Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 69


  • Fecha salida:  01/08/1995
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Art.3 Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Visto el escrito presentado en la Consejería de Economía y Hacienda, por la entidad consultante, el día 10-07-1995 (R.E. nº 5307), relativa al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), esta Dirección General, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1.991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1.991) en relación con la letra e) del apartado 4, del artículo 26, del Decreto del Gobierno de Canarias 230/1.991, de 20 de septiembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- La entidad consultante es una empresa de representaciones y distribuciones de productos de alimentación y bebidas. En el desarrollo de su actividad, frecuentemente contrata servicios de publicidad y promoción para un determinado producto, por los que recibe las correspondientes facturas que procede a pagar.
    Asimismo, periódicamente, la entidad consultante, emite a su vez factura al fabricante del producto en cuestión por la publicidad contratada y pagada, planteándoseles en este punto las siguientes dudas:
    1.- ¿Han de repercutir IGIC en la factura que emitan al fabricante, bien sea éste de Canarias, Península o U.E.?
    2.- En caso afirmativo, la base imponible del IGIC en dicha factura ¿por qué vendría constituida?
    Debe resaltarse que, a tenor del contenido del escrito de consulta presentada, el instante al intermediar en la contratación de servicios de publicidad y promoción, parece actuar en nombre propio.

    SEGUNDO.- Acorde con lo previsto en el artículo 7.2.15º de la Ley 20/1991, cuando un agente o comisionista actúe en nombre propio y medie en una prestación de servicio se entenderá que ha recibido y prestado por sí mismo los correspondientes servicios.
    Así, en el supuesto consultado, es posible distinguir las siguientes operaciones:
    A).- Una operación de publicidad o promoción prestada por terceras personas (a quien el instante denomina en su escrito "clientes") a favor de la entidad consultante
    B).- Otra operación de publicidad o promoción prestada por la entidad consultante, a favor del fabricante del producto que se trata.

    TERCERO.- El artículo 17.2.5º de la Ley 20/1991 dispone en su letra c) que los servicios publicitarios se entenderán prestados donde radique la sede de la actividad económica o el establecimiento permanente del destinatario de dichos servicios o, en su defecto, en el lugar de su domicilio.
    En consonancia con ello, y en relación a las operaciones que se han distinguido en el número anterior de este escrito, se señala lo siguiente:

    a).- Los servicios de publicidad prestados por los denominados "clientes" a la entidad consultante, domiciliada ésta en el ámbito territorial de las Islas Canarias, se entienden realizadas en dicho ámbito territorial, tratándose por tanto de operaciones sujetas y en principio no exentas de IGIC, el cual deberá ser repercutido por los mencionados clientes a la entidad consultante, en las correspondientes facturas que proceda emitir por dichos servicios.
    b).- Por lo que se refiere a los servicios de publicidad prestados por la entidad consultante, a los fabricantes de los productos, se distingue:

    1.- Si dichos fabricantes, destinatarios de la operación de publicidad, se encuentran domiciliados o tienen algún establecimiento permanente en las Islas Canarias, tal operación se entenderá realizada en el ámbito de aplicación del IGIC quedando pues sujeta y en principio no exenta al mismo, debiendo en consecuencia la entidad consultante, repercutir el Impuesto a los fabricantes en las pertinentes facturas que emita.
    2.- Si los fabricantes no tienen establecimiento permanente alguno en Canarias y se encuentran domiciliados en la Península, Islas Baleares, Ceuta, Melilla, Países Comunitarios o Terceros Países, la operación se entiende realizada fuera de las Islas Canarias, no quedando por tanto sujeta a IGIC y no procediendo pues su repercusión ya que el mismo no se devenga, con independencia de que sí pueda originarse otro impuesto de análoga naturaleza (tal como el Impuesto sobre el Valor Añadido, caso de que el fabricante se encuentre domiciliado o tenga establecimiento permanente en Península o Islas Baleares).

    CUARTO.- En relación a la cuestión de qué partidas integran, en su caso, la base imponible impositiva del IGIC que ha de reflejarse en la factura emitida por la entidad consultante por los servicios de publicidad prestados al fabricante, el artículo 23.7 de la Ley 20/1991 establece que en las adquisiciones de servicios realizadas por cuenta de terceros, cuando quien adquiera los servicios actúe en nombre propio, la base imponible de la operación realizada entre el comisionista y el comitente estará constituida por la contraprestación convenida por el comisionista más el importe de la comisión.
    El importe de la contraprestación se calculará acorde con las normas recogidas en el artículo 22 de la Ley 20/1991. En particular, la letra d), del número 2 del citado precepto regula que se incluirán, entre otros conceptos, en el importe de la contraprestación, "los tributos y gravámenes de cualquier clase que recaigan sobre las mismas operaciones gravadas, excepto el propio Impuesto General Indirecto Canario, el Arbitrio sobre la Producción e Importación en las Islas Canarias y los Impuestos Especiales". Siguiendo el ejemplo numérico expuesto en el escrito de consulta presentado, la situación sería la siguiente:

    a).- El "cliente" emite la siguiente factura a la entidad consultante:
    Promoción 100.000.-
    4% IGIC 4.400.-
    Total 104.000.-
    b).- la entidad consultante, emite la siguiente factura al fabricante domiciliado o con establecimiento permanente en las Islas Canarias (suponiendo una comisión del 10% de la contraprestación).
    Promoción 110.000.-
    4% IGIC 4.400.-
    Total 104.000.-

    QUINTO.- A fin de que la presente contestación sea lo más completa y clarificadora posible, se resume en las siguientes notas cuál sería la situación, de actuar la entidad consultante, en nombre ajeno en la contratación de los servicios de promoción y publicidad.
    Se distinguirían las siguientes operaciones:

    a).- Prestación de servicio de promoción prestada por el "cliente" directamente al fabricante.
    En este caso, en la correspondiente factura figurará el fabricante como destinatario. Atendiendo a la regla especial de lugar de realización de los servicios de publicidad, el cliente repercutirá el IGIC al fabricante en el caso de que éste se encuentre domiciliado o tenga algún establecimiento permanente en las Islas Canarias. De no ser así, la operación no se encuentra sujeta a dicho gravamen. La base imponible del IGIC vendrá constituida, en su caso, por el importe de la contraprestación, calculada acorde con las normas recogidas en el artículo 22 de la Ley 20/1991.
    b).- Prestación del servicio de mediación prestado por la entidad consultante, al fabricante.
    Acorde con el contenido de la letra n) del artículo 17.2, apartado 5º, en combinación con la letra c) del mismo precepto, los servicios de mediación y gestión en los servicios de publicidad, cuando el intermediario o gestor actúe en nombre y por cuenta ajena, se entenderán prestados donde radique la sede de la actividad económica o el establecimiento permanente del destinatario de dichos servicios, o en su defecto, en el lugar de su domicilio (salvo que el destinatario esté domiciliado en un Estado miembro de la Comunidad Económica Europea y no sea empresario o profesional o que los servicios prestados no estén relacionados con el ejercicio de la actividad empresarial o profesional del mismo, en cuyo caso sería de aplicación la regla general que atiende a dónde está radicada la sede social, o el establecimiento permanente o el domicilio del prestador del servicio, si bien éste no es el caso que se trata).
    Así, si el fabricante comitente se encuentra domiciliado o tiene establecimiento permanente en las Islas Canarias, la entidad consultante, deberá repercutirle el IGIC en la pertinente factura que le emita por sus servicios de mediación. En otro caso, la operación no estaría sujeta a IGIC, sin perjuicio de su sujeción a otro impuesto de análoga naturaleza. La base imponible del IGIC vendría constituida, en su caso, por el importe de la contraprestación, calculada ésta acorde con las normas contenidas en el artículo 22 de la Ley 20/1991.

    Todo lo cual, con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 25/1.995, de 20 de julio, comunico a Vd. a los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012