RSS
Inicio
Educación
19 de junio del 2018 - 17:09

Estudiantes majoreros se vuelven profesores para prevenir entre sus compañeros los malos hábitos en la red

El proyecto ‘Ayudantes TIC’ llega este año por primera vez a Fuerteventura, involucrando al alumnado en la prevención y concienciación del mal uso de internet
Alumnado del CEO Puerto Cabras, exponiendo su experiencia.

Los alumnos de 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) del IES Corralejo y los CEO Puerto Cabras y Antigua, en Fuerteventura, se transformaron este curso en profesores y profesoras para formar a sus compañeros y a escolares de centros de Primaria en seguridad y buen uso de internet y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Se trata del proyecto 'Ayudantes TIC' de la Fundación Yrichen, que se ha desarrollado por primera vez en la isla con la colaboración de la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Fuerteventura.

Sesenta estudiantes de Secundaria se transformaron desde el pasado mes de marzo en profesores y profesoras y recorrieron aulas de Primaria para enseñar a los más pequeños cómo hacer un buen uso de las nuevas tecnologías, especialmente en lo referido a las redes sociales.

"La modernización tecnológica, y los nuevos recursos que la Consejería dispone en los centros educativos, debe ir ligada a que los alumnos y alumnas conozcan los beneficios de las TIC, pero también a profundizar en los elementos negativos y peligros de la red, para que los propios estudiantes sean conscientes y puedan prevenir el mal uso de internet", indicó Soledad Monzón, que recalcó la importancia de impulsar proyectos como el de la Fundación Yrichen para que la transformación de la escuela a las nuevas tecnologías se haga con todas las garantías de un buen uso de estas herramientas.

Soledad Monzón, que felicitó al alumnado por su implicación y compromiso, señaló la importancia de la iniciativa por "involucrar a los propios estudiantes en la formación y hacerles partícipes de las labores de concienciación entre los más pequeños", un método didáctico de Aprendizaje-Servicio que, aseguró, es positivo además por darles "herramientas para que sean ellos mismos quienes trabajen en la convivencia positiva y en el respeto, y que inculquen estos valores entre sus compañeros y compañeras de forma cercana".

También el presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, indicó en la apertura del encuentro el trabajo de los alumnos y alumnas, y resaltó la importancia que tiene el proyecto de la Fundación Yrichen para Fuerteventura, una isla que, indicó, "camina hacia un futuro cada vez más tecnológico".

Por su parte, el presidente de la Fundación Yrichen, Jorge Hernández, agradeció a los estudiantes su implicación en el proyecto y resaltó que a través de su condición de 'Ayudantes TIC' el alumnado se ha involucrado en la creación de una sociedad futura más respetuosa y preparada para un cambio en positivo, ayudando a los escolares en Primaria a conocer los hábitos nocivos que tiene la red.

El proyecto 'Ayudantes TIC' se ha desarrollado por primera vez, y como pilotaje, este año en Fuerteventura, capacitando con formación a los alumnos y alumnas de 3º y 4º de ESO. Posteriormente, el alumnado de Secundaria ha trasladado estos conocimientos a los centros de Primaria adscritos a su Instituto o Centro de Enseñanzas Obligatorias, dándole a la formación inicial un carácter multiplicador, ya que a través de los propios alumnos y alumnas de Secundaria esta formación ha llegado a aproximadamente 300 escolares de 5º y 6º de Primaria.

En el encuentro de hoy, los ayudantes TIC del IES Corralejo y de los CEO Antigua y Puerto Cabras han relatado su experiencia y han recibido, por parte de las autoridades y los representantes de la Fundación Yrichen un reconocimiento a su labor durante este curso.

La Fundación Yrichen viene desarrollando este proyecto en Gran Canaria desde hace 3 años, donde, en el año 2017, se ha llegado a unos 40 centros públicos de educación alcanzando aproximadamente a 1.260 personas entre profesorado, familiares y estudiantes.

El objetivo de la Fundación es continuar reforzando el proyecto en Fuerteventura, donde se ha desarrollado este curso como pilotaje con el apoyo del Cabildo Insular y la Consejería de Educación y Universidades.