RSS
Inicio
Educación
15 de junio del 2018 - 14:05

Educación, la Obra Social “la Caixa” y la Fundación CajaCanarias ponen en marcha un proyecto para reducir desigualdades de acceso al entorno digital

La medida favorecerá a un total de 32 centros educativos y siete aulas hospitalarias repartidos por todo el Archipiélago, a los que se dotará de las denominadas 'aulas compensatorias para el aprendizaje móvil', con el fin de reducir la brecha digital derivada de factores sociales, culturales, por el nivel de ingresos o lugar de residencia
El proyecto permitirá reducir desigualdades de acceso al entorno digital

La consejera de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Soledad Monzón, el director territorial de CaixaBank en Canarias, Juan Ramón Fuertes, y el presidente de la Fundación CajaCanarias, Alerto Delgado, han suscrito hoy un convenio de colaboración, con el fin de poner en marcha el programa 'Aulas Compensatorias para el aprendizaje móvil' en los centros educativos públicos de la Comunidad Autónoma.

El programa tiene como finalidad reducir la brecha digital producida por las desigualdades existentes hoy en día, derivadas de distintos factores: sociales, culturales, de nivel de ingresos o incluso por el lugar de residencia. En concreto, este nuevo acuerdo permitirá desarrollar el próximo curso el programa 'Aulas Compensatorias para el aprendizaje móvil' en un total de 32 centros educativos y siete aulas hospitalarias de todo el Archipiélago. El proyecto contempla el diseño de un aula móvil prototipo, formada por diferentes elementos y dispositivos que facilitan el acceso por parte del profesorado y del alumnado a las tecnologías digitales de creación y aprendizaje, en aquellos lugares con mayor riesgo de exclusión tecnológica, por alguno de los factores señalados.

Este prototipo de aula, cuya configuración se adaptará a los diferentes tipos de centros destinatarios, estará compuesto por una pantalla interactiva multitáctil, uno o varios ordenadores portátiles, tabletas con pantalla táctil y elementos para el transporte, almacenaje y carga de las tabletas.

La consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, subrayó durante la rueda de prensa posterior a la firma del convenio "la importancia de aunar esfuerzos, con el apoyo de entidades como Fundación CajaCanarias y la Obra Social de "la Caixa", para garantizar en nuestro Archipiélago una educación de calidad inclusiva y equitativa, que promueva las oportunidades de aprendizaje para todos". Para ello, indicó, "es importante reducir las desigualdades entre el alumnado de los centros de nuestro Archipiélago y favorecer un modelo democrático de educación que garantice que el alumnado destinatario del proyecto adquiera los conocimientos, habilidades y actitudes correspondientes para el desarrollo de la competencia digital, que ha de ser transversal". "Así prepararemos al alumnado como ciudadanos y ciudadanas capaces y competentes para desarrollarse e integrarse en la sociedad del siglo XXI".

Por tanto, aseveró, "no podemos centrarnos únicamente en el desarrollo de unidades didácticas o en el diseño de programaciones digitales y en la formación al profesorado, si no contamos con lo básico, que es el equipamiento". Por esta razón, la consejera detalló que ya se han implantado, adjudicado o están autorizados proyectos por valor de 40 millones de euros relacionados con el Plan de Modernización Tecnológica que incluyen desde la dotación de equipos, hasta la conectividad o el mantenimiento.

"Sin embargo", concluyó Soledad Monzón, "la dotación tecnológica general necesita de un refuerzo allí donde es más necesaria. Al igual que cualquier otra medida, debemos procurar que ningún alumno o alumna se quede atrás por el motivo que sea y en este caso, un servicio tan concreto y adaptado a las necesidades del alumnado enfermo, de zonas aisladas o con escasos recursos es una colaboración inestimable, por parte de Fundación CajaCanarias y la Obras Social "la Caixa".

Por su parte, Alberto Delgado, presidente de la Fundación CajaCanarias, afirmó en su intervención que "el desarrollo tecnológico es vertiginoso, pero sin darnos cuenta corremos el riesgo de generar colectivos que quedan excluidos por razón de su lugar de residencia y/o por su capacidad económica.  Por ello este programa actúa sobre centros en centros escolares de zonas con población con más riesgo de exclusión social, zonas rurales y en las aulas hospitalarias.

"Con este programa, añadió, queremos facilitar el acceso a las nuevas tecnologías y a una educación de calidad basada en las mismas a los niños, niñas y adolescentes que corren más riesgo de quedar excluidos en un mundo en el que disponer de información, conseguir un empleo, formarte, comprar, realizar tus transacciones financieras y relacionarte ...pasa por la tecnología"

Asimismo, en palabras de Juan Ramón Fuertes, director territorial de CaixaBank en Canarias, "nuestra misión es construir una sociedad mejor y más justa, dando respuesta a las personas que más lo necesitan y este programa va en la línea de este proyecto que hoy presentamos conjuntamente las tres entidades. Ponemos especialmente el foco en aquellos programas con mayor impacto transformador, como son los que combaten la pobreza infantil y la exclusión social, los que fomentan el empleo y la educación. Con el proyecto de aulas compensatorias pretendemos promover la igualdad de oportunidades entre el alumnado de nuestra Comunidad Autónoma".

Ventajas de la tecnología móvil

Las tecnologías móviles, en virtud de su carácter interactivo, aportan una respuesta instantánea, gracias a lo cual el alumnado puede conocer con rapidez sus problemas de comprensión y revisar las explicaciones de conceptos clave. Asimismo, permiten trasladar el aprendizaje a entornos que maximizan la comprensión y proporcionan, entre otras, experiencias de realidad aumentada, usando tecnología de detección de la ubicación y revelando procesos y estructuras del mundo físico que no pueden observarse a simple vista.

Por otra parte, el programa contribuye también a mejorar el aprendizaje continuo mediante el uso y almacenamiento de información en la nube, favorece el aprendizaje colaborativo, la comunicación entre el alumnado y las instituciones educativas, enriquece el aprendizaje con elementos multimedia y establece vínculos entre la educación formal y no formal, de manera que sean complementarias.

Este acuerdo viene a sumarse a otras acciones conjuntas que la Consejería de Educación y Universidades desarrolla junto a ambas entidades bancarias, como es el caso del acuerdo de colaboración suscrito desde el año 2016 para la creación y el desarrollo de toda una línea de proyectos medioambientales de apoyo a las Redes Educativas que en este ámbito están funcionando en los centros escolares- la Red Ecos, Red GLOBE y Red de Huertos Escolares-, así como también el convenio de colaboración suscrito recientemente con la Fundación La Caixa para el desarrollo del programa 'Aprender juntos, crecer en familia' en los centros públicos de Educación Primaria.