RSS
Inicio
Sostenibilidad
08 de mayo del 2018 - 15:40

Política Territorial inicia las obras de sellado de los vertederos de Cueva Lapa y Costa Botija

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros, cofinanciados con fondos FEDER

La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Protección a la Naturaleza, comienza hoy las obras del proyecto de sellado y clausura de los vertederos de Cueva Lapa y Costa Botija, en el municipio grancanario de Gáldar

La iniciativa, cofinanciada por fondos del Programa Operativo Regional (FEDER) 2014-2020 de Canarias, cuenta con un presupuesto aproximado de 1.500.000 euros. La necesidad de llevar a cabo actuaciones de clausura y sellado sobre este suelo aparece ya en el Plan Integral de Residuos de Canarias 2000-2006, desarrollándose actualmente en el marco del procedimiento de infracción n.º 2006/2311 abierto por la Comisión Europea al Reino de España con la finalidad de recuperar los suelos ocupados por los antiguos vertederos irregulares del Archipiélago.

Los trabajos, con un plazo de ejecución previsto de seis meses, consistirán en la eliminación de las antiguas construcciones existentes para retirar todos los residuos que sean susceptibles de ser reciclados y evitar que continúen contaminando el entorno. Posteriormente, se acondicionará el terreno y se plantarán especies autóctonas.

Por otro lado, debido a la proximidad del entorno a la costa de Sardina del Norte, declarada como Zona de Especial Conservación en la RED Natura 2000, se ha llevado a cabo un estudio de alternativas en el que se ha considerado, como la opción más razonable, la retirada de todos los residuos de la parcela de Costa Botija y el traslado de aquellos con alto contenido de vidrio no recuperable hacia la zona de Cueva Lapa para su compactación y aislamiento del entorno mediante una lámina impermeabilizante y material geotextil de protección. El vidrio susceptible de reciclaje, así como los restos metálicos y de chatarras, serán entregados a gestor autorizado. Por su parte, las tierras limpias tendrán como destino el Complejo Ambiental de Salto del Negro para su utilización en la gestión diaria del vertedero.

Además, se colocarán redes de protección en la zona de acantilados para evitar la caída de materiales durante el proceso de recogida y carga de residuos en las áreas más próximas a la costa.

Durante este año, la Consejería continúa realizando un importante esfuerzo presupuestario para concluir el plan de restauración y sellado de antiguos vertederos municipales de residuos sólidos urbanos que, ya fuera de servicio, no fueron objeto de clausura y sellado por parte de la administración responsable. Estos se originaron cuando el tratamiento de los residuos no estaba aún insularizado en los complejos ambientales de cada isla ni existía legislación específica en esta materia.