RSS
Inicio
Educación
26 de julio del 2018 - 14:51

Educación beca a 529 estudiantes universitarios más por medio de una resolución extraordinaria

La Consejería publicará mañana una resolución por la que extiende el alcance de las ayudas, ampliando los umbrales económicos y, por primera vez, también los requisitos académicos para estudiantes de menor renta
La resolución extraordinaria permitirá abonar, en concepto de matrículas, más de 500.000 euros

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias becará este año a 529 estudiantes universitarios más por medio de una resolución extraordinaria, lo que permitirá abonar, en concepto de matrículas, un total de 508.056,10 euros.

Así, sumando estas nuevas becas que se conceden a través de la resolución extraordinaria de la Dirección General de Universidades que se publicará mañana en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), a las 5.763 que se concedieron en la convocatoria ordinaria, con un importe de 9.394.902,25 euros, el número total de ayudas en este curso universitario asciende a 6.292, con una inversión total de cerca de diez millones de euros.

De esta manera, el departamento autonómico amplía, por tercer año consecutivo, el alcance de las becas universitarias con una nueva resolución extraordinaria de ayudas, en la que se han ampliado los umbrales económicos y, por primera vez, también se reducen los requisitos académicos para estudiantes con menor renta.

Por ello, tras haber abonado la totalidad de las becas de este curso, la Consejería de Educación y Universidades publica esta nueva resolución extraordinaria que supone un aumento en un diez por ciento de la renta máxima permitida para optar a la ayuda y que flexibiliza, también un diez por ciento, los requisitos académicos para abonar las tasas a personas que se sitúan en el umbral de renta más bajo, que en el caso de una familia de cuatro personas es de 13.909 euros.

En concreto, 430 estudiantes universitarios podrán disfrutar de la beca, gracias a la subida del diez por ciento en los umbrales para acceder a ella, lo que conlleva una cifra global de 407.455,38 euros. Por su parte, 99 estudiantes se han podido beneficiar de la rebaja de los requisitos académicos en los supuestos de rentas muy bajas, lo que supone un importe de 100.600,72 euros.

Precisamente, en esta resolución extraordinaria se exige un 40% de créditos superados en el curso anterior, si se trata de enseñanzas técnicas y arquitectura, un 55% si se trata de Ciencias y un 60% para el resto de las enseñanzas, siempre que la renta familiar esté por debajo del llamado 'umbral 1' de renta.

Un sistema de ayudas más efectivo

Cabe recordar que los nuevos parámetros de la resolución extraordinaria de becas fueron presentados por el director general de Universidades de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Ciro Gutiérrez, en la última reunión de la comisión de valoración de las becas universitarias, organismo formado por representantes de las dos universidades públicas del Archipiélago, sus consejos sociales, profesionales del departamento de Universidades de la Consejería de Educación, así como representantes del alumnado.

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, destaca que "se trata de ampliar el alcance de estas ayudas para hacer posible que las becas lleguen al mayor número de estudiantes, permitiendo, con el remanente del presupuesto dedicado a becas, que también cuenten con ayudas a las familias que presentan características muy similares a las de los beneficiarios de la convocatoria ordinaria, pero quedan excluidas del proceso". De esta manera, señala, "se hace más efectivo el sistema de ayudas y se dan más garantías para la equidad en el acceso a los estudios superiores".

En esta línea, la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha puesto en marcha, en los últimos años, una serie de medidas dirigidas a mejorar la equidad.

De esta forma, desde el curso pasado el Gobierno de Canarias ha reducido los precios públicos para acceder a grados y másteres, un ocho y un quince por ciento respectivamente, una medida en la que la Consejería de Educación y Universidades ha invertido tres millones de euros. Y el próximo curso volverá a reducir el coste de los estudios superiores otro 10% en los grados y un 17,5% en los másteres para colocar a las universidades públicas canarias entre las más accesibles del Estado.

El ejecutivo ha ampliado además a seis los plazos de pago de la matrícula universitaria para ayudar a las familias, iniciativa demandada por los representantes estudiantiles, y ha creado nuevas ayudas al transporte para ayudar a paliar los obstáculos geográficos de la insularidad. De esta forma, desde el curso pasado los estudiantes de las islas no capitalinas que debieran desplazarse a Gran Canaria o Tenerife para cursar estudios superiores cuentan con cuatro trayectos subvencionados por la Consejería, una ayuda que este año se ha ampliado para todos los estudiantes que deban trasladarse desde su isla a otra isla o a la península, si no hay plazas en los estudios de su interés en su lugar de residencia.