RSS
Inicio
Sanidad
08 de marzo del 2018 - 11:20

Sanidad actualiza los contratos de Hospitalización de Media Estancia con los centros concertados

El nuevo pliego fija las condiciones, tanto de personal como técnicas y estructurales, que aseguran los criterios de calidad para prestar la asistencia sanitaria a los pacientes beneficiarios del SCS
Personal de enfermería.
Personal de enfermería.

La consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias actualiza los contratos que regulan las condiciones de ingreso y hospitalización en los centros concertados cuando un paciente es derivado desde las propias Direcciones de Área del Servicio Canario de la Salud. Esta medida surge como consecuencia de la necesidad de adecuar y adaptar las prestaciones asistenciales ejecutadas por terceros mediante los conciertos del Insalud a la normativa que rige en la actualidad la contratación en el Sector Público. Asimismo, conlleva la resolución parcial o total de los convenios antiguos del Insalud, que habían sido subrogados hasta ahora por la Comunidad Autónoma según las prestaciones incluidas dentro de estos conciertos.

Como novedad y mejora sustantiva que tendrá esta prestación cabe destacar la determinación y fijación de una serie de condiciones que los operadores que vayan a participar de esta contratación han de cumplir para poder terminar siendo adjudicatarios de este contrato, que cuenta con un presupuesto de nueve millones de euros para la anualidad de 2018 y que contempla un acuerdo marco de cuatro años.

Los centros que acudan a la prestación del servicio han de cumplir con una serie de requisitos fijados en la orden correspondiente a los efectos, tanto humanos como técnicos y estructurales, que aseguran unos criterios de calidad entendidos como mínimos y necesarios para prestar la asistencia sanitaria a los pacientes beneficiarios del Servicio Canario de la Salud.

En este sentido, los pliegos de contratación fijan una serie de requisitos y condiciones, así como que establecen los criterios de valoración de las mejoras que se establecen. En función del perfil de los pacientes a atender por parte de los adjudicatarios del contrato, se han establecido dos lotes diferenciados en los que las exigencias de recursos humanos y técnicos difieren, con el fin de que, en función de las necesidades asistenciales de los pacientes estos serán derivados a los adjudicatarios de un lote u otro, garantizando así una completa e integral asistencia sanitarios a los pacientes.

De esta manera, a los licitadores del lote 1 se les exigirá estar en la condición de ofrecer unos ratios mínimos de personal así como la obligación de disponer de requisitos técnicos y humanos específicos superiores a los del lote 2, como pueden ser el área quirúrgica, la técnica de imagen por resonancia, el personal especializado necesario para interconsultas médicas, unidades específicas como son las de vigilancia médica intensiva o equivalente, la calidad acreditada, la formación continua, los protocolos asistenciales definidos, entre otros, requisitos algunos coincidentes pero diferentes a los exigidos al lote 2, a los que podrán acceder los operadores que cumplan los criterios establecidos para este lote, cuyo fin es atender a los pacientes que presumiblemente precisarán de menores exigencias asistenciales.