RSS
Inicio
Vicepresidencia / Obras Públicas y Transportes
14 de septiembre del 2017 - 14:04

El Gobierno de Canarias estudiará la posibilidad de que la segunda fase de la circunvalación del sureste se ejecute a través de la colaboración interadministrativa

El vicepresidente del Gobierno de Canarias mantuvo hoy una reunión con los alcaldes de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria
Pablo Rodríguez con la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria
Pablo Rodríguez con los alcaldes de la Mancomunidad del Sureste.

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, mantuvo una reunión esta mañana con los alcaldes de la Mancomunidad del Sureste de Gran Canaria, en la que anunció que el Gobierno regional estudiará las vías, previsiblemente a través de una colaboración interadministrativa, para buscar una solución a la ejecución de la segunda fase de la circunvalación Carrizal-Ingenio- Agüimes, hasta llegar a Santa Lucía, en la isla de Gran Canaria.

Pablo Rodríguez señaló que la Mancomunidad del Sureste está experimentando un crecimiento que se acentuará en los próximos años y que, por lo tanto, "es necesario mejorar su movilidad para aliviar la situación de congestión del tráfico que existe y permitir su desarrollo socioeconómico". Al respecto, el vicepresidente adelantó que desde su departamento se analizarán las diferentes alternativas para intentar dar respuesta a las peticiones que los alcaldes le han manifestado y apuntó: "Entre las opciones que se han puesto hoy sobre la mesa, y parece que será la más idónea, está la de revisar la posibilidad de recuperar los antiguos planes insulares de mejora de vías".

Estos planes se desarrollaron en el pasado como herramienta para promover la construcción y el mantenimiento de carreteras y ahora es una "ambición del Gobierno regional", ya que en palabras del vicepresidente "supondrían una mejora de las condiciones de muchas carreteras del Archipiélago". Además, añadió que este plan estaría cofinanciado entre el Gobierno de Canarias y los cabildos insulares al 50%, con lo que "será necesario reunir a las diferentes administraciones para estudiar si a través del mismo se puede incorporar la segunda fase de esta circunvalación", apuntó.

Pablo Rodríguez afirmó que ve " muy complicado" introducir esta infraestructura viaria en el nuevo convenio de carreteras que se está negociando con el Estado, y que deberá entrar en vigor a partir del 1 de enero de 2018, al no reunir las condiciones para ser catalogada como de interés regional. Sin embargo, ha explicado que su departamento sí ha trasladado en el listado de obras entregado al Ministerio para el nuevo acuerdo, la obra de la variante aeroportuaria de Gran Canaria, para la que se prevé una inversión cercana a los 216 millones de euros, y que incluirá una separata para la ejecución de varios enlaces que permitirán dar solución a la congestión que sufren los accesos al municipio de Ingenio desde la GC-1.

Al encuentro, además del presidente de la Mancomunidad y alcalde de Ingenio, Juan Díaz, el alcalde de Agüimes, Óscar Hernández, y el concejal de Obras Públicas del Ayuntamiento de Santa Lucía, Francisco López, también asistieron el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno regional, Manuel Agoney Piñero; y el director general del Gabinete del Vicepresidente, Luis Suárez.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO