RSS
Inicio
Hospitales
11 de diciembre del 2017 - 15:45

El Hospital de La Candelaria acoge el tradicional Concierto Solidario de la Orquesta Sinfónica de Tenerife

El evento concluyó con la interpretación de la Marcha Radetzky a manos de una paciente pediátrica que puso en pie a todos los asistentes

Los pacientes pediátricos hospitalizados obsequiaron al director de la orquesta con un gorro de Papá Noel con el que dirigió la popular marcha Radetzky

El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha acogido este lunes el tradicional Concierto Solidario de la Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) para pacientes, usuarios y trabajadores, con el que se inicia el amplio programa de actividades navideñas previsto para estas fechas.

La magia de la música de los más de 60 componentes de la OST, dependiente del Cabildo de Tenerife, se deslizó por todos los rincones del hall central, un espacio que se convirtió por unos minutos en un auditorio para un público especial.

El equipo directivo del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, a través de Dr. Óscar Díez, director médico, y Concepción Santiago, directora de Enfermería, agradecieron en nombre del centro esta jornada tan especial que consiguió, por unos instantes, olvidar el motivo por el que los usuarios se encuentran ingresados. También agradecieron la colaboración de los voluntarios de la Asociación Española Contra el Cáncer, por su papel en el traslado de pacientes para disfrutar del concierto.

Por su parte, el director técnico de la OST, Miguel Ángel Parera, felicitó las fiestas a todos los asistentes destacando la labor solidaria que los músicos de la orquesta realizan con este tipo de actuaciones, con las que poder llegar a quienes no tienen la oportunidad de disfrutarlas en los auditorios.

Programa

Con la obertura de Guillermo Tell, de Rossini, daba comienzo un concierto que hizo tararear, cantar e incluso bailar en algún que otro instante, a los pacientes pediátricos y sus familias, así como a los usuarios adultos y a los profesionales del Hospital de La Candelaria que se acercaron para dejarse hipnotizar por los acordes que se interpretaban.

Durante más de una hora, la batuta guiaba los compases de autores clásicos como Rossini o Chakovski, para compartir protagonismo con piezas clásicas y tradicionales del repertorio navideño, como Lo Divino o el popular villancico de Benito Cabrera, Una sobre el mismo mar.

El concierto concluyó con la interpretación de la Marcha Radetzky a manos de una paciente pediátrica del Hospital de La Candelaria, capaz de poner en pie a todos los asistentes por el brío con el que llegó a dirigir a los músicos de la Orquesta Sinfónica de Tenerife.

Durante el evento, los miembros de la Orquesta Sinfónica de Tenerife recibieron varios obsequios por parte de los pacientes pediátricos hospitalizados en La Candelaria, incluida una tarjeta de agradecimiento y un simpático gorro de papá noel.