RSS
Inicio
Sostenibilidad
21 de diciembre del 2017 - 14:51

Política Territorial vigila el cumplimiento de la Autorización Ambiental Integrada del Complejo de Arico

La inspección llevada a cabo por la Consejería en el mes de julio constata la acumulación de neumáticos fuera de uso

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, Nieves Lady Barreto, informó hoy en Comisión parlamentaria que una inspección llevada a cabo por la Dirección General de Protección de la Naturaleza el pasado mes de julio constató la existencia en el Complejo Ambiental de Arico de una acumulación de algo más de 7600 toneladas de neumáticos fuera de uso (NFU), un residuo no permitido en la Autorización Ambiental Integrada de estas instalaciones.

Barreto aclaró que en el último informe solicitado en junio de 2017 al Cabildo de Tenerife, que es el titular del Complejo Ambiental, la Corporación asegura que en 2018 pondrá en marcha un proceso de subasta para la retirada de los neumáticos por parte de empresas autorizadas.

La consejera explicó que ya en junio de 2016, a raíz de una solicitud de información de la Comisión Europea, la Dirección General de Protección de la Naturaleza se dirigió al Cabildo de Tenerife, que emitió un primer informe que cifraba en 7.648 las toneladas de NFU acumuladas en el Complejo. También señalaba que su retirada y tratamiento se haría dentro del nuevo contrato del servicio de gestión de residuos de la Isla de Tenerife que estaba pendiente de adjudicación.

Un año más tarde, en junio de 2017, se requirió desde la Dirección General un nuevo informe al Cabildo que, en esta ocasión, en vista de que aún no se ha adjudicado el mencionado servicio de gestión de residuos, plantea la celebración de una subasta pública para la retirada y correcto tratamiento de los neumáticos.

"Según las previsiones del Cabildo de Tenerife, a finales del próximo año no quedará ningún neumático fuera de uso en el Complejo. Desde la Consejería de Política Territorial, seguiremos ejerciendo nuestra labor inspectora para asegurarnos de que se cumplen los términos de la Autorización Ambiental Integrada", señaló Barreto.

Nieves Lady Barreto también informó de que a lo largo de 2016 se detectaron varios depósitos incontrolados de neumáticos contra los que se adoptaron las medidas oportunas, obligando a los responsables a sufragar el coste de retirada de los mismos.

Gestores autorizados

La gestión de los neumáticos fuera de uso (NFU) viene regulada en el Real Decreto 1619/2005, de 30 de diciembre, sobre la gestión de los neumáticos fuera de uso. Este Real Decreto tiene por objeto prevenir la generación de NFU, establecer el régimen jurídico de su producción y gestión, y fomentar su reducción, reutilización, reciclado y otras formas de valorización, con la finalidad de proteger el medio ambiente.

La gestión de los NFU puede ser realizada directamente por los productores  o pueden entregarlos a un gestor autorizado participando en los denominados sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP).

Los SCRAP son sociedades sin ánimo de lucro cuyo objetivo es garantizar el correcto tratamiento de los NFU haciendo frente a las responsabilidades ambientales que recaen sobre los productores e importadores de neumáticos. En Canarias, existen actualmente dos SCRAP autorizados: Signus Ecovalor y Tratamiento de Neumáticos Usados (TNU).

En Canarias, existen 35 instalaciones destinadas a la gestión de neumáticos fuera de uso, principalmente, para su almacenamiento temporal antes del posterior envío a instalaciones de tratamiento que existen en las Islas. En ellas se trituran los neumáticos para obtener caucho en diferentes tamaños de grano que se usa como materia prima en diversos procesos de fabricación.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO