresarios y profesionales.

    Por último, cabe destacar que las controversias que puedan producirse con referencia a la repercusión del impuesto, tanto respecto a la procedencia como a la cuantía de la misma, se consideran de naturaleza tributaria a los efectos de las correspondientes reclamaciones económicas administrativas, como dispone el número 6 del artículo 20 de la Ley 20/1991.

Actualizado  14/12/2012