RSS
Inicio
Hospitales
14 de septiembre del 2017 - 14:09

El Hospital Dr. Negrín implanta válvulas aórticas percutáneas a cien pacientes con riesgos para cirugía convencional

Se trata de una técnica utilizada en personas que padecen estenosis aórtica (EA) degenerativa senil; una patología crónica progresiva cuya prevalencia se incrementa con la edad
Operación de implante de válvula aórtica percutánea.

El Servicio de Cardiología del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, centro adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha logrado consolidar el programa de implante de válvula aórtica percutánea transcatéter (TAVI) con un nivel de éxito (del procedimiento) que roza el 100%

Se trata de una técnica utilizada en personas que padecen estenosis aórtica (EA) degenerativa senil; una patología crónica progresiva cuya prevalencia se incrementa con la edad, situándose en un 1,3% en personas de 65-74 años y en un 2,8% en mayores de 75 años.

Esta patología se caracteriza por el estrechamiento anormal del anillo de la válvula aórtica, siendo sus principales síntomas la pérdida de conocimiento, el dolor torácico, la fatiga y/o la insuficiencia cardiaca. La aparición de estos síntomas puede condicionar una disminución de la supervivencia en este grupo de pacientes.

Desde su puesta en funcionamiento en diciembre de 2008 hasta ahora, alrededor de 100 pacientes se han beneficiado de la implantación de la válvula aórtica percutánea autoexpandible en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín. Se trata de pacientes con una media de edad de 79 años y, en el 45% de los casos, son varones.

Prótesis de última generación

El Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín dispone, desde enero de 2016, de la última generación de estas prótesis que tiene, como características más novedosas, que es totalmente recuperable y reposicionable hasta aproximadamente el 80-90% de su liberación.

Para la realización de este programa es imprescindible la coordinación de todo un equipo de profesionales, que incluye a cardiólogos clínicos, hemodinamistas, especialistas en imagen cardiaca, anestesistas, intensivistas y cirujanos cardiacos.

Clásicamente, en pacientes con alto riesgo para la cirugía convencional o inoperables, la única opción se limitaba simplemente al tratamiento médico de los síntomas de esta patología, sin posibilidad de mejorar su situación. El TAVI se presenta como una opción terapeútica idónea y con un alto nivel de éxito.

Técnica consolidada

Además, y aunque en un primer momento se trataba de una técnica destinada únicamente a personas con alto riesgo a la cirugía convencional, desde este año 2017, el TAVI está indicado para pacientes con Estenosis Aórtica grave sintomáticos con riego intermedio-bajo para la cirugía. Eso se debe, fundamentalmente, a que se ha constatado que el paciente tiene una recuperación rápida, generalmente sin complicaciones y con un tiempo de ingreso que se sitúa aproximadamente en 4-5 días, reduce los síntomas de la patología y mejora su calidad de vida, así como la supervivencia.

En los últimos años, el TAVI se ha convertido, dentro del tratamiento de la cardiopatía estructural, en la técnica emergente más consolidada. Se ha producido un incremento sostenido de este tipo de procedimientos a nivel mundial, alcanzándose la cifra de 25.000 procedimientos anuales en el año 2015.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO