Está en:

Presentación

El inicio de las actividades de la Agencia Tributaria Canaria el 19 de enero de 2015 supone, además de dar cumplimiento del mandato recogido en el artículo 7 de la Ley 9/2006, de 11 de diciembre, Tributaria de la Comunidad Autónoma de Canarias, el establecimiento de un nuevo modelo de organización de la Administración tributaria en forma de agencia pública, basado en la gestión por objetivos, su evaluación y la responsabilidad por los resultados conseguidos.

En ese sentido, La Agencia Tributaria Canaria tiene como misión hacer efectivo el deber de todos de contribuir al sostenimiento de los gastos públicos de la Comunidad Autónoma de Canarias de acuerdo con su capacidad económica mediante el sistema tributario canario, para lo cual se fijan dos objetivos estratégicos:

a) Maximizar la eficacia en la gestión tributaria

b) Aplicar eficientemente los recursos que se le asignan.

Para ello, la actividad de la Agencia Tributaria Canaria sigue las siguientes Líneas Estratégicas de Actuación:

  • El control tributario y la lucha contra el fraude fiscal
  • El servicio a los ciudadanos
  • La cooperación iteradministrativa
  • La colaboración social
  • La transparencia
  • La autonomía en la gestión
  • La ética profesional y responsabilidad pública

En definitiva, la Agencia Tributaria Canaria nace como un ente público con personalidad jurídica propia y plena autonomía funcional y financiera, con una estructura orgánica ágil y flexible que pretende la excelencia en la gestión, aplicando el sistema tributario canario con sujeción a la legalidad y asegurando el respeto de los derechos y garantías de los obligados tributarios, y con el compromiso de adaptarse a las demandas de los ciudadanos y empresas para facilitar al máximo el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

Actualizado  19/01/2015