RSS
Inicio
Cultura
20 de marzo del 2018 - 13:35

El Consejo de Patrimonio Histórico informa favorablemente de los expedientes BIC de la Lucha Canaria y el Salto del Pastor

Además, el órgano asesor y consultivo aprobó el relativo a la escultura de Tony Gallardo ‘El Atlante’, en Las Palmas de Gran Canaria, con categoría de Monumento

El Consejo del Patrimonio Histórico de Canarias, máximo órgano asesor y consultivo en este ámbito, celebró una nueva sesión, presidido por el viceconsejero de Cultura, Aurelio González y el  director general del área, Miguel Ángel Clavijo. En el orden del día figuraban  el análisis de tres expedientes BIC, destacando los concernientes a los Conocimientos y Actividades Tradicionales, como la Lucha Canaria y el Salto del Pastor, con Ámbito de Canarias.

Los responsables de Cultura del Gobierno destacaron el valor y la importancia de la cooperación, como se produce a través del Consejo de Patrimonio Histórico, un órgano que consideran "necesario para establecer líneas de trabajo coordinadas para la restauración, protección y puesta en valor de nuestro patrimonio cultural".  Cabe recordar, que entre las funciones de este órgano, se encuentran los expedientes que deban ser informados preceptivamente por el Consejo, dictaminados previamente por ponencias técnicas donde participan representantes de las Administraciones Públicas y expertos designados por el propio Consejo, para su posterior declaración BIC, en Consejo de Gobierno.

El expediente del Salto del Pastor se presenta en la categoría de Conocimientos y Actividades Tradicionales de Ámbito de Canarias, cumpliendo con la premisa de tener unos notorios valores, tanto históricos como etnográficos, cuyo testimonio y expresión pueden rastrearse desde las poblaciones prehispánicas del Archipiélago hasta la actualidad. Documentación escrita, tradición oral e incluso algunas evidencias arqueológicas, avalan la trascendencia y arraigo del salto del pastor en Canarias, así como de su indisociable vinculación a diversas actividades sociales y económicas que hoy forman parte de nuestro patrimonio cultural.

A pesar de las diferencias terminológicas, el acabado de los garrotes o las maderas empleadas en su elaboración, es evidente que se trata de una expresión cultural de carácter archipielágico, que tiene que ver con unas tradiciones, formas de vida y trayectorias históricas comunes para todas y cada una de las Islas, y esa diversidad no es más que una muestra de la riqueza de las expresiones que tiene la cultura tradicional canaria.

Lucha Canaria

Existen diversas teorías sobre el origen dela lucha canaria, aunque todos hablan de una procedencia prehispánica, pudiéndose acudir a las crónicas de la Conquista, donde se comprueba que es una actividad propia e integrada en la fiesta, implicando cierta organización. Es muy aventurado establecer una relación lineal entre la lucha aborigen y su producto actual, la lucha canaria, siendo más lógico aceptar que la actual haya sido fruto de una larga evolución y de un encuentro cultural, un ejemplo más del sincretismo cultural tras el poblamiento de los europeos.

La lucha canaria no tiene interrupciones en la historia, pudiéndose encontrar referencias en los eruditos de la época hasta la etapa más reciente. La primera federación de lucha canaria se crea en el 1943, dependiente de la Federación Española de Luchas (FEL), con sede en Tenerife, en el año 1946, se constituyen las Federaciones Provinciales de Lucha de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas, como delegaciones de la Federación Española de Lucha.

Monumento "El Atlante", Las Palmas de Gran Canaria, Gran Canaria.

El Atlante es una escultura de bulto redondo, realizada en el año 1986 por el escultor Tony Gallardo, con la técnica del collage de fragmentos de lava, engarzados con acero y cimentados con resina Epoxi.  La escultura está soportada por una estructura interna de hormigón y acero. Con esta obra, Gallardo, hace un homenaje a sus propios orígenes, y como señala en un texto que escribe sobre la escultura "Los muros llevan en la roca la propia identidad del lugar", y no solo mira al horizonte azul del océano, sino reivindica la geografía y la historia del lugar donde su ubica la escultura, por un lado con el magma y la vegetación que en el crece y por otro con los caminos abiertos en la piedra para los pescadores que de manera tradicional utilizaban este emplazamiento.

La escultura reúne notables valores de tipo artístico, cultural, sociológico y etnológico, -posiblemente unas de sus obras más logradas-, siendo además un escultor e intelectual de amplia y reconocida trayectoria en la historia del arte de Canarias.

Es un testimonio singular de la cultura canaria, pues el autor hace de la piedra volcánica una de sus señas de identidad más importante, uniendo sus esculturas al paisaje canario de manera indisoluble. El entorno físico de la escultura se localiza en la salida norte de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, dentro de una zona ajardinada que linda al mar con un pequeño candil, un espacio utilizado a diario por parte de muchas personas como lugar de esparcimiento para caminar o practicar deporte

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO