RSS
Inicio
Sostenibilidad
20 de diciembre del 2017 - 15:02

Nieves Lady Barreto: “El enorme daño ambiental que están causando las cabras y ovejas asilvestradas requiere tomar medidas”

El borrador del nuevo decreto de caza plantea como primera opción acudir a las apañadas

La consejera de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, Nieves Lady Barreto, ha asegurado hoy en el Parlamento de Canarias que el enorme daño ambiental que están causando las cabras y ovejas asilvestradas en los ecosistemas de varias islas justifica las nuevas medidas incorporadas al borrador del decreto de caza.

"La proliferación de estos animales en espacios naturales protegidos se ha convertido en un problema de primer orden desde el punto de vista medioambiental, pero también desde el punto de vista económico, por los daños que este fenómeno está causando a agricultores y ganaderos. Estamos hablando de miles de cabras y ovejas con las que, hasta el momento, no han dado resultado los métodos de control aplicados durante años. A nivel ecológico resulta totalmente inviable mantener estas poblaciones de animales asilvestrados", aseguró.

Nieves Lady Barreto aclaró que el borrador de decreto, al hablar de animales de producción asilvestrados, amplía el rango a aquellos animales pertenecientes al orden de los artiodáctilos y los perisodáctilos, "pero no podemos crear una alarma diciendo que se permite o que se va a permitir la caza de vacas, cerdos, burros o caballos. En Canarias, los animales de producción asilvestrados que han proliferado en los últimos años y se han convertido en un problema de primer orden son las ovejas y las cabras", puntualizó.

La consejera hizo hincapié en que el texto "no obliga a nadie a cazar cabras y ovejas" y solo articula una medida que se suma a las ya previstas en la legislación actual y que seguirá prevaleciendo el sistema de apañada.

El decreto posibilita la implantación de la caza como medida de control y erradicación, pero es en la Orden General de Veda, que se aprueba cada año, donde se recogen las circunstancias especiales de cada Isla, una vez oídos a los Cabildos insulares, que son los que tienen las competencias en el ordenamiento de la caza mayor.

"Es el Consejo Regional de Caza el que regula los periodos y especies cinegéticas de cada una de las Islas y es aquí donde se incluirá, si procede, a las cabras y ovejas asilvestradas como especie cinegética de caza mayor para un periodo de caza concreto", informó.

Participación ciudadana

Barreto señaló, por otro lado, que el proceso de redacción del borrador del decreto ha garantizado en todo momento la participación ciudadana en las condiciones que establece la Ley de Procedimiento Administrativo Común. Así, la iniciativa fue sometida, en primer lugar, a proceso de consulta pública previa a la tramitación para recabar la opinión de los ciudadanos sobre la futura norma.

En esta fase, la iniciativa recibió 20 alegaciones en las que se manifestaba un apoyo al proyecto de forma mayoritaria, ya que solo tres de ellas se postulaban en contra del mismo.

Una vez redactado, el borrador del decreto fue sometido a información pública entre el 20 de octubre y el 13 de noviembre, sin que ningún colectivo ecologista o animalista haya presentado alegaciones al mismo.

Igualmente, durante el proceso de redacción se consultó a varias asociaciones y organizaciones, más concretamente, tal y como detalló la consejera, a la Federación Canaria de Caza, la Asociación canaria de Entidades de Caza, la Federación Canaria de Montañismo, Asaga, Coag y las agrupaciones ecologistas Ben Magec y Atan.

Solo la Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC) presentó alegaciones al proyecto relativas a matizar las definiciones de las modalidades de caza e incluir en el decreto la caza a la espera.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO