Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 40


  • Fecha salida:  04/05/1994
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991 Real decreto 1473/1992;
  • Texto consulta: Visto el escrito presentado en esta Dirección General de Tributos, por la entidad consultante, el día 18 de marzo (R.E. 782/94), en el que se formula consulta sobre el tipo impositivo del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) que grava la importación de bienes de equipo utilizados en potabilizadoras y desaladoras, así como el alcance de la exención en el Arbitrio sobre la Producción e Importación (APIM) prevista en el artículo 142.4 del Real Decreto 1473/1992, de 4 de diciembre, esta Dirección General, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1.991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1.991) en relación con la letra e) del apartado 4, del artículo 26, del Decreto del Gobierno de Canarias 230/1.991, de 20 de septiembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- Que de la lectura del texto de la consulta y del análisis de la documentación que se acompaña se deduce que el instante desea conocer, por una parte, si le es de aplicación la exención prevista para el APIM, en el artículo 76.1 e) de la Ley 20/1991, en la redacción dada por el Real Decreto Ley 21/1991, de 29 de diciembre, y por otra, cuál es el tipo impositivo del IGIC con el que está gravada esa importación, todo ello referido a las "membranas desalinizadoras por ósmosis inversa", productos que el consultante entiende que son "bienes de equipo".

    SEGUNDO.- Conforme con lo dispuesto en el artículo 76.1.e) de la Ley 20/1991, están exentos del APIM la importación de bienes de equipo utilizados en potabilizadoras, desaladoras y depuradoras.
    En consecuencia, la cuestión a dilucidar es conocer si esas membranas desalinizadoras por ósmosis inversa son bienes de equipo. Ello puede analizarse desde un triple punto de vista: técnico, reglamentario y económico y contable.

    Desde el punto de vista técnico son aparatos de filtración o purificación del agua mediante ósmosis inversa y constituyen el elemento esencial y principal de una instalación de desalación por ese sistema y sin su existencia la propia definición de ósmosis inversa no tiene sentido.
    Al formar parte de una instalación deberán incluirse en el respectivo proyecto técnico.
    Desde un punto de vista económico, formarán parte permanente y duradera de una instalación que por su naturaleza está destinada a ser útil en varios ejercicios; es decir, que el gasto que una unidad económica, pública o privada, haga en ella, contribuye a la Formación Bruta de Capital Fijo, por lo que contablemente se incluye en el "Inmovilizado". Se trata pues, de un bien de inversión, término que desde el punto de vista económico, es más amplio que el de "bien de equipo" . Todo bien de equipo es un bien de inversión, pero no al revés.
    Por último, reglamentariamente se debe señalar que conforme con lo establecido en el artículo 73 del Real Decreto 1473/1992, de 4 de diciembre, por el que se dictan normas de desarrollo del IGIC y el APIM, a efectos del IGIC, se consideran bienes de inversión aquellos bienes corporales, muebles, semovientes o inmuebles que por su naturaleza estén normalmente destinados a ser utilizados por un período de tiempo superior a un año como instrumentos de trabajo o medios de explotación.
    Su mera lectura nos indica que dicho concepto coincide con el del punto de vista económico.
    En consecuencia, las referidas membranas se conceptúan técnica y económicamente como bienes de equipo utilizados por desaladoras y les es de aplicación, en su importación, la exención prevista en el artículo 73.1.i) de la Ley 20/1991, en la redacción dada por el Real Decreto Ley 21/1993, de 24 de diciembre.
    Ahora bien, esa importación y/o su posterior instalación podrá ser verificada por los Servicios competentes de la Administración Tributaria, al tener que estar incluida en un proyecto técnico específico.

    TERCERO.- Respecto al tipo impositivo del IGIC al que resulta gravada su importación y entrega interior, por aplicación de lo dispuesto en el artículo 27.4 de la Ley 20/91, en la redacción dada por el Real Decreto Ley 7/1993, de 21 de mayo, en relación con la Disposición Adicional Octava Uno, 3 de dicha Ley, será el general del 4%.

    Todo lo cual, con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 10/85, de 26 de abril, comunico a Vd. a los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012