Composición y funciones de los Cabildos insulares

Los cabildos insulares son instituciones de la Comunidad Autónoma de Canarias, así como órganos de gobierno, administración y representación de cada una de las siete islas en que se articula territorialmente la Comunidad Autónoma de Canarias.

La Ley de 11 de julio de 1912 creó los cabildos insulares en las siete islas que forman el archipiélago canario, como corporaciones administrativas de categoría superior a los ayuntamientos y con las funciones propias de las diputaciones provinciales.

La regulación vigente de los cabildos insulares está constituida fundamentalmente por la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local y por la Ley canaria de cabildos insulares. En materia financiera se aplica la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y la Ley de Medidas Tributarias y de Financiación de las Haciendas Territoriales Canarias.

Los cabildos insulares, como órganos de gobierno, administración y representación de las islas, ejercen las competencias propias que corresponden a las islas y las que le sean delegadas por otras administraciones públicas de acuerdo con lo establecido en la legislación de régimen local y en su legislación específica.

  • La coordinación de los servicios municipales entre sí para la garantía de su prestación integral y adecuada en la totalidad del territorio insular.
  • La asistencia y la cooperación jurídica, económica y técnica a los municipios, especialmente los de menor capacidad económica y de gestión.
  • La prestación de servicios públicos de carácter supramunicipal y, en su caso, supracomarcal y el fomento o, en su caso, coordinación de la prestación unificada de servicios de los municipios de su respectivo ámbito territorial.
  • La cooperación en el fomento del desarrollo económico y social y en la planificación en el territorio insular.
  • El ejercicio de funciones de coordinación de las medidas contenidas en los planes económico-financieros.
  • La asistencia en la prestación de los servicios de gestión de la recaudación tributaria, en periodo voluntario y ejecutivo, y de servicios de apoyo a la gestión financiera de los municipios con población inferior a 20.000 habitantes.
  • La prestación de los servicios de la administración electrónica y la contratación centralizada en los municipios con población inferior a 20.000 habitantes.
  • El seguimiento de los costes efectivos de los servicios prestados por los municipios de su isla.
    • Cuando el cabildo detecte que estos costes son superiores a los de los servicios coordinados o prestados por la propia corporación insular, ofrecerá a los municipios su colaboración para una gestión coordinada de los servicios más eficiente.
  • La coordinación de la prestación del servicio de mantenimiento y limpieza de los consultorios médicos en los municipios con población inferior a 5000 habitantes, mediante convenio con la Comunidad Autónoma.
  • En los municipios con población inferior a 20.000 habitantes coordinan la prestación de los servicios municipales previstos en la legislación básica de régimen local, en los términos establecidos en la misma y, en su caso, en la legislación de desarrollo que se dicte por la Comunidad Autónoma.

Los cabildos insulares, en cuanto instituciones de la Comunidad Autónoma, asumen en cada isla la representación ordinaria del Gobierno de Canarias y de la Administración autonómica y ejecutan en su nombre cualquier competencia que ésta no ejerza directamente a través de órganos administrativos propios, en los términos que establezca la ley.

Como instituciones de la Comunidad Autónoma de Canarias, corresponde a los cabildos insulares el ejercicio de las funciones, competencias y facultades que se determinan en el Estatuto de Autonomía de Canarias.

  • En el marco de las competencias asumidas por la Comunidad Autónoma de Canarias, los cabildos insulares ejercerán competencias en los ámbitos materiales que se determinen por ley del Parlamento de Canarias.
  • La atribución de competencias propias por las leyes autonómicas atenderá a los siguientes principios:
    • Garantía de la autonomía insular.
    • Eficacia.
    • Eficiencia.
    • Máxima proximidad al ciudadano.
    • No duplicidad de competencias.
    • Estabilidad presupuestaria.
    • Suficiencia financiera.
  • Los cabildos insulares ejercen también las competencias autonómicas que les sean atribuidas, transferidas o delegadas conforme a lo establecido en la Ley de cabildos insulares.
    • Demarcaciones territoriales, alteración de términos y denominación oficial de los municipios.
    • Ordenación del territorio y urbanismo.
    • Carreteras, salvo las que se declaren de interés autonómico.
    • Transporte por carretera, por cable y ferrocarril.
    • Gestión de puertos de refugio y deportivos, salvo que se declaren de interés autonómico.
    • Turismo.
    • Ferias y mercados insulares.
    • Defensa del consumidor.
    • Asistencia social y servicios sociales. Gestión de la dependencia.
    • Las funciones propias de la Agencia de Extensión Agraria. Infraestructura rural de carácter insular. Granjas experimentales.
    • Campañas de saneamiento zoosanitario.
    • Servicios forestales, vías pecuarias y pastos.
    • Protección del medio ambiente y espacios naturales protegidos.
    • Acuicultura y cultivos marinos.
    • Artesanía.
    • Cultura, deportes, ocio y esparcimiento.
    • Patrimonio histórico-artístico insular. Museos, bibliotecas y archivos que no se reserve la Comunidad Autónoma.
    • Caza.
    • Espectáculos.
    • Actividades clasificadas.
    • Igualdad de género.
    • Aguas.

El Gobierno de Canarias coordina la actividad de los cabildos insulares en cuanto afecte directamente al interés general de la Comunidad Autónoma.

Cada cabildo insular puede ejercer la iniciativa legislativa ante el Parlamento de Canarias de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de Autonomía de Canarias.

Los cabildos insulares ajustan su organización a las normas que se contienen en el Estatuto de Autonomía de Canarias y en esta ley, en el marco de lo previsto en la legislación básica de régimen jurídico de las administraciones públicas, así como a lo que se establezca en sus reglamentos de organización respectivos.
La organización de los cabildos insulares responde a los principios recogidos en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía de Canarias, así como a los establecidos en la legislación básica de régimen jurídico de las administraciones públicas, en la legislación de régimen local y en la presente ley.

Son órganos de gobierno necesarios de los cabildos insulares:

  • El pleno
    • El pleno, integrado por todos los consejeros insulares electos, es el órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el gobierno insular y de control y fiscalización de los órganos del cabildo insular.
    • Los consejeros insulares electos se constituyen en grupos políticos insulares.
      Quienes no se integren en un grupo político tendrán la condición legal de representantes no adscritos.
      Los grupos políticos insulares participan en el pleno y sus comisiones, mediante la presentación de mociones, propuestas de resolución, propuestas de declaración institucional, ruegos y preguntas, así como cualquier otro instrumento que se establezca en los reglamentos de organización del cabildo insular.
    • El pleno, en el marco de la legislación de régimen local, tiene como atribuciones:
      • El control y fiscalización de los órganos de gobierno del cabildo insular.
      • La votación de la moción de censura al presidente y la cuestión de confianza planteada por éste.
      • La aprobación y modificación de los reglamentos orgánicos. La aprobación y modificación de las ordenanzas y reglamentos insulares.
      • La determinación del número y denominación de las comisiones permanentes del pleno y la constitución de comisiones especiales.
      • La creación y supresión de municipios y la alteración de los términos municipales.
      • La adopción o modificación de la bandera, enseña o escudo de la isla.
      • La aprobación de la participación en consorcios u otras entidades públicas asociativas.
      • La determinación de los recursos de carácter tributario propios.
      • La aprobación y modificación de los presupuestos del cabildo insular y de la plantilla de personal.
      • La aprobación, modificación y revisión del plan insular de ordenación.
      • La aprobación de las transferencias, delegaciones o encomiendas de gestión de competencias, funciones, servicios o actividades a otras administraciones públicas, así como la aceptación de las que se realicen a favor del cabildo insular.
      • La aprobación de la memoria justificativa del costo de funcionamiento y del rendimiento y eficacia de los servicios transferidos.
      • La creación, modificación y supresión de los servicios públicos de competencia del cabildo insular.
      • La creación de organismos autónomos, entidades públicas empresariales, fundaciones y sociedades mercantiles para la gestión de los servicios de competencia insular.
      • La aprobación del plan insular de obras y servicios.
      • La aprobación de las proposiciones de ley que, en el ejercicio de la iniciativa legislativa otorgada a los cabildos insulares por el Estatuto de Autonomía, hayan de remitirse al Parlamento de Canarias.
      • La alteración de la calificación jurídica de los bienes del patrimonio insular y la cesión gratuita de bienes inmuebles a otras administraciones o instituciones públicas.
      • El planteamiento de conflictos de competencia a otras entidades locales y otras administraciones públicas.
    • El órgano de dirección del pleno es su presidente, que en el desarrollo de sus funciones cuenta con la asistencia de la junta de portavoces.
    • La junta de portavoces está integrada por la presidencia del pleno o miembro electo en quien delegue y por los portavoces de los grupos políticos constituidos en el cabildo.
    • El pleno dispondrá de las comisiones que se determinen, en cuya composición se integrarán los miembros que designen los grupos políticos, en proporción al número de consejeros insulares que tengan en el pleno.
    • Las normas y actos que dicte el pleno del cabildo insular adoptan las formas de reglamento orgánico, ordenanza, reglamento o acuerdo plenario, según corresponda.
  • El presidente
    • El presidente del cabildo insular es el órgano de representación máxima de la corporación insular.
    • El presidente del cabildo insular es responsable de su gestión política ante el pleno de la corporación insular.
    • El presidente del cabildo insular tiene como atribuciones:
      • La dirección de la política, el gobierno y la administración de la isla.
      • La representación del cabildo insular.
      • La convocatoria y presidencia de las sesiones del pleno y del consejo de gobierno insular, así como decidir los empates con voto de calidad.
      • La determinación del número, denominación y competencias de las áreas de gobierno, así como de la organización y estructura de la administración insular, sin perjuicio de las competencias atribuidas al pleno en materia de organización.
      • La designación y cese de los vicepresidentes, de los consejeros insulares de área, de los miembros del consejo de gobierno insular, así como del consejero-secretario del mismo.
    • Las normas y actos del presidente del cabildo insular adoptan la forma de decretos de la Presidencia del cabildo insular.
  • El o los vicepresidentes
    • En cada cabildo insular existe uno o varios vicepresidentes.
    • Los vicepresidentes son nombrados y separados libremente por el presidente del cabildo insular de entre los consejeros insulares que formen parte del consejo de gobierno insular.
    • Los vicepresidentes sustituyen al presidente en los casos de vacante, ausencia o enfermedad.
    • Corresponden a los vicepresidentes las funciones que les asigne el reglamento orgánico o las que les delegue el presidente.
  • El consejo de gobierno insular
    • El consejo de gobierno insular es el órgano de gobierno que colabora de forma colegiada en la función de dirección política que corresponde al presidente del cabildo insular, mediante el ejercicio de las funciones ejecutivas y administrativas que tiene atribuidas.
      • La aprobación de los proyectos de ordenanzas y de los reglamentos, incluidos los orgánicos, con excepción de las normas reguladoras del pleno y sus comisiones.
      • La aprobación del proyecto de presupuesto.
      • La aprobación de los proyectos de instrumentos de ordenación urbanística cuya aprobación definitiva o provisional corresponda al pleno.
      • La concesión de cualquier tipo de licencia.
      • El desarrollo de la gestión económica.
      • Las decisiones en materia de personal que no estén expresamente atribuidas a otro órgano.
      • El nombramiento y el cese de los titulares de los órganos directivos de la administración insular, sin perjuicio de lo dispuesto para los funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional.
    • El consejo de gobierno insular está integrado por el presidente del cabildo insular y los consejeros insulares electos, nombrados y separados libremente por el presidente del cabildo insular.

Para el desarrollo de su actividad administrativa, los cabildos insulares se organizan en áreas o departamentos insulares, a los que se atribuyen sectores funcionales homogéneos de la acción pública insular.

  • Por decreto del presidente se determinará el número, denominación y ámbito funcional de las áreas o departamentos insulares.
  • La dirección de las áreas o departamentos insulares, corresponde al miembro del consejo de gobierno insular que se designe por el presidente.
    • La determinación de los objetivos a alcanzar y las líneas de actuación del área o departamento insular.
    • El impulso y coordinación de las actividades del área o departamento insular, la supervisión del cumplimiento de las líneas de actuación y la corrección de las desviaciones que se produzcan.
    • La ordenación, inspección y evaluación de los servicios del área o departamento insular.
    • La jefatura del personal del área o departamento insular.
    • La autorización y disposición de los gastos propios de los servicios de su área o departamento, así como el reconocimiento de las obligaciones.
    • La resolución de los conflictos que se planteen entre los órganos de su área o departamento insular.
  • Las áreas o departamentos insulares se estructuran internamente en direcciones insulares.
  • Podrá disponerse la existencia de una coordinación técnica para la dirección y gestión de los servicios comunes del área o departamento insular.

La organización administrativa de los cabildos insulares se estructura en órganos superiores y directivos.

  • Son órganos superiores de la administración de los cabildos insulares el presidente del cabildo insular y los consejeros insulares titulares de áreas o departamentos insulares.
  • Son órganos directivos de la administración de los cabildos insulares los que se establezcan con tal carácter para la gestión de funciones administrativas internas relacionadas con la organización general del cabildo insular o para la gestión de los sectores funcionales específicos que se atribuyen a las áreas o departamentos insulares.
    • Órganos directivos de dirección y gestión de los servicios administrativos relativos a las funciones siguientes:
      • Las atribuidas a los funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional.
      • Las de asesoramiento jurídico y defensa en juicio de la corporación insular y de las entidades vinculadas y dependientes del cabildo insular.
      • Las de presupuestación del cabildo insular.
    • Direcciones insulares que, bajo la dirección del consejero respectivo, gestionan uno o varios sectores materiales homogéneos de las funciones atribuidas al área o departamento insular.
    • Coordinaciones técnicas que, bajo la autoridad del consejero respectivo, gestionan los servicios comunes del área o departamento insular de que se trate.
    • Asimismo, son órganos directivos los órganos de dirección de los organismos autónomos y de las entidades públicas empresariales insulares.

Los cabildos insulares pueden descentralizar las funciones y prestar los servicios de su competencia, según proceda por razón del objeto, en:

  • Organismos públicos creados al efecto y dotados con personalidad jurídica diferenciada, patrimonio y tesorería propios.
    • Organismos autónomos insulares.
    • Entidades públicas empresariales insulares.
    • Sociedades mercantiles insulares.
    • Fundaciones insulares.
    • Consorcios.

El funcionamiento y la gestión de los cabildos insulares se desarrollan conforme a los principios de transparencia y publicidad.

El Consejo de Colaboración Insular es el órgano de colaboración y cooperación permanente para la articulación de las relaciones entre la Administración pública de la Comunidad Autónoma y los cabildos insulares.

  • El Consejo de Colaboración Insular está integrado por un número igual de representantes de la Administración pública de la Comunidad Autónoma y de las administraciones insulares.
  • Corresponden al Consejo de Colaboración Insular, sin perjuicio de las atribuidas a otros órganos, las funciones siguientes:
    • La aprobación del acuerdo de transferencia de competencias a los cabildos insulares
    • La aprobación del método para el cálculo del coste de los servicios traspasados.
    • El informe de las normas que regulen el contenido y tramitación de la memoria justificativa del costo de funcionamiento y del rendimiento y eficacia de los servicios transferidos.
    • El informe de los planes sectoriales de coordinación.

La Conferencia de Presidentes es un foro institucional de colaboración del Gobierno de Canarias y los cabildos insulares.

  • La Conferencia de Presidentes tiene la función de servir de encuentro y debate de los grandes asuntos de interés común, la coordinación de las políticas de actuación de interés concurrente y la búsqueda de los acuerdos que deban incorporarse a los correspondientes ámbitos institucionales de la Comunidad Autónoma de Canarias y de las islas.
  • La conferencia está compuesta por quienes ostenten la presidencia de Canarias, que la preside, y de las islas, siendo voluntaria su pertenencia a la misma.

La asociación de cabildos insulares «Federación Canaria de Islas» (FECAI) ostenta la representación institucional de los mismos en sus relaciones con la Administración pública de la Comunidad Autónoma.

 

Trabajo realizado por José Javier Torres Lana

FormatoHTML.
Responsable: Presidencia del Gobierno.
Fecha de Actualización: 2 de Mayo de 2019.
Periodicidad: Cada vez que se actualice la normativa.
Tipo de información: Institucional.
Categoría: Información general.
Subcategoría: La composición, funciones y funcionamiento de los cabildos insulares.
Referencia normativa: Art. 17.2.d) de la Ley 12/2014, de 26 de diciembre, de transparencia y de acceso a la información pública.