RSS
Inicio
Cultura
06 de septiembre del 2018 - 08:35

Lía Ateca inaugura en la Sala de Arte Contemporáneo ‘El lugar en el que creo’

El entorno, la identidad y el feminismo son los conceptos que dialogan en la nueva propuesta de la joven artista tinerfeña, que se inaugura este viernes 7, a las 20:30 horas. Su pintura, de una colorida abstracción, trata de crear paisajes oníricos en los que confluyen diferentes temáticas sociales

La Sala de Arte Contemporáneo -SAC-, dependiente del área de Cultura del Gobierno, inaugura la temporada 2018-1019 con la obra de la joven artista tiñerfeña Lía Ateca, el próximo viernes 7 de septiembre, a las 20:30 horas. Con el título 'El lugar en el que creo' nos habla sobre su entorno, haciendo hincapié en temas como los abismos existenciales y el feminismo con una pintura colorida y abstracta para crear paisajes oníricos.

Desde hace aproximadamente dos años viene realizando pinturas que le ayudan a comprender su relación con el entorno. Después de estudiar, a través de un proyecto de ilustración cómo piensa la sociedad, se involucra en entender el paisaje a través del trabajo pictórico, distinguiendo dos discursos diferentes que construyen la percepción del lugar que habita. Por un lado realiza piezas que son preguntas, por otro, a través de la pintura y la fotografía construye en base a tres palabras clave: entorno, identidad y feminismo.

En ''El lugar en el que creo'' el paisaje cotidiano siempre está presente, en un afán por registrar de una manera visual el entorno. "Desde mi perspectiva, una de las funciones del /la artista es dar una visión propia de la vida, abriendo nuevos horizontes y aportando nuevos puntos de vista a la realidad 'objetiva'. Considerando el arte un lenguaje más, podemos entender esta exposición como el registro visual de dos años traduciendo, entendiendo y versionando la cotidianidad y el entorno para poder creer y crear en ellos", explica Ateca.

'El lugar en el que creo' surge de aunar dos proyectos individuales, ''Dime qué piensas'' y ''HMBR'', ya que a pesar de ser visualmente diferentes ambos circundan la necesidad de entender lo que la rodea y cómo influye en la identidad de la artista. El primero de los proyectos desarrollados fue ''Dime qué piensas'' en que ilustró los pensamientos de la sociedad en la que convive, partiendo de seis temas que la colectividad considera preocupantes: religión, estabilidad, política, soledad, sanidad y educación. "Partí de este punto porque al volver a vivir en Gran Canaria, después de haber estado 6 años fuera, quise reencontrarme y establecer vínculos con la ciudad que estaba redescubriendo, a través del un lenguaje sencillo, un intercambio de palabras por dibujos reflejados en el blog" www.dimequepiensasgc.tumblr.com

Mientras desarrollaba ''Dime qué piensas'' sintió la necesidad de pintar para romper la monotonía del trazo en negro al que estaba ligada para el desarrollo del proyecto. Entra en el lenguaje pictórico y estrecha el lazo que, "siempre he sentido con la fotografía", dando paso a la serie HMBR (HeMBRa / HaMBRe/ HoMBRe).

El feminismo es un concepto latente en toda su trayectoria , de manera más o menos evidente. En 2017 desarrolla una acción bajo el lema, ''El único fruto del amor no es la banana'', versionando la canción ''La banana el único fruto del amor'', realizando un llamamiento a quiénes quisieran participar trayendo prendas u objetos que luego ilustraría con papayas, convirtiendo a esta fruta en un símbolo feminista y del empoderamiento de la mujer.

Escapando de un estilo figurativo pero manteniendo el concepto de una manera más abstracta optó por darle el significado de la papaya reduciéndola a su color, el naranja, "en cada objeto de color naranja que encontraba a mi paso interpretaba esta representación espontánea del feminismo. Estos bodegones improvisados los fotografío con una cámara Polaroid 600 y de ahí extraigo el elemento naranja y lo interpreto a través de la pintura" explica.

Lía Ateca (La Laguna, 1991)

Lía Ateca Moreno comienza la licenciatura en Bellas Artes en la Universidad de Salamanca en 2009, a lo largo de su carrera se va interesando por la fotografía, la pintura y el dibujo, aunque es en Florencia durante su estancia como alumna Erasmus donde siente que estas tres disciplinas empiezan a converger y a formar su propia personalidad artística.

Después de participar en exposiciones y mercados de arte en Madrid, Salamanca, Tenerife y Gran Canaria, comienza una trayectoria artística, que va de la mano de lo social, coincidiendo con su especialización como profesora de artes plásticas y diseño. A través de la pintura y el dibujo ha colaborado en causas sociales como los derechos de la infancia o el cambio climático y la igualdad de género.