RSS
Inicio
Educación
16 de julio del 2018 - 11:39

El programa de libros gratuitos alcanzará a casi 40.000 alumnos y alumnas sólo en Infantil y Primaria

El próximo curso será el tercero del programa establecido por el Gobierno de Canarias, para extender la gratuidad a las enseñanzas no universitarias, desde Infantil a Bachillerato y FP
Alumna de Primaria, durante clase de matemáticas.

Los primeros dos niveles educativos en cerrar el plazo de solicitud para el programa de gratuidad de los libros escolares para el próximo curso 2018-2019 han sido Infantil y Primaria, con un registro de 51.000 solicitudes, de las que 39.800 ya han sido aceptadas, si bien el plazo de subsanaciones finaliza este miércoles, por lo que se espera que la cifra final, sólo en los dos primeros niveles educativos, supere las 40.000.

Esta cifra supone en torno a un treinta por ciento más de beneficiarios y beneficiarias que el curso pasado, en este programa que abarca también la Secundaria, Bachillerato y la Formación Profesional. Con una inversión prevista en torno a los 7,3 millones de euros el próximo curso, se superarán los 24 millones de euros invertidos en toda la Legislatura y se completará la implantación el programa trienal emprendido por la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, para alcanzar a más alumnado.

En el curso 2014-2015, sólo se subvencionaba al alumnado de primero y segundo de Primaria y, en el curso siguiente, el Gobierno de Canarias planteó un plan de 24 millones de euros en tres años, para extender la gratuidad en los niveles educativos no universitarios y además elevar el umbral de renta de las familias beneficiarias, de manera que en el curso 2018-2019 participarán en el programa las familias con menos de 15.975 euros de renta anual. Esta cifra ese aplica a las familias de hasta cuatro miembros y se incrementa el límite en 1.600 euros por cada miembro adicional.

La consejera del área, Soledad Monzón, indicó cómo la mejora de la equidad en el sistema educativo "ha sido la prioridad en toda la Legislatura y a todos los niveles, como también se ha visto en la sustancial rebaja del coste de las matrículas universitarias en Canarias". La consejera señaló que "nuestro objetivo es que nadie que quiera estudiar en Canarias deje de hacerlo por motivos económicos y que las familias vean cada vez más la educación como una oportunidad y no como una carga económica".

"De ahí" -culminó- "que además de extender la gratuidad de libros para las familias con menos recursos, hayamos destinado más de tres millones de euros a la segunda fase del proyecto Brújula, que está digitalizando los contenidos de primaria y secundaria, para dar una alternativa más económica a los centros y a las familias, a través del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación".