RSS
Inicio
Presidencia, Justicia e Igualdad
16 de septiembre del 2015 - 11:20

La Consejería de Presidencia anuncia las líneas estratégicas para esta legislatura

Entre otras prioridades, el consejero Aarón Afonso destaca Transparencia, Igualdad, Participación Ciudadana, Modernización Administrativa, Justicia y Juventud

El consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias, Aarón Afonso, anunció hoy en la Comisión de Gobernación, Justicia, Igualdad y Diversidad las líneas estratégicas del departamento para los próximos cuatro años, en los que se va a seguir modernizando y simplificando la Administración de la Comunidad Autónoma y mejorar la transparencia y la calidad democrática, comprendiendo las demandas ciudadanas y encontrar la forma adecuada para llevarlas a cabo.

Tras recordar que el Gobierno central impone a las Islas un estrecho nivel de déficit para este año y el próximo (0,7% del PIB regional en 2015 y 0,3% para 2016), lo que supone una importante restricción en materia presupuestaria, remarcó que la sociedad demanda un giro que se traduzca tanto en una mejora en la eficacia y eficiencia de la Administración como en algunas reformas que son claves para satisfacerla.

Así, la primera área a la que se refirió fue Transparencia para indicar que forma parte del núcleo de los objetivos estratégicos que impulsará durante los próximos cuatro años, así como acelerar la simplificación administrativa, la reestructuración y modernización de la Administración, avanzar en el ajuste competencial y procurar una Justicia más rápida y eficiente, fomentar la participación ciudadana, luchar por la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres y la erradicación de la violencia machista, orientar y apoyar a la juventud de cara a mejorar la adquisición de competencias y habilidades que haga más fácil su inserción laboral así como un mayor y más eficiente uso de las nuevas tecnologías.

En cuanto a la transparencia, recordó que en la legislatura anterior se conquistaron dos metas en esta materia: la aprobación de la Ley 12/2014, de 26 de diciembre, de Transparencia y de Acceso a la Información Pública, y la puesta en marcha del portal de transparencia, y anunció que ahora toca desarrollar esa norma y adaptar el portal a los parámetros que marca la legislación canaria, que es de las más ambiciosas de la legislación comparada en el ámbito nacional.

El objetivo último de la transparencia no es solo ofrecer información, indicó, sino recuperar la confianza de la sociedad en su Administración y reforzar los mecanismos orientados a asegurar una gestión más clara donde la corrupción y la opacidad no tengan cabida, lo que conlleva la mejora de la gobernanza, por lo que el Gobierno quiere incluirla tanto en el estatuto de los miembros del Gobierno y altos cargos como en el código de conducta que deben observar en el ejercicio de sus funciones.

El Ejecutivo también piensa fortalecer los cauces de participación ciudadana mediante la promoción de las relaciones con las asociaciones y colectivos sociales en el marco del necesario desarrollo de la Ley 5/2010, del 21 de junio, canaria de Fomento a la Participación Ciudadana y su aplicación en todos los niveles de la Administración y establecer alianzas de colaboración público-privada con ONG, colegios profesionales, entidades y otros tipos de asociaciones.

La simplificación administrativa es otra de las metas básicas de este departamento para los próximos cuatro años. En la pasada legislatura se simplificaron 237 procedimientos en toda la Administración de la Comunidad Autónoma. La meta es continuar en la misma línea partiendo de las áreas con más potencial para crear empleo e incrementar la productividad.

Para lograr una Administración más eficaz, se busca revisar la regulación de las entidades del sector público de la Comunidad Autónoma a través de la futura Ley de Organización y Régimen Jurídico de la Administración Pública y de las entidades instrumentales, que contemplará las peculiaridades del hecho insular en lo referido a los organismos, entes, consorcios, sociedades mercantiles públicas y fundaciones públicas, así como fortalecer la cooperación interadministrativa y establecer el límite a la creación de nuevas entidades.

Asimismo, se prevé necesaria la aprobación de una nueva Ley del Gobierno a fin de actualizar su régimen y funcionamiento y la regulación de las figuras del Presidente y el propio Gobierno y seguir avanzando en el ajuste competencial con el fin de alcanzar servicios más cercanos a la sociedad, lo que implica favorecer la descentralización de competencias porque lo mejor es que las decisiones sean tomadas lo más cerca posible de la ciudadanía, un proceso que contará, por supuesto, con la colaboración de los cabildos y ayuntamientos, dado el carácter archipielágico de Canarias mediante la atribución de competencias a las corporaciones insulares a través de leyes sectoriales y, además, mediante las figuras de las transferencias, delegaciones y encomiendas.

Además, resaltó la importancia de regular el sistema de empleo público dentro de las limitaciones que impone el control del gasto, por lo que se impulsará la elaboración de una nueva Ley de Régimen Jurídico de Personal del Servicio Público que regulará el personal directivo profesional en el marco de un nuevo modelo que respete la autonomía de las unidades administrativas y que incluya compromiso e incentivos.

En cuanto a la Administración de Justicia, la prioridad es lograr que sea más eficaz y eficiente, por lo que se contemplará un nuevo plan de inversión de infraestructuras judiciales para ocho años y que debería incluir las necesidades de los partidos judiciales de Canarias. El Gobierno reivindica el mantenimiento de los juzgados de Paz, la modernización de la oficina judicial y fiscal, avanzar en la e-Justicia con la apuesta por el expediente electrónico judicial y la mejora de la calidad de los servicios en materia de medicina forense, los equipos técnicos psicosociales, los servicios periciales y los traductores e intérpretes forenses.

También se quiere promover un plan de formación para acceder a la Administración de Justicia que facilite que más residentes canarios preparen las oposiciones en este campo, lo que daría más estabilidad a los juzgados del Archipiélago.

Afonso remarcó el compromiso del Ejecutivo con la recuperación de la Memoria Histórica. El consejero señaló que "creemos al defender que los familiares de las víctimas deben obtener una respuesta sobre la suerte de sus parientes muertos en la Guerra Civil y los años posteriores de la represión para lo que hay que garantizar la financiación de los gastos dentro de la disponibilidad presupuestaria existente".

La violencia machista es el símbolo más brutal de la desigualdad y así lo sentimos desde el área responsable de erradicar la violencia de género, afirmó el consejero. Por ello, se buscará el cumplimiento efectivo de la Estrategia Canaria de Igualdad; impulsar los planes insulares en esta materia; reforzar la actuación del Instituto Canario de Igualdad; promover la representación equilibrada de mujeres y hombres en los órganos del Gobierno; instaurar actuaciones específicas a favor de las mujeres que sufren doble discriminación, así como transexuales, bisexuales o lesbianas; establecer medidas de fomento para las empresas que apuesten por la igualdad, y fomentar el uso no sexista del lenguaje en el ámbito administrativo y político, entre otros.

En cuanto a la lucha específica contra la violencia machista, el Gobierno quiere consolidar y mantener la Red Canaria de Servicios de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia de Género para que ninguna quede sin atención, racionalizando los recursos y mejorando su impacto.

En materia de Juventud, se trabaja con la idea de poner en marcha un plan que incluirá un programa de formación en competencias para mejorar el acceso al mercado laboral, así como incentivar el programa de garantía juvenil, promover la vida saludable entre los jóvenes a través de campañas formativas, implementar un plan de fomento de la movilidad mediante el impulso de la red de Albergues de Canarias y la promoción del asociacionismo, el voluntariado, proyectos sociales, valores de convivencia y tolerancia.