Está en:

Consulta de Tributos REF y Tributos Propios

Consulta NO VINCULANTE n° 37


  • Fecha salida:  13/04/1994
  • Impuesto:  IGIC
  • Legislacion: 
    • - Ley 20/1991;
  • Texto consulta: Visto el escrito presentado en la Consejería de Economía y Hacienda (Administración Tributaria Insular de Fuerteventura), por la entidad consultante, el día 4-3-94 (R.E.54 ), en el que se formula consulta sobre diversas cuestiones relativas al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), esta Dirección General, en uso de la atribución conferida en la Disposición Adicional Décima Tres de la Ley 20/1.991, de 7 de junio, de Modificación de los Aspectos Fiscales del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (en adelante Ley 20/1.991) en relación con la letra e) del apartado 4, del artículo 26, del Decreto del Gobierno de Canarias 230/1.991, de 20 de septiembre, emite la siguiente contestación:

    PRIMERO.- El instante plantea las siguientes cuestiones en relación al IGIC:
    1.- En la compra de un vehículo nuevo, entregando a cambio otro antiguo, más el precio correspondiente, minorado éste en una determinada cantidad por la entrega del segundo, ¿cuál sería la base imponible sobre la que girar el IGIC?.
    2.- Recibidas facturas correspondientes a operaciones realizadas en un determinado ejercicio, con fecha posterior al plazo de presentación de la autoliquidación del IGIC correspondiente al último trimestre del año (30 de enero), pero antes de la fecha de cierre de la contabilidad del ejercicio (el 30 de abril), quedando tales operaciones contabilizadas por tanto dentro de dicho ejercicio, ¿debe presentarse una autoliquidación complementaria que incluya las operaciones que se tratan, así como una corrección del modelo 425, de declaración-resumen anual?.

    SEGUNDO.- En relación a la primera cuestión, el artículo 22 de la Ley 20/1991, dispone que la base del Impuesto está constituido por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo.
    El apartado 3, letra b) del precepto referido señala que no se incluirán en la base imponible "los descuentos y bonificaciones que figuren separadamente en factura y que se concedan previo o simultáneamente al momento en que la operación se realice y en función de ella", si bien en su párrafo segundo prevé que dichos descuentos no minorarán la base imponible si los mismos tienen por fundamento la remuneración de otras operaciones.
    Asimismo, el artículo 23 de la Ley 20/1991, en su apartado 1, párrafo 2º, determina que en las operaciones cuya contraprestación consiste parcialmente en dinero, se considerará base imponible el resultado de añadir al valor en el mercado de la parte no dineraria el importe de la parte dineraria de la misma.
    Es claro que la entrega realizada por el comprador, que constituye un hecho imponible del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, es una operación distinta a la adquisición que él mismo realiza y que el "descuento" concedido no es más que un pago que hace el vendedor por la recogida del vehículo que le entrega el comprador.
    Así pues, la remuneración derivada por la entrega del vehículo antiguo (en forma de descuento) debe ser considerada como parte de la base imponible de la operación de compra del vehículo nuevo, calculándose dicha base imponible:

    a).- Según lo expresado en el artículo 23, ya que no se trata de un descuento recogido como tal en factura.
    b).- Considerando simplemente el descuento como parte integrante de la base del Impuesto,si el mismo figura de dicha manera y de forma separada en la correspondiente factura.

    En consecuencia, en ningún caso, a la hora de conformar la base imponible del IGIC por un coche nuevo, procede deducir el pago (en forma de descuento) por la entrega del vehículo antiguo.

    TERCERO.- Para poder responder a la segunda cuestión, resulta necesario aludir al derecho de deducción de las cuotas soportadas:
    El artículo 31 de la Ley 20/1991 restringe el derecho a la deducción a los sujetos pasivos que estén en posesión de la factura original expedida por quien realice la entrega o preste el servicio.
    Por otro lado, el artículo 36 del Decreto 182/1992, al determinar el plazo para realizar las anotaciones contables, dispone que las facturas recibidas deberán anotarse en el correspondiente libro Registro en el orden en que se reciban, y dentro del período de liquidación en que proceda efectuar su deducción.
    Poniendo en relación los artículos citados, se infiere que las facturas recibidas con posterioridad a la fecha de la adquisición deberán anotarse cuando se reciban, independientemente de que la compra haya sido realizada en un trimestre y la recepción de la factura en otro, aún cuando esa diferencia suponga el cambio de año natural.
    Debe resaltarse que los libros del Impuesto General Indirecto Canario no pretenden demostrar el resultado contable de la empresa, ni sus beneficios, sino tratan de acreditar, fundamentalmente, el derecho a la deducción y el importe de las cuotas repercutidas en función de las operaciones realizadas.
    Así considerada la cuestión, no es necesario, como plantea el interesado, presentar declaración complementaria del cuarto trimestre ni declaración-resumen anual, sin perjuicio de que el sujeto pasivo siempre podrá presentar todas las declaraciones tributarias que estime conveniente, conforme al artículo 102 de la Ley General Tributaria.

    Todo lo cual, con el alcance previsto en el artículo 107 de la Ley General Tributaria, en la redacción dada por la Ley 10/85, de 26 de abril, comunico a Vd. a los efectos oportunos.

Actualizado  14/12/2012