Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 53


  • Fecha salida:  21/07/1994
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
  • Texto consulta: Visto el escrito presentado en la Consejería de Economía y Hacienda , por la entidad consultante, el día 25-5-94 (R.E.3608), en el que se formula consulta sobre diversos aspectos relativos al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), esta Dirección General, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1.991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1.991) en relación con la letra e) del apartado 4, del artículo 26, del Decreto del Gobierno de Canarias 230/1.991, de 20 de septiembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- El instante plantea las siguientes dudas relativas a la correcta manera de proceder, por parte de empresas no radicadas en las Islas Canarias, en relación al IGIC:

    a).- )Deben dichas empresas facturar el IGIC?
    b).- Caso negativo, )Están obligadas a soportar el que le repercutan otras empresas?
    c).- Si es así, )pueden recobrar dichos importes?

    SEGUNDO.- En relación a la primera de las cuestiones planteadas, se reseñan los siguientes extremos:

    1).-Acorde con lo dispuesto en los artículos 31 y 41 de la Ley 20/1991, están sujetas al Impuesto General Indirecto Canario las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en las Islas Canarias por empresarios y profesionales, a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, así como las importaciones de bienes en dicho territorio, cualquiera que sea el fin a que se destinen o la condición del importador.

    2).- En los artículos 10 a 15 de la Ley 20/1991 se establecen una serie de operaciones que quedan exentas del Impuesto, y por tanto eximidas de tributar.

    3).- Por su parte en los artículos 16 y 17 de la Ley citada se regulan los criterios a aplicar a fin de determinar el lugar en que se entienden realizadas las entregas de bienes o prestación de servicios, al objeto de conocer si dichas operaciones tienen lugar dentro del ámbito de aplicación del Impuesto -las Islas Canarias- o por el contrario se producen fuera de dicho territorio, tratándose en este segundo caso de operaciones no sujetas al IGIC.

    4).- El artículo 19 de la Ley reguladora del IGIC estipula que son sujetos pasivos del Impuesto en las entregas de bienes y en las prestaciones de servicios:
    a) Con carácter general, las personas físicas o jurídicas que tengan la condición de empresarios o profesionales y realicen las entregas de bienes o presten los servicios sujetos al Impuesto.
    b) Excepcionalmente, tendrán dicha consideración los empresarios o profesionales para quienes se realicen las operaciones sujetas a gravamen, cuando las mismas se efectúen por personas o entidades no establecidas en las Islas Canarias (inversión del sujeto pasivo). A los efectos señalados, se consideran establecidos en un determinado territorio a los sujetos pasivos que tengan en el mismo la sede de su actividad económica, un establecimiento permanente o su domicilio fiscal, aunque no realicen las operaciones sujetas desde un establecimiento situado en las Islas Canarias. Se considerará establecimiento permanente cualquier lugar fijo de negocios donde el sujeto pasivo realice actividades empresariales o profesionales. En particular tendrán esta consideración:

    * La sede de dirección, sucursales, oficinas, fábricas, talleres, instalaciones, almacenes, tiendas y, en general, las agencias o representaciones autorizadas para contratar en nombre y por cuenta del sujeto pasivo.
    * Las minas, canteras o escoriales, pozos de petróleo o de gas u otros lugares de extracción de productos naturales.
    * Las obras de construcción, instalación o montaje efectuadas por el sujeto pasivo y cuya duración exceda de doce meses.
    * Las explotaciones agrarias, forestales o pecuarias. Asimismo, se consideran establecidos en las Islas Canarias, a los efectos del IGIC, los titulares de bienes inmuebles situados en dicho territorio que se cedan en arrendamiento.

    5) Los sujetos pasivos deberán repercutir íntegramente el importe del Impuesto sobre aquél para quien se realice la operación gravada; dicha repercusión se efectuará mediante factura o documento equivalente (artículo 20 de la Ley 20/1991, modificado por el Real Decreto Ley 21/1993, de 29 de diciembre, y por el Real Decreto Ley 16/1994, de 7 de junio. Así pues, aunando todos los puntos señalados, resulta claro que sólo vendrán obligados a repercutir en factura el IGIC, aquellos empresarios o profesionales que se encuentren establecidos en Canarias y exclusivamente por aquellas operaciones que realicen que se encuentren sujetas y no exentas del Impuesto. De acuerdo con todo lo anterior, una empresa no establecida en las Islas Canarias, en el sentido amplio expuesto, no tendrá la consideración de sujeto pasivo del Impuesto por las entregas de bienes y prestaciones de servicios sujetas al IGIC que realicen, no estando obligada en consecuencia a repercutir ni liquidar el Impuesto.


    TERCERO.- Por lo que se refiere a la obligación de soportar el Impuesto que otras empresas les repercutan, la redacción del artículo 20 de la Ley 20/1991 es clara al respecto, sin que sean precisas más aclaraciones: "1.- Los sujetos pasivos deberán repercutir íntegramente el importe del Impuesto sobre aquél para quien se realice la operación gravada, quedando éste obligado a soportarlo siempre que la repercusión se ajuste a lo dispuesto en esta Ley y sus normas reglamentarias, cualesquiera que fueran las estipulaciones existentes entre ellos".


    CUARTO.- En cuanto a la cuestión de si se pueden recobrar los importes de las cuotas soportadas por dichos sujetos no establecidos en las Islas Canarias que les hayan sido repercutidos por otros sujetos pasivos del Impuesto, tal posibilidad se encuentra regulada en el artículo 48 de la Ley 20/1991. El citado precepto prevé que los empresarios o profesionales no establecidos en Canarias puedan ejercitar el derecho a la devolución del IGIC que hayan satisfecho o, en su caso, les haya sido repercutido en dicho territorio, incluida la carga impositiva implícita, siempre que concurran los siguientes requisitos:
    11).- Que estén establecidos en la Península, Islas Baleares, Ceuta, Melilla, en otros Estados Miembros de la Comunidad Europea o en Terceros Países siempre que, en este último caso, se acredite la reciprocidad.
    21).- Que realicen en dichos territorios actividades empresariales o profesionales sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido o a un tributo análogo.
    31).- Que durante el período a que se refiere la solicitud, los interesados no hayan realizado en las Islas Canarias operaciones sujetas al IGIC distintas de:
    a) aquéllas en las que los sujetos pasivos del Impuesto sean las personas para las que se realicen las mismas (inversión del sujeto pasivo).
    b) las de transporte y prestaciones de servicios accesorias a las mismas exentas (acorde con lo dispuesto en los artículo 111 -salvo su número 2-, artículo 121, artículo 131, números 1 y 2, artículo 141.7 y artículo 151 de la Ley 20/1991). Verificados los requisitos descritos, las personas físicas o jurídicas en quienes concurran los mismos, tendrán derecho a solicitar la devolución de las cuotas del IGIC que hayan soportado en las adquisiciones e importaciones de bienes y servicios, siempre y cuando dichos bienes y servicios se empleen en la utilización de las operaciones que a tal efecto se recogen en la Ley (referidas en el número 4, apartado 11, letras b), c) y d), y apartado 21, del artículo 291 de la Ley 20/1991, así como en la letra a) expresada en el requisito 31 anterior). Se apuntan también las siguientes notas:
    * Las solicitudes de devolución únicamente podrán referirse al período de liquidación o al año natural inmediatamente anterior.
    * Las personas o entidades que, no estando establecidas en la Comunidad Económica Europea, pretendan hacer uso del derecho a la devolución descrita, deberán nombrar previamente un representante legal residente en España.
    * No serán admisibles las solicitudes de devolución por un importe total inferior a 25.000 pesetas. No obstante, podrán admitirse las solicitudes de devolución por un importe superior a 3.000 pesetas cuando el período de referencia sea al año natural.
    * Las devoluciones referidas quedan sujetas a las limitaciones y exclusiones del derecho a deducir previstas en la Ley. Se señala por último que el procedimiento de este tipo de devoluciones se encuentra desarrollado en el artículo 10 del Decreto 182/1992, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las normas de gestión, liquidación, recaudación e inspección del IGIC y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo.
    Todo lo cual, con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 10/85, de 26 de abril, comunico a Vd. a los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012