Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 94


  • Fecha salida:  02/09/1996
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991 Dec338/1.995;
  • Texto consulta: Visto el escrito presentado en la Consejería de Economía y Hacienda , por la entidad conultante, el día 28 de marzo de 1996 (R.E. 5235 de la Administración Tributaria Insular de G.C.), en el que se formula consulta tributaria en relación al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), esta Dirección General, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1.991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1.991) en relación con el artículo 24.4.e) del Decreto del Gobierno de Canarias 338/1.995, de 12 de diciembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- Acorde con el escrito presentado por el instante las viviendas que regenta la Comunidad de Propietarios consultante se encuentran en la actualidad calificadas como Viviendas de Protección Oficial (V.P.O.) en régimen mixto general especial, siendo los promotores de dichas viviendas la propia Comunidad de Propietarios. Las cuestiones planteadas son las siguientes:
    a).- )Ha de soportar la Comunidad IGIC por los trabajos que le realicen?
    b).- Caso afirmativo, tipo impositivo aplicable.
    c).- En su caso, el porcentaje que corresponda, )se aplica sólo sobre el montante del costo del trabajo o sobre éste más el beneficio correspondiente?

    SEGUNDO.- En consonancia con lo regulado en los artículos 3 y 4 de la Ley 20/991, están sujetas al Impuesto por el concepto de entregas de bienes y prestaciones de servicios las efectuadas por empresarios y profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, en el ámbito territorial de las islas Canarias.
    Por su parte los artículos 16.2.31 y 17.2.11 disponen que tanto las entregas de bienes inmuebles como los servicios directamente relacionados con los mismos, se entenderán realizados en el lugar donde radiquen los bienes inmuebles a que se refieran.
    Así pues, las ejecuciones de obra que tengan por objeto inmuebles (en este caso concreto, viviendas) radicados en las Islas Canarias están sujetas al IGIC.

    TERCERO.- El artículo 20.Uno.1 de la Ley 20/1991 regula que los sujetos pasivos -en el supuesto contemplado, tendrán tal consideración con carácter general quien ejecute la obra que se trata, salvo que el mismo no esté establecido en las islas Canarias y se produzca la inversión del sujeto pasivo (artículo 19 de la Ley)- deberán repercutir íntegramente el importe del impuesto sobre aquél para quien se relice la operción gravada -en este caso, la Comunidad de propietarios consultante- quedando ésta obligada a soportarlo siempre que la repercusión se ajuste a lo dispuesto en la Ley, cualesquiera que fueran las estipulaciones existentes entre ellas.

    CUARTO.- Por lo que se refiere al tipo impositivo aplicable, deben resaltarse en relación a la cuestión planteada, las siguientes notas:
    Las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista, que tengan por objeto la construcción y rehabilitación de las viviendas calificadas administrativamente como de protección oficial de régimen especial, tributarán por IGIC al tipo del 0% (artículo 27.1.11 f) de la Ley 20/1991).
    A tales efectos, se considerarán de rehabilitación las actuaciones destinadas a la reconstrucción mediante la consolidación y el tratamiento de estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas, siempre que el coste global de estas operaciones exceda del 25% del precio de adquisición si se hubiese efectuado durante los dos años inmediantamente anteriores o, en otro caso, del
    verdadero valor que tuviera la edificación o parte de la misma antes de su rehabilitación.
    Acorde con lo anterior, no resultará de aplicación el tipo cero del IGIC respecto a los trabajos realizados a favor de la Comunidad de Propietarios consultante, cuando:

    a).- La Comunidad no contrate dichos trabajos en su calidad de promotores de las viviendas.
    b).- Los trabajos realizados no consistan en la construcción o rehabilitación (con el alcance recogido en la propia Ley) de las viviendas (por ejemplo, trabajos de mantenimiento o reparación).
    c).- Las viviendas objeto de tales trabajos no se califiquen como de protección oficial de régimen especial.

    Por su parte el número 11 del apartado 1 del Anexo I de la Ley 20/1991 establece la aplicación del tipo reducido del IGIC del 2% a las ejecuciones de obras, con o sin aportación de materiales, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista, que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de las viviendas calificadas administrativamente como de protección oficial de régimen general.
    Así pues, se distinguen los siguientes supuestos, en relación con la consulta planteada:

    11.- Contratos debidamente suscritos por la Comunidad de Propietarios consultante, en su calidad de promotor de las viviendas con el contratista y que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de viviendas de protección oficial de régimen especial: tipo impositivo aplicable, el 0%.
    21.- Contratos directamente suscritos por la Comunidad de propietarios consultante, en su calidad de promotor de las viviendas, con el contratista y que tengan por objeto la construcción y rehabilitación de viviendas de protección oficial de régimen general: tipo impositivo aplicable, 2%.
    31.- Otros: contratos no suscritos por la Comunidad en su calidad de promotor de las viviendas; contratos que tengan por objeto trabajos que no consistan en la construcción o rehabilitación de las viviendas; que las viviendas no se califiquen de protección oficial: tipo impositivo aplicable, el 4%.

    QUINTO.- En relación al importe sobre el que ha de aplicarse el tipo impositivo que corresponda (es decir, de la base imponible), éste viene definido, con carácter general, en el artículo 22 de la Ley 20/1991 como el importe total de la contraprestación, lo que supone que forma parte de dicha base imponible el margen de beneficio correspondiente.
    En los artículos 2 y siguientes del artículo señalado se aclaran diversos extremos relativos al concepto de contraprestación.

    Todo lo cual, con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 25/95, de 20 de julio, comunico a Vd. a los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012