RSS
Inicio
Educación
23 de mayo del 2018 - 15:05

Las Aulas Hospitalarias del Archipiélago contarán el próximo curso con profesorado de Educación Secundaria

La nueva resolución para organizar la respuesta educativa al alumnado que no puede asistir a clase introduce mejoras, como la ampliación del Servicio de Atención Domiciliaria para Bachillerato
Imagen de archivo de un aula hospitalaria.

La Consejería de Educación y Universidades publica hoy la resolución por la que se dictan instrucciones para la organización de la respuesta educativa al alumnado de Educación Infantil, Enseñanza Básica y Bachillerato, que no pueda asistir a los centros educativos de forma regular, así como para el funcionamiento de las aulas hospitalarias, de la Atención Educativa Domiciliaria y de los centros terapéuticos sostenidos con fondos públicos, en la Comunidad Autónoma, en la que introduce una serie de mejoras con respecto a cursos anteriores.

Así, una de las principales novedades con respecto al servicio de Aulas Hospitalarias es que se va a implementar a partir del próximo curso escolar la dotación de profesorado de Educación Secundaria, con profesores del ámbito de las Humanidades y Ciencias Sociales y del ámbito de las Ciencias, con lo que se mejora la atención educativa al alumnado de Educación Secundaria y Bachillerato. Además, la resolución regula la evaluación del alumnado hospitalizado.

Otra de las mejoras destacables, es que el próximo curso se ampliará el Servicio de Atención Educativa Domiciliaria para alumnado de bachillerato y, además, se reducirá el período mínimo exigido para prestar el servicio de sesenta a treinta días.

Asimismo, el alumnado con enfermedades crónicas que precise ausentarse del centro educativo de forma inminente, como consecuencia de tratamientos médicos o convalecencia en domicilio, podrá acceder al Servicio de Atención Domiciliaria siempre y cuando la ausencia al centro educativo sea de más de dos días a la semana, y siempre que no reciba ya el apoyo educativo del profesorado de las aulas hospitalarias.

La citada resolución regula, además, las funciones del profesorado que presta apoyo y de la coordinación que debe mantenerse entre estos docentes y los centros educativos.

Por otra parte, también incluye la regulación del funcionamiento de las Unidades Educativas del Centro Convivencial para Menores con Graves Problemas de Conducta.

En definitiva, la resolución publicada hoy por la Consejería de Educación y Universidades recoge una serie de instrucciones que permiten dar respuesta educativa al alumnado que tenga que realizar una estancia prolongada en su domicilio, en centros hospitalarios y terapéuticos, con el fin de garantizarles una atención educativa de calidad.

Cabe destacar que, en virtud de los acuerdos establecidos entre la Consejería de Educación y Universidades y la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, existe una Red de Aulas Hospitalarias desde 1996, que persigue como objetivo la atención a los niños y niñas enfermos, en edad escolar, estimulando y favoreciendo su desarrollo físico, afectivo, intelectual y social. Asimismo, se han ido implementando unidades escolares en los hospitales infantiles de día y se ha puesto en funcionamiento el Programa de Atención Domiciliaria para el alumnado que, por prescripción médica, no puede asistir al centro educativo por un tiempo determinado.

Asimismo, hay establecidos acuerdos entre la Consejería de Educación y Universidades y la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda para que el alumnado que se encuentra en centros terapéutico-rehabilitadores reciba la atención educativa necesaria.

Una vez consolidadas estas unidades educativas, así como la del Servicio de Atención Educativa Domiciliaria, se hace necesario actualmente optimizar la respuesta educativa que se presta al alumnado que se encuentra en estas circunstancias, desarrollando una normativa al respecto.

Aulas hospitalarias

Las aulas hospitalarias son aulas ubicadas en un hospital, cuyo objetivo principal es la atención escolar del alumnado que, por prescripción facultativa, deba permanecer ingresado. La resolución establece que se dotará de aulas hospitalarias a todos los hospitales públicos canarios que cuenten con unos requisitos mínimos de ingreso de niños y niñas, así como de adolescentes que cursen Educación Infantil, Enseñanza Básica y Bachillerato.

La atención educativa hospitalaria tendrá dos ámbitos de actuación. Por un lado, la respuesta se organizará a través del propio centro educativo donde se encuentre matriculado el alumnado, contemplando, en el marco del Plan de Atención a la Diversidad, las actuaciones y los procesos a desarrollar cuando un estudiante no pueda asistir al centro por enfermedad o convalecencia. Por otro lado, la respuesta educativa tendrá que desarrollarse por el profesorado asignado a las aulas hospitalarias.

Atención educativa domiciliaria

Por su parte, la Atención Educativa Domiciliaria está destinada a alumnado de Educación Infantil, Enseñanza Básica y Bachillerato, que no pueda asistir al centro educativo por prescripción médica por un período superior a treinta días. Así, la resolución establece que el profesorado debe llevar a cabo el apoyo educativo en el domicilio del alumnado y ejercer de enlace entre el centro escolar, el alumnado y la familia o tutores legales, así como participar con el profesorado tutor del alumno o alumna en el seguimiento de la programación escolar a implementar; en el acuerdo de los materiales, recursos didácticos y de apoyo, así como en el proceso de evaluación. Asimismo, debe informar a la familia o tutores legales del alumnado de la valoración de los progresos educativos observados a lo largo de la atención educativa y potenciar y establecer cauces de comunicación entre el alumnado enfermo y su grupo-clase, favoreciendo de este modo, su desarrollo social y afectivo.

Unidades Educativas en los hospitales de Día Infanto-Juvenil

Asimismo, las Unidades Educativas en los hospitales de Día Infanto-Juvenil van dirigidas a alumnado que, a criterio de las unidades de salud mental Infanto-juvenil, precisen de una atención encaminada a la mejora clínica o la remisión sintomática que no implique la separación del menor o la menor de su medio familiar, escolar y social.

Estas unidades de enmarcan dentro del Programa de Atención a la Salud Mental Infanto-Juvenil de la Comunidad Autónoma y se componen de personal docente que la Administración educativa aporta a los Centros de Día Infanto-Juvenil para contribuir a la atención integral e intensiva, necesaria en menores con patología mental. El alumnado asiste a estos centros uno o varios días a la semana, donde es atendido por equipos multidisciplinares que actúan de manera intensiva. Estos equipos están formados por psiquiatras, psicólogos, profesionales de la psicomotricidad, enfermeros, trabajadores sociales y auxiliares, dependientes de la Consejería de Sanidad, y por profesorado de apoyo a las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo, dependientes de la Consejería de Educación y Universidades.

Unidad Educativa del Centro Convivencial para menores

La Unidad Educativa del Centro Convivencial para Menores con Graves Problemas de Conducta se enclava dentro del protocolo de actuación conjunta entre la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda y la Consejería de Educación y Universidades. Está destinada a alumnado de 12 a 18 años que se encuentra en el centro por resolución de la Dirección General de Protección a la Infancia y a la Familia.

El profesorado asignado, tal y como establecen las instrucciones de la resolución, ha de coordinarse con el profesorado de los centros educativos en los que los menores están escolarizados, para recabar información del proceso de enseñanza-aprendizaje, el seguimiento y la evaluación del alumnado. Además, debe intervenir directamente con el alumnado, adaptando la respuesta educativa, favoreciendo la continuidad de su proceso de aprendizaje y contribuyendo al desarrollo de las competencias. Ha de colaborar con los equipos psicopedagógicos de zona y específicos de la Consejería de Educación y Universidades en la valoración y seguimiento del alumnado y cooperar también con los profesionales del Centro Convivencial en el seguimiento y evaluación de los programas de intervención individual y colaborar en aquellas actividades que se realicen con el alumnado.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO