RSS
Inicio
Educación
15 de junio del 2018 - 17:20

La Consejería de Educación y Universidades da la enhorabuena al alumnado que superó la EBAU

Más del 95 por ciento del alumnado de bachillerato que se presentó a la prueba de acceso en las dos universidades públicas de Canarias superó los exámenes

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, ha puesto hoy en valor el esfuerzo de los casi 9.000 alumnos y alumnas de Canarias que terminaron el bachillerato y aspiraron a entrar en la universidad y agradeció el esfuerzo y dedicación de todo el personal docente que está detrás de su preparación. Monzón felicita al 95 por ciento de estudiantes que superó las pruebas e invita al resto a "insistir en obtener una formación que permita desarrollar al máximo sus capacidades, con los intentos que sean necesarios".

La titular del departamento autonómico recuerda que Canarias es una de las comunidades autónomas que más ha reducido su tasa de abandono escolar temprano en la última década, la que más mejoró sus resultados en el último informe PISA y una comunidad en la que existe una buena correspondencia entre los contenidos del bachillerato y los requisitos de ingreso en el sistema universitario español "todo gracias al esfuerzo y la implicación de toda su comunidad educativa".

En este punto, es preciso señalar que el alto índice de aprobados en la EBAU de cada año obedece en primer lugar al esfuerzo del estudiantado y del profesorado por prepararse durante todo el bachillerato, pero también "a la política de coordinación existente en las Comisiones que gestionan la EBAU". La consejera del Gobierno canario apostó por una transición coordinada entre las diferentes etapas educativas "incluida la educación superior".

Por eso, desde este miércoles se constituyó la primera comisión para la coordinación de la transición entre el bachillerato y la Formación Profesional a la universidad, un equipo de trabajo que tendrá como principal objetivo garantizar el éxito de los estudiantes canarios en la educación universitaria, coordinando el trabajo educativo de las distintas etapas para mejorar el rendimiento académico en la universidad.

La nueva comisión tendrá como funciones coordinar el trabajo de las distintas instituciones educativas implicadas en el proceso de transición a la universidad, analizar los elementos curriculares que se están enfatizando en los distintos niveles educativos, fomentar actividades de orientación vocacional y ocupacional para ayudar al alumnado a definir sus carreras académicas y profesionales y propiciar una elección de estudios superiores más conectada a las características, habilidades personales, intereses y gustos de los estudiantes.

El equipo de trabajo estudiará, además, la posibilidad de crear un plan de transición, en el que se incluirían medidas dirigidas a alcanzar distintos objetivos de mejora del rendimiento: aumentar el éxito de los estudiantes universitarios, minimizar la tasa de deserción y aumentar las tasas de retención, esto es, que cada vez sean más los alumnos y alumnas de primer año que continúen sus estudios.

Todo, en palabras de la consejera, "para seguir elevando el nivel de nuestro alumnado y también de las universidades canarias, al facilitar que lleguen a la educación superior con una orientación y unos conocimientos mucho más específicos para la titulación que quieran cursar".

Una política que ya se está aplicando en otros niveles educativos. Este curso se han puesto en marcha de forma piloto dos proyectos, Impulsa y Tránsito, que tienen en común el que facilitan el paso del alumnado de un nivel a otro: de Infantil a Primaria, en el primer caso, y de Primaria a Secundaria, en el segundo. Ambos proyectos acaban de finalizar este primer año de implantación y ya se han desarrollado las reuniones de balance del pilotaje y de evaluación de posibles mejoras para el próximo curso.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO