Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 133


  • Fecha salida:  26/08/1997
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - ART. LEY: 22,25ART. REGLAMENTO: 48,52;
  • Texto consulta: La empresa a la que representa el consultante, establecida en las Islas Canarias, se dedica a la intermediación en el transporte, como Agente de Transito, de mercancías entre la Península e Islas Canarias. Las mercancías le son remitidas por una empresa establecida en la Península. La empresa establecida en la Península recoge las mercancías de distintos expedidores para remitirlas a las Islas Canarias a través de la empresa consultante. Esta última se hacer cargo de las mercancías desde la llegada a las islas hasta la entrega a los destinatarios de las mismas, realizando cuantas gestiones -públicas o privadas-, sean necesarias para hacerlas llegar a su destino. En el cumplimiento de diversos pactos contractuales, la empresa radicada en Canarias factura a la empresa peninsular, cuando los gastos son pagados en origen, los siguientes conceptos: Fletes, seguros, reexpediciones entre islas, tarifa G-3, naviera, APIC, IGIC, Tarifa Especial, transporte, despacho de Aduanas, financiación, impresos y timbres, peonaje, despachos ante la Administración Tributaria Canaria, almacenaje, gastos financieros, levantes y entregas, servicios ajenos al despacho de aduanas, TEC y honorarios como agente de tránsito. En razón de su exposición plantea a este Centro Directivo qué conceptos, entre los mencionados, están sujetos y no exentos al IGIC y, por tanto, está obligada a soportar la empresa transitaria peninsular que realiza el envío de la mercancía. Asimismo consulta el tipo impositivo que le sería de aplicación.
  • Respuesta: presentado en la Consejería de Economía y Hacienda por la entidad consultante, el día 6 de agosto de 1996 (R.E. 307 )en el que se formula consulta tributaria relativa al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), esta Dirección General de Tributos, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1991) en relación con el artículo 24.4.e) del Decreto del Gobierno de Canarias 338/1995, de 12 de diciembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- La empresa a la que representa el consultante, establecida en las Islas Canarias, se dedica a la intermediación en el transporte, como Agente de Transito, de mercancías entre la Península e Islas Canarias. Las mercancías le son remitidas por una empresa establecida en la Península. La empresa establecida en la Península recoge las mercancías de distintos expedidores para remitirlas a las Islas Canarias a través de la empresa consultante. Esta última se hacer cargo de las mercancías desde la llegada a las islas hasta la entrega a los destinatarios de las mismas, realizando cuantas gestiones -públicas o privadas-, sean necesarias para hacerlas llegar a su destino.
    En el cumplimiento de diversos pactos contractuales, la empresa radicada en Canarias factura a la empresa peninsular, cuando los gastos son pagados en origen, los siguientes conceptos: Fletes, seguros, reexpediciones entre islas, tarifa G-3, naviera, APIC, IGIC, Tarifa Especial, transporte, despacho de Aduanas, financiación, impresos y timbres, peonaje, despachos ante la Administración Tributaria Canaria, almacenaje, gastos financieros, levantes y entregas, servicios ajenos al despacho de aduanas, TEC y honorarios como agente de tránsito.
    En razón de su exposición plantea a este Centro Directivo qué conceptos, entre los mencionados, están sujetos y no exentos al IGIC y, por tanto, está obligada a soportar la empresa transitaria peninsular que realiza el envío de la mercancía. Asimismo consulta el tipo impositivo que le sería de aplicación.

    SEGUNDO.- Para resolver la cuestión planteada es necesario delimitar el hecho imponible de las distintas operaciones que están sujetas y los elementos que conforman la base imponible de las mismas; así como identificar quienes son los sujetos pasivos de cada una de ellas.

    A) Prestación de servicio de intermediario en el transporte.
    La empresa radicada en Canarias realiza, de forma habitual, una operación de prestación de servicios -intermediación en el transporte- sujeta al Impuesto General Indirecto Canario (art. 7.1.2. 15º y 17.1.1º de la Ley 20/1991, de 7 de junio, de modificación de los aspectos fiscales del Régimen Económico Fiscal de Canarias). Siendo esta empresa el sujeto pasivo del Impuesto (artículo 19.1.1º de la Ley 20/1991).
    La prestación de servicios la realiza para la empresa transitaria radicada en la Península y para los destinatarios -importadores- de las mercancías en Canarias.
    La base imponible en las prestaciones de servicios está constituida por el total de la contraprestación incluyéndose en este concepto los gastos de comisiones, envases, embalajes, portes y transportes, seguros, primas por prestaciones anticipadas, intereses de los pagos aplazados y cualquier otro crédito a favor de quien realice la prestación del servicio derivado tanto de la prestación principal como de las accesorias, los intereses devengados como consecuencia del retraso en el pago del precio y las subvenciones vinculadas directamente al precio de las operaciones sujetas. Igualmente se incluirán en la base imponible los tributos y gravámenes de cualquier clase que recaigan sobre las mismas operaciones gravadas, excepto el propio Impuesto General Indirecto Canario, el Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias y los Impuestos Especiales (artículo 22 de la Ley 20/1991).
    No obstante y al efecto de evitar la doble tributación de las prestaciones de servicios relacionadas con las importaciones, el artículo 14.7 de la reiterada ley, declara exentas las prestaciones de servicios cuya contraprestación esté incluida en la base imponible de las importaciones de bienes a que se refieran.
    Tampoco se incluirán en la base imponible los gastos en puertos o aeropuertos, seguros y fletes precisos para el traslado desde la isla en la que los bienes han sido importados o fabricados hasta la isla de entrega (artículo 22.3 d)).
    Por otra parte no se incluirán en la base imponible las sumas pagadas en nombre y por cuenta del cliente, en virtud de mandato expreso del mismo, que figuren contabilizadas por quien entregue los bienes o preste los servicios en las correspondientes cuentas específicas (artículo 22.3 c) de la Ley 20/1991).

    B) Importación de bienes
    Los destinatarios de los bienes, para las cuales la empresa radicada en Canarias presta sus servicios, realizan operaciones sujetas al IGIC por el concepto de importaciones. Siendo ellos mismos los sujetos pasivos como destinatarios de los bienes importados (artículos 4, 8 y 21 de la referida Ley 20/1991).
    Como regla general, la base imponible en las importaciones de bienes está constituida por el resultado de adicional al ¿Valor en Aduana¿ los siguientes conceptos en cuanto no están comprendidos en el mismo: 1º Cualquier gravamen o tributo devengado con ocasión de la importación, con excepción del propio Impuesto General Indirecto Canario, el Arbitrio sobre la producción e Importación, los derechos de Tarifa Especial del Arbitrio Insular a la Entrada de Mercancías y los Impuestos Especiales ; y, 2º los gastos accesorios y complementarios, tales como comisiones, embalajes, portes y seguros que se produzcan desde la entrada en las Islas Canarias hasta el primer lugar de destino en el interior de dichos territorios (artículo 25.1º de la Ley 20/1991).
    A estos efectos se considerará como primer lugar de destino el que figure en el documento de transporte al amparo del cual los bienes son introducidos en las Islas Canarias. De no existir esta indicación, se considerará que el primer lugar de destino es aquél en que se produce la primer desagregación o separación del cargamento en el interior de dichos territorios.
    No obstante, cuando el primer lugar de destino estuviera emplazado en cualquier isla y la entrada se realizara por isla diferente a la de destino, no se adicionarán al ¿Valor en Aduana¿ los gastos pormenorizados del párrafo anterior, cuando tuvieran por objeto permitir el traslado de los bienes a la isla de destino (artículo 25.2 de la Ley 20/1991).
    En virtud de lo establecido en el Reglamento (CEE) 2913/92 por el que se aprueba el Código Aduanero Comunitario, de 12 de octubre, en sus artículos 29 y 32, se establece que, como regla general el Valor en Aduana estará conformado por los siguientes elementos: a) el valor de transacción, es decir, el precio pagado o por pagar y, b) al precio efectivamente pagado o por pagar se sumarán los siguientes elementos que se relacionan de forma sucinta: las comisiones y gastos de corretaje, salvo las comisiones de compra; el coste de los envases y embalajes; el valor, imputado de forma adecuada, de los bienes y servicios siguientes: materiales, componentes, partes y elementos similares incorporados, herramientas, matrices, moldes y objetos similares, materiales consumidos en la producción de las mercancías importadas, trabajos de ingeniería, de desarrollo, artísticos y de diseño, planos y croquis; cánones y derechos de licencia; los gastos de transporte y de seguro de las mercancías importadas, los gastos de carga y de manipulación asociados al transporte de las mercancías importadas hasta su punto de entrada de las mercancías importadas.

    TERCERO.- Habiendo establecido, conforme al apartado anterior, la existencia de dos operaciones (prestación de servicios e importación de bienes) y con sujeto pasivo distinto (la empresa consultante y los distintos clientes/importadores), esta Dirección General considera ajustadas a derecho las siguientes conclusiones:

    .- Las Prestaciones de servicios, en general, son operaciones sujetas y no exentas del Impuesto General Indirecto Canario. Siendo los sujetos pasivos las personas físicas o jurídicas que tengan la consideración de empresarios o profesionales y presten servicios sujetos al Impuesto.
    No obstante estarán exentas las prestaciones de servicios cuya contraprestación esté incluida en la base imponible de las importaciones de bienes a que se refieran.
    La base imponible en las prestaciones de servicios está constituida por el total de la contraprestación.
    En particular se incluyen en este concepto los gastos de comisiones, portes y transportes, seguros, primas por prestaciones anticipadas, intereses de los pagos aplazados y cualquier otro crédito a favor de quien realice la prestación del servicio derivado tanto de la prestación principal como de las accesorias, los intereses devengados como consecuencia del retraso en el pago del precio. Igualmente se incluirán en la base imponible los tributos y gravámenes de cualquier clase que recaigan sobre las mismas operaciones gravadas, excepto el propio Impuesto General Indirecto Canario, el Arbitrio sobre la Producción e Importación en las islas Canarias y los Impuestos Especiales.
    La entidad consultante, prestadora de un servicio de intermediación en el transporte, como sujeto pasivo del IGIC, deberá incluir en la base imponible, los siguientes elementos consultados:

    a) Los honorarios como Agente de Transito.
    b) Los gastos financieros por prórroga en los cobros de las facturas.
    c) Impresos y timbres.
    d) Peonaje propio producido con posterioridad al lugar de ruptura de la carga en cuanto no esté incluido en la base imponible de la importación.
    e) Los gastos de almacenaje producidos con posterioridad a la ruptura de la carga en cuanto no esté incluido en la base imponible de la importación.
    f) Los servicios ajenos al despacho de aduanas.
    g) Aquellos otros gastos que se hayan originado y no hayan sido abonados en nombre y por cuenta de su cliente.

    El tipo impositivo aplicable a las operaciones de intermediación es el general del 4.5% (Disposición Adicional Octava de la Ley 20/1991). ç

    2º.- La base imponible en las importaciones de bienes estará integrada por el valor en aduana, los tributos devengados con ocasión de la importación, excepto el Impuesto General Indirecto Canario, el Arbitrio sobre la Producción e Importación, los derechos de la Tarifa Especial y los Impuestos Especiales, y los gastos accesorios y complementarios hasta la descarga inclusive de las mercancías en el primer lugar de destino en el interior del Archipiélago Canario.
    En concreto deberán integrarse en la base imponible de las importaciones de bienes los gastos de transporte, seguro, comisiones, embalajes, tarifas portuarias o aeroportuarias, la descarga y otros análogos que se hayan originado, tanto fuera del territorio de aplicación del Impuesto como dentro de dicho ámbito, hasta el mencionado primer lugar de destino de los bienes importados.
    No se incluirán, por producirse después de la descarga de las mercancías, los honorarios del Agente de Aduanas ni los honorarios del Agente de Tránsito. Tampoco incluirá en la base imponible los gastos de transporte interior cuando el primer lugar de destino estuviera emplazado en una isla de destino distinta ala de entrada.
    Los sujetos pasivos en las importaciones de bienes serán quienes las realicen. Considerándose importadores a los destinatarios de los bienes importados, sean adquirente, cesionarios o propietarios de los mismos, o bien consignatarios que actúen en nombre propio en la importación de dichos bienes.
    Por ello, no se integrarán en la base imponible de la prestación de servicios que realiza la empresa consultante, en tanto que han sido incluidos en la de la importación por el sujeto pasivo obligado a ello, los siguientes conceptos consultados:

    a) Fletes.
    b) Seguros que estén relacionados con la mercancía importada.
    c) Las tarifas portuarias o aeroportuarias.
    d) Coste por el personal autónomo de carga y descarga hasta el primer lugar de destino o desagregación de la carga.
    e) Levantes y entregas.
    f) Tarifa exterior.

    Los tipos impositivos a la importación responderán a la naturaleza de las distintas mercancías importadas.

    .- No se incluirán en la base imponible de las prestaciones de servicios de la entidad consultante, las sumas pagadas en nombre y por cuenta del cliente, en virtud de mandato expreso del mismo, que figuren contabilizadas por quien presta los servicios en las correspondientes cuentas específicas, debiendo justificar la cuantía de tales gastos sin que pueda proceder a la deducción del Impuesto que eventualmente los hubiera gravado.
    La entidad consultante no deberá incluir en la base imponible los siguientes elementos consultados:

    a) Los gastos de despacho de Aduanas.
    b) Los gastos de despacho ante la Administración Tributaria Canaria.
    c) El APIC.
    d) El IGIC.
    e) La Tarifa Especial.
    f) El Recargo de Minorista.

    Todo lo cual con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 25/95, de 20 de julio, comunico a Vd. A los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012