RSS
Inicio
Seguridad y Emergencias
23 de diciembre del 2014 - 13:49

Los policías locales del Archipiélago demandan formación sobre situaciones de emergencias

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias culminó la semana pasada la ronda de reuniones que le ha llevado a visitar todas las Islas
Imagen correspondiente a la reunión en La Gomera

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias conoció estas últimas semanas las carencias y necesidades formativas expresadas por los concejales, consejeros y responsables de estos ámbitos en todas las Islas, en una ronda de reuniones que le ha llevado por todo el Archipiélago. Entre las demandas expresadas, la gran mayoría coincide en la necesidad de ampliar la formación sobre su papel y actuación en situaciones de emergencias, con el objetivo de mejorar su trabajo y la coordinación con el resto de efectivos

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias conoció estas últimas semanas las carencias y necesidades formativas expresadas por los concejales, consejeros y responsables de estos ámbitos en todas las Islas, en una ronda de reuniones que le ha llevado por todo el Archipiélago. Entre las demandas expresadas, la gran mayoría coincide en la necesidad de ampliar la formación sobre su papel y actuación en situaciones de emergencias, con el objetivo de mejorar su trabajo y la coordinación con el resto de efectivos. Ante este tipo de situaciones, gran parte de los policías locales desconoce su función cuando se activan los planes de seguridad o de emergencias municipales o insulares.

Los jefes de policía demandaron también una actualización legislativa sobre la nueva Ley de Tráfico, la Ley de Seguridad Ciudadana, la normativa relativa al transporte terrestre, además de formación específica sobre los aparatos policiales de control y medida, como el sonómetro, alcoholímetro, radar o el aparato que detecta el consumo de estupefacientes, denominado Drogotest.

Solicitaron también formación sobre la actuación con menores, casos de violencia de género, falsedad documental y conducción segura para vehículos y motocicletas.

Coinciden, asimismo, en la petición de cursos de inglés policial, con el fin de que el agente pueda desenvolverse en este idioma y poder atender a los turistas con una denuncia o, simplemente, proporcionar información en inglés de direcciones y ubicaciones.

Los responsables de seguridad mostraron también su interés en las pautas sobre cómo efectuar un traslado involuntario de personas con trastorno mental, de la manera menos traumática posible.

Por otro  lado, en el ámbito de las emergencias, solicitaron formación sobre el uso de los desfibriladores semiautomáticos externos, con el objetivo de que los agentes de seguridad y emergencias aprendan las técnicas necesarias para realizar una primera atención y asistencia ante una parada  cardíaca hasta la llegada de los equipos sanitarios.

La institución, que inició el 2 de diciembre en La Palma la ronda de reuniones, adecuará la oferta formativa de 2015 a las peticiones que se han realizado.