RSS
Inicio
Sanidad
13 de febrero del 2015 - 08:27

La directora general de Programas Asistenciales inaugura el I Curso de Farmacología Aplicada

En esta acción va dirigida a farmacéuticos de hospital y se desarrollará entre los días 12 y 14 de febrero en el HUC y en ella se analizarán los nuevos avances en farmacogenética

La directora general de Programas Asistenciales de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, Antonia María Pérez, inauguró hoy el I Curso de Farmacología Aplicada que se celebrará en el Hospital Universitario de Canarias hasta el sábado, día 14 de febrero, en el Hospital Universitario de Canarias.

En el acto estuvo acompañada por el director gerente del HUC, Ignacio López Puech, y por la jefa de servicio de Farmacia Hospitalaria del centro, Gloria Julia Nazco.

El curso, con una parte teórica y otra eminentemente práctica, se difundirá en toda España y cuenta con el patrocinio de Laboratorios Roche. Esta actividad está dirigida a farmacéuticos de hospital.

En el desarrollo de esta actividad se realizarán talleres como los de mutaciones genéticas, detección de polimorfismos genéticos, PCR y secuenciación, que repercutirán positivamente en el trabajo diario que se desarrolla en el ámbito profesional asistencial.

Durante su intervención, Antonia María Pérez recordó que "dada la importancia que está adquiriendo la farmacogenética en la práctica clínica, no solo para el ahorro de costes en tratamientos, sino también para la disminución de efectos adversos, es un curso que va a tener mucha aceptación, la Consejería de Sanidad ha organizado esta actividad para analizar las nuevas líneas de trabajo de este ámbito sanitario".

Además, afirmó que la farmacogenética, que puede definirse como la unión de la genética y la farmacología, ofrece la posibilidad de desarrollar una nueva generación de medicamentos optimizando su eficacia y seguridad que van a tener implicaciones importantes en la práctica clínica.

"Su principal objetivo es el desarrollo de la medicina individualizada para alcanzar una terapia más segura, optimizar la eficacia de los fármacos, limitar la toxicidad de los mismos y reducir los costes y, por tanto, contribuir a la sostenibilidad", matizó la directora general de Programas Asistenciales.

El valor predictivo del análisis farmacogenético previene la posible aparición  de efectos adversos y permite un ajuste de la dosis más personalizada.

Por último, Antonia María Pérez, destacó que el servicio de Farmacia del HUC tiene aprobados varios estudios por parte tanto de la AEMPS como del Servicio Canario de la Salud para el estudio de polimorfismos genéticos que tienen influencia en la seguridad y eficacia de varios tratamientos en el campo de la terapia oncológica, lo que evidencia una experiencia acumulada en este campo.