Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 44


  • Fecha salida:  12/05/1994
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Visto el escrito presentado por la entidad consultante, el día 10 de mayo de 1.994 (R.E. 1244), en el que se formula consulta sobre la sujeción o no al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) de un arrendamiento de local de negocios, esta Dirección General, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1.991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1.991) en relación con la letra e) del apartado 4, del artículo 26, del Decreto del Gobierno de Canarias 230/1.991, de 20 de septiembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- El artículo 4 de la Ley 20/91, de 7 de junio dice que estarán sujetas al impuesto por el concepto de entrega de bienes y prestaciones de servicios las efectuadas por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional. Por su parte el artículo 5.4.a) del mismo texto legal, manifiesta que a los efectos del impuesto, tendrán la consideración de empresarios o profesionales los arrendadores de bienes.

    SEGUNDO.- El artículo 7.2.2º de la Ley 20/91, manifiesta que se considerarán prestaciones de servicios los arrendamientos de bienes, industria o negocio, empresas o establecimientos mercantiles, con o sin opción de compra.

    TERCERO.- El artículo 19 de la Ley 20/91, de 7 de junio, por su parte, dispone que tienen la consideración de sujetos pasivos las comunidades de bienes y demás entidades que careciendo de personalidad jurídica constituyan una unidad económica o un patrimonio separado susceptible de imposición, cuando realicen operaciones sujetas al impuesto. A este respecto establece el artículo 392, del Código Civil que existen comunidades de bienes cuando la propiedad de una cosa o derecho pertenece proindiviso a varias personas.
    En consecuencia, el arrendamiento del local de negocio objeto de la consulta formulada, es una operación sujeta y no exenta, cuyo sujeto pasivo es la comunidad de bienes.
    El artículo 10.1.28 de la Ley 20/91, establece la exención en cuanto las entregas de bienes y prestaciones de servicios se relicen por sujetos pasivos personas físicas.
    La comunidad de bienes no es persona física, por tanto, no resulta aplicable a la misma la exención indicada.

    CUARTO.- En cuanto al tipo impositivo que resulta aplicable al arrendamiento del local de negocios que nos ocupa, y dado que el mismo tiene consideración de prestación de servicios, le es aplicable el tipo general del 4%, en virtud de lo establecido en la Disposición Adicional Octava Uno 3, en relación con el artículo 27.1.4º de la Ley 20/91, de 7 de junio, tras la modificación operada por el Real Decreto Ley 7/93, de 21 de mayo.

    QUINTO.- El arrendador, en este caso la comunidad de bienes, está sujeta al impuesto y, por tanto, deberá efectuar todas las obligaciones formales y materiales establecidas al efecto, y singularmente la de repercutir el tributo sobre el arrendatario, quedando éste obligado a soportarlo, es decir, satisfacérselo a quienes se lo han repercutido (artículo 20.1 de la Ley 20/1991). Asimismo deberá cumplir todas las obligaciones formales establecidas al efecto, singularmente, la de expedir y entregar factura y demás inherentes a la gestión del tributo que se determinan en el Decreto 182/92, de 15 de diciembre, por el que se aprueban las normas de gestión, liquidación, recaudación e inspección del Impuesto General Indirecto Canario y la revisión de los actos dictados en aplicación del mismo, en su artículo 28, siguientes y concordantes. Es decir, el arrendador debe formalizar el alta censal (modelo 400) y repercutir el 4% del impuesto sobre el importe de la renta del arrendamiento, expediendo factura en la que se consigne separadamente la base imponible (renta del arrendamiento), tipo impositivo(4%) y cuota tributaria de IGIC resultante, así como formular liquidaciones periódicas y, en su caso, ingresar las cantidades resultantes a favor de la Consejería de Economía y Hacienda.
    En este sentido se debe indicar que en el hipotético caso de no ser satisfechas las cuotas tributarias por el arrendatario, no se exime al arrendador de efectuar tales liquidaciones, sin perjuicio de que se proceda asu reclamación ante la jurisdicción ordinaria.

    Todo lo cual, con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 10/85, de 26 de abril, comunico a Vd. a los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012