RSS
Inicio
Cultura
20 de junio del 2018 - 12:44

El Espacio Cultural El Tanque se convierte en ‘La casa contenida’ de Esther Aldaz

La artista grancanaria inaugura una gran instalación el viernes 22, a las 20:30 horas, que se podrá visitar hasta el 25 de agosto

'La casa contenida'  de la artista grancanaria Esther Aldaz es un autorretrato con forma de instalación y performance para ahondar en la precariedad del concepto de casa y de su  fragilidad e inestabilidad, Un retrato contemporáneo que se podrá visitar en el Espacio Cultural El Tanque desde el viernes 22 (20:30 horas) hasta el 25 de agosto.

El trabajo  de Esther Aldaz (Las Palmas de Gran Canaria en 1979)  ha estado marcado por la búsqueda del lugar mediante la indagación en el uso de los distintos lenguajes: La escultura, la fotografía, el dibujo, la instalación, la pintura o la palabra como medios de posicionamiento y de aprehensión del mundo. Su obra revela un interés por los espacios intermedios, los no-lugares, la utopía, y los especiales, las heterotopías, como otros mundos posibles. En esta línea artística comenta sobre su propuesta para El Tanque que, "sabemos que somos nómadas desde el principio de los tiempos, y lo seguimos siendo, porque un techo no es para siempre. Sabemos que el ojo que todo lo ve no estaba aquí desde el principio, está aquí ahora. Intuimos a dónde nos dirigimos. La casa está expuesta, lo que debería de ser íntimo está sobreexpuesto. Quien piense que está a salvo se equivoca". La casa es para la artista el paraje que nunca se acaba de encontrar ni de construir, "porque lo hacemos con nuestra vida mientras andamos desterrados desde el principio de los tiempos".

Esther Aldaz, desde finales de los noventa reside intermitentemente en la isla, Madrid y Londres. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, cursa estudios de Historia de Arte y recibe el Primer Premio de Escultura de la misma universidad en 2004.

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas a nivel nacional e internacional, realizado proyectos de arte público como Campo de Turbulencias en la isla de Lanzarote, Fragilidad, en la cantera Longadas de Porriño en Vigo y Quedarse sin lo exótico, San Potito Sannitico, Nápoles. También ha publicado en revistas de pensamiento y creación como la revista Carta del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. En 2015 participa en con el proyecto Tallar la decepción en la Bienal Something Else de El Cairo.