Número, composición y funciones de los ayuntamientos de Canarias

Los municipios son entidades básicas de la organización territorial del Estado y cauces inmediatos de participación ciudadana en los asuntos públicos, que institucionalizan y gestionan con autonomía los intereses propios de las correspondientes colectividades.

El Gobierno y la administración de los municipios corresponde a los ayuntamientos.

La regulación vigente de los ayuntamientos de Canarias está constituida fundamentalmente por la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local y por la Ley de los municipios de Canarias. En materia financiera se aplican asimismo la Ley Reguladora de las Haciendas Locales y la Ley de Medidas Tributarias y de Financiación de las Haciendas Territoriales Canarias.

La atribución de competencias a los municipios que hagan las leyes sectoriales, se ajustará a los siguientes principios:

  • Garantía de la autonomía municipal.
  • Máxima proximidad.
  • Igualdad de la ciudadanía en el acceso a los servicios públicos.
  • Suficiencia financiera y estabilidad presupuestaria.
  • Descentralización
  • Ausencia de duplicidad administrativa
  • Eficiencia

Son competencias propias del municipio aquellas cuya titularidad le atribuyen las leyes del Estado y las de la Comunidad Autónoma de Canarias en las materias que afectan preponderantemente al círculo de los intereses municipales.

  • Actividades clasificadas y espectáculos públicos.
  • Consumo.
  • Cultura.
  • Deportes.
  • Educación.
  • Empleo.
  • Fomento y promoción del desarrollo económico y social municipal en el marco de la planificación autonómica.
  • Igualdad de género.
  • Juventud.
  • Medio ambiente.
  • Patrimonio histórico.
  • Protección civil y seguridad ciudadana.
  • Sanidad.
  • Servicios sociales.
  • Transportes.
  • Turismo.
  • Urbanismo.
  • Vivienda.

El Estado, la Comunidad Autónoma, los cabildos insulares u otras administraciones públicas pueden delegar el ejercicio de sus competencias ejecutivas en el municipio, conservando la titularidad la administración delegante.

Los cabildos insulares asisten a los municipios y cooperan con éstos para la prestación de los servicios públicos municipales.

  • Los cabildos insulares prestan los servicios de tratamientos de residuos y prevención y extinción de incendios en municipios de menos de 5000 y 20.000 habitantes, respectivamente, cuando no vengan siendo prestados por éstos.
  • En los municipios de más de 20.000 habitantes, la asistencia y cooperación de los cabildos insulares se solicita por el ayuntamiento y se formaliza mediante un convenio de colaboración.

El alcalde es el presidente de la corporación y ostenta las atribuciones que se le reconocen en la legislación básica de régimen local.

  • Dirigir el gobierno y la administración municipal.
  • Representar al ayuntamiento.
  • Convocar y presidir las sesiones del Pleno.
  • Dirigir, inspeccionar e impulsar los servicios y obras municipales.
  • Dictar bandos.
  • El desarrollo de la gestión económica de acuerdo con el Presupuesto aprobado.
  • Aprobar la oferta de empleo público.
  • Desempeñar la jefatura superior de todo el personal.
  • Ejercer la jefatura de la Policía Municipal.
  • La aprobación de los instrumentos de planeamiento de desarrollo del planeamiento general no expresamente atribuidas al Pleno, así como la de los instrumentos de gestión urbanística y de los proyectos de urbanización.
  • El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas.
  • Adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas.
  • Sancionar las faltas de desobediencia a su autoridad o por infracción de las ordenanzas municipales.
  • La aprobación de los proyectos de obras y de servicios.
  • El otorgamiento de las licencias.
  • Hacer cumplir los acuerdos del Ayuntamiento y ordenar su publicación y ejecución.
  • Corresponde asimismo al alcalde el nombramiento de los tenientes de alcalde.

Desempeña asimismo las atribuciones que determina la Ley de los municipios de Canarias.

  • Establecer las directrices generales de la acción del gobierno municipal y asegurar su ejecución y continuidad.
  • Proponer al pleno la estructuración de la corporación en áreas de gobierno.
  • Proponer al pleno la determinación y denominación de las comisiones informativas.
  • Firmar los convenios acordados por el pleno.
  • Presidir las sesiones de los consejos rectores de los organismos autónomos y de los consejos de administración de las entidades públicas empresariales.
  • Presidir las sesiones de las juntas de distritos, consejos de barrio y de sector, cuando asista.
  • La formalización del nombramiento de portavoz del grupo mixto, cuando exista discrepancia entre sus componentes.
  • Establecer el orden de precedencia entre los concejales del grupo de gobierno.
  • Disponer la sustitución de los titulares de áreas de gobierno y concejales delegados en los casos de vacante, ausencia, enfermedad o impedimento legal.
  • El nombramiento y cese del personal eventual.
  • Imponer sanciones dentro de los límites legales cuando esa potestad no esté atribuida a otro órgano por la legislación sectorial.
  • La suspensión por razones de urgencia de la ejecutividad de los actos de los órganos colegiados cuando se solicite la misma al presentar los recursos o en los casos de revisión de oficio; dando cuenta al correspondiente órgano colegiado en la primera sesión que celebre.
  • La adopción de los actos de ejecución de los acuerdos plenarios en materia de investigación, deslinde, recuperación de oficio y desahucio administrativo.
  • La decisión sobre el uso o destino de los bienes inmuebles municipales, a excepción de los integrantes del patrimonio municipal del suelo.
  • El otorgamiento de las ayudas sociales de emergencia.
  • El alcalde puede delegar el ejercicio de sus atribuciones.

Los tenientes de alcalde que ocupen la alcaldía por vacante, enfermedad o ausencias transitorias habrán de limitar sus funciones, fuera de los supuestos de urgencia o emergencia, a la gestión ordinaria de los asuntos de competencia del alcalde.

El pleno municipal está integrado por todos los concejales y es presidido por el alcalde.

Ejerce las competencias que le atribuye la legislación básica de régimen local.

  • El control y la fiscalización de los órganos de gobierno.
  • Los acuerdos relativos a la participación en organizaciones supramunicipales; alteración del término municipal; creación o supresión de municipios; creación de órganos desconcentrados; alteración de la capitalidad del municipio y el cambio de nombre de éste y la adopción o modificación de su bandera, enseña o escudo.
  • La aprobación inicial del planeamiento general y la aprobación que ponga fin a la tramitación municipal de los planes, así como los convenios urbanísticos.
  • La aprobación del reglamento orgánico y de las ordenanzas.
  • La determinación de los recursos propios de carácter tributario; la aprobación y modificación de los presupuestos.
  • La aprobación de las formas de gestión de los servicios y de los expedientes de municipalización.
  • La aceptación de la delegación de competencias hecha por otras Administraciones públicas.
  • El planteamiento de conflictos de competencias a otras entidades locales y demás Administraciones públicas.
  • La alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público.
  • La concertación de las operaciones de crédito.
  • La aprobación de los proyectos de obras y servicios cuando sea competente para su contratación o concesión y cuando aún no estén previstos en los presupuestos.
  • Las que deban corresponder al Pleno por exigir su aprobación una mayoría especial.
  • Corresponde igualmente al Pleno la votación sobre la moción de censura al alcalde y sobre la cuestión de confianza planteada por el mismo.

El pleno desempeña también las competencias que le atribuye la legislación sectorial del Estado y de la Comunidad Autónoma y las que determina en todo caso la Ley de los municipios de Canarias.

  • La creación de las áreas de gobierno municipal.
  • La creación y denominación de las comisiones informativas.
  • La constitución de juntas de distrito, consejos sectoriales, de barrio y de participación ciudadana.
  • La constitución de sociedades de capital mayoritaria o íntegramente público.
  • La iniciativa para la creación de áreas metropolitanas.
  • La iniciativa de creación o la integración en consorcios.
  • La aprobación de los planes de ordenación de recursos humanos.
  • La adopción del acuerdo de condiciones de trabajo del personal funcionario, la aprobación del convenio colectivo del personal laboral y la ratificación de los aprobados inicialmente por los organismos públicos y sociedades dependientes de la corporación.
  • La resolución de los incidentes de recusación del alcalde.
  • El planteamiento de conflictos de competencia con otras administraciones.
  • La iniciativa para el planteamiento del conflicto en defensa de la autonomía local ante el Tribunal Constitucional.

El pleno puede delegar el ejercicio de sus atribuciones en el alcalde y en la junta de gobierno local.
Con la finalidad de desarrollar adecuadamente sus funciones, los concejales electos se constituirán en grupos políticos municipales.

La junta de portavoces, con funciones de órgano auxiliar del pleno, está integrada por los que lo son de todos los grupos políticos presentes en la corporación, presidida por el alcalde o concejal en quien delegue y ejerciendo la función de secretaría quien lo sea del pleno.

  • El debate y propuesta sobre los asuntos relativos al desarrollo de las sesiones plenarias.
  • La determinación de la duración de los turnos de intervención en el pleno y en las comisiones.
  • La propuesta al pleno de mociones institucionales.
  • Ser oída por el alcalde antes de la formación del orden del día de las sesiones plenarias.
  • La fijación del calendario de sesiones de las comisiones.
  • La propuesta de convocatoria de sesiones plenarias extraordinarias.

El pleno de la corporación establece el número, denominación y funciones de las comisiones informativas, respetando la proporcionalidad política del pleno y garantizándose que todo grupo municipal tenga al menos un concejal en cada comisión.

La Junta de Gobierno Local existe en todos los municipios con población superior a 5000 habitantes y en los de menos, cuando así lo disponga su reglamento orgánico o así lo acuerde el Pleno de su ayuntamiento.

La junta de gobierno local se integra por el alcalde y un número de concejales no superior al tercio del número legal de los mismos, nombrados y separados libremente por aquél, dando cuenta al pleno.

La Junta de Gobierno Local asiste al alcalde en el ejercicio de sus atribuciones y ejerce las atribuciones que el alcalde u otro órgano municipal le delegue o le atribuyan las leyes.

En los municipios en los que exista Junta de Gobierno Local la corporación municipal se podrá estructurar en áreas de gobierno, cuya denominación, composición y nú- mero se establecerá por el pleno a propuesta del alcalde.

  • Cuando la corporación haya sido estructurada en áreas de gobierno por acuerdo del pleno, al frente de cada una de ellas habrá una concejalía de área.

En los municipios donde no exista Junta de Gobierno Local la corporación no se podrá estructurar en áreas de gobierno, sin perjuicio de las delegaciones de competencia del alcalde en las concejalías.

En los municipios de gran población de conformidad con la ley —en Canarias, los municipios de Las Palmas de Gran Canaria y de Santa Cruz de Tenerife— la administración municipal se organiza con estructura departamental en órganos superiores y órganos directivos.

  • Son órganos superiores:
    • El alcalde.
    • Los miembros de la Junta de Gobierno Local.
  • Son órganos directivos:
    • Los coordinadores generales de cada área o concejalía.
    • Los directores generales u órganos similares que culminen la organización administrativa dentro de cada una de las grandes áreas o concejalías.
    • El titular del órgano de apoyo a la Junta de Gobierno Local y al concejal-secretario de la misma.
    • El titular de la asesoría jurídica.
    • El secretario general del pleno.
    • El interventor general municipal.
    • En su caso, el titular del órgano de gestión tributaria.
    • Tendrán también la consideración de órganos directivos, los titulares de los máximos órganos de dirección de los organismos autónomos y de las entidades públicas empresariales locales.

En los municipios de gran población existirá un consejo social de la ciudad, integrado por representantes de las organizaciones económicas, sociales, profesionales y de vecinos más representativas, con funciones de informe, estudio y propuesta en materia de desarrollo económico local, planificación estratégica de la ciudad y grandes proyectos urbanos.

Para la defensa de los derechos de los vecinos ante la Administración municipal, existe una comisión especial de sugerencias y reclamaciones, formada por representantes de todos los grupos que integren el pleno, para supervisar la actividad de la Administración municipal.

Asimismo existe un órgano especializado para la resolución de las reclamaciones económico-administrativas.
Reclamaciones sobre actos de gestión, liquidación, recaudación e inspección de tributos e ingresos de derecho público.

Son órganos complementarios de existencia preceptiva conforme a las previsiones de la Ley de los municipios de Canarias:

  • En todos los municipios, los consejos de participación ciudadana.
    • Los consejos de participación ciudadana son órganos de estudio, asesoramiento, consulta, propuesta y seguimiento de la gestión municipal
  • En los municipios de más de 50.000 habitantes: los consejos de barrio y los consejos de sector.
    • Los consejos de barrio son órganos de participación vecinal que proponen a la corporación soluciones a los problemas que detecten para la satisfacción de los intereses vecinales específicos en su respectivo ámbito territorial de actuación.
      Cuando la corporación deba tomar acuerdos que afecten de forma particular o relevante a un barrio, deberá oír previamente al consejo correspondiente.
    • En los municipios cuyas especiales características agrícolas, ganaderas, industriales, turísticas u otras así lo demanden existirán consejos del sector o sectores correspondientes cuya creación será potestativa en los que tengan una población de hasta 50.000 habitantes.
      Estos consejos estarán compuestos por representantes del correspondiente sector designados por el pleno, a propuesta de las entidades o instituciones integrantes del mismo en el ámbito municipal.

Son órganos complementarios de creación discrecional por cada municipio de más de 50.000 habitantes las juntas de distrito, órganos de gestión desconcentrada y participación ciudadana.

La Ley de los municipios de Canarias pretende abrir a todas las personas el sector público municipal de Canarias, para lo cual dedica especial atención a los instrumentos y órganos de participación ciudadana y a la transparencia de la actividad administrativa.

  • La participación ciudadana en los ayuntamientos de Canarias puede ejercerse a través de los siguientes medios:
  • La participación orgánica en asociaciones vecinales.
  • El ejercicio del derecho de iniciativa popular.
  • La participación orgánica y funcional en las juntas de distrito y en los consejos de barrio y de sector.
  • La asistencia e intervención en las sesiones plenarias.
  • La asistencia a las sesiones de la junta de gobierno local cuando actúe por delegación del pleno.
  • Consultas ciudadanas.
  • Encuentros con colectivos ciudadanos.
  • Encuestas sobre el funcionamiento de los servicios y las necesidades locales.
  • Uso de redes sociales, herramientas web o cualquier otra nueva tecnología que permitan la interacción entre los representantes municipales y la sociedad.
    Presupuestos participativos.

Los consejos de participación ciudadana son órganos de estudio, asesoramiento, consulta, propuesta y seguimiento de la gestión municipal.

Los municipios pueden asociarse con otros en mancomunidades para la ejecución en común de obras y servicios determinados de su competencia.


Las mancomunidades tienen personalidad y capacidad jurídicas para el cumplimiento de sus fines específicos.

Mediante ley del Parlamento de Canarias podrán constituirse áreas metropolitanas integradas por municipios limítrofes que constituyan grandes aglomeraciones de población y que tengan entre sí influencia recíproca.

Las competencias de las áreas metropolitanas serán las que les asignen las leyes de creación, fundamentalmente relacionadas con la planificación y gestión supramunicipal, con especial incidencia en la urbanística, y la coordinación y homologación de servicios y obras municipales.

Los municipios de Canarias pueden desarrollar sus actividades mediante organizaciones instrumentales, como los organismos autónomos, las entidades públicas empresariales, los consorcios, las sociedades mercantiles y las fundaciones públicas municipales.

  • Los organismos autónomos desarrollan preferentemente funciones prestacionales de servicios o de fomento.
  • Las entidades públicas empresariales municipales desarrollan preferentemente funciones de producción de bienes o comerciales o financieras.
  • Los consorcios pueden constituirse entre los municipios y otras administraciones públicas para la prestación de servicios públicos municipales o para el desarrollo de cualquier otro fin de interés común.
  • Las sociedades mercantiles locales de capital exclusivamente público pueden constituirse para el ejercicio de actividades económicas en régimen de libre concurrencia.
  • Las fundaciones públicas municipales pueden realizar actividades relacionadas con el ámbito competencial de las entidades fundadoras y contribuir a la consecución de sus fines, sin que ello pueda significar el ejercicio de potestades públicas o la asunción de la titularidad de las competencias de las entidades fundadoras.

La asociación de municipios de Canarias denominada «Federación Canaria de Municipios» (Fecam) ostentará la representación institucional de aquellos en sus relaciones con la Administración Pública de la Comunidad Autónoma canaria, siempre que represente el mayor número de municipios.

Todas las personas tienen derecho a acceder a la información pública que obre en poder de los ayuntamientos.
En los términos previstos en la legislación sobre transparencia, los ayuntamientos y demás entidades del sector público municipal están obligados a facilitar la información cuya divulgación resulte de mayor relevancia para garantizar la transparencia de su actividad relacionada con el funcionamiento y control de la actuación pública.

 

Trabajo realizado por José Javier Torres Lana

 

FormatoHTML.
Responsable: Presidencia del Gobierno.
Fecha de Actualización: 2 de Mayo de 2019.
Periodicidad: Cada vez que se actualice la normativa.
Tipo de información: Institucional.
Categoría: Información general.
Subcategoría: Número, composición, funciones y funcionamiento básico del Consejo de los ayuntamientos de Canarias.
Referencia normativa: Art. 17.2.e) de la Ley 12/2014, de 26 de diciembre, de transparencia y de acceso a la información pública.