RSS
Inicio
Educación
26 de octubre del 2018 - 14:39

Canarias aprueba su nuevo Plan de Formación Profesional

El documento ha sido aprobado hoy por el Consejo Canario de FP, donde están representadas las áreas de Educación y Empleo del Gobierno autonómico, así como el Consejo Escolar de Canarias, las organizaciones sindicales y el sector empresarial
El Consejo Canario de FP aprobó hoy el nuevo Plan de Formación Profesional

El Archipiélago cuenta ya con un nuevo Plan Canario de Formación Profesional, que contribuirá al desarrollo de un nuevo modelo social, económico y cultural sostenible, adaptado a las singularidades de Canarias. Su objetivo principal es capacitar a la población para que adquiera o mejore su adaptabilidad y su espíritu empresarial, mediante una Formación Profesional atractiva, de calidad y adecuada al mercado laboral y a la carrera personal y profesional.

El documento aprobado hoy por el Consejo Canario de Formación Profesional incide especialmente en un nuevo enfoque de la FP con una oferta más modular, para satisfacer tanto la demanda de formación inicial como la de la población activa (empleada y desempleada), y más integral, es decir, con la voluntad de implicar a todas las áreas del Gobierno, más allá de las de Educación y Empleo, y también a otros organismos e instituciones, representantes sindicales y empresariales y, en definitiva, a toda la sociedad.

En este sentido, el documento ahonda también en la concepción de la FP como una respuesta a las necesidades de formación de la población en todos los sectores y ámbitos, por lo que Soledad Monzón, consejera de Educación y Universidades y presidenta de turno del Consejo, destacó que "el nuevo Plan Canario de Formación Profesional se presenta como una herramienta para seguir avanzando en la mejora de la cualificación y las competencias de la población canaria, de modo que ésta pueda anticipar y responder mejor a la rápida evolución de las necesidades de unos mercados de trabajo dinámicos, en una economía cada vez más digital y en el contexto de los cambios tecnológicos, medioambientales y demográficos, a la vez que pueda contribuir al desarrollo económico y social de las Islas".

La consejera recalcó la manera en la que "durante los dos últimos años, hemos iniciado ya ese cambio que ahora recogemos en el Plan, a través del Proyecto Enlaza, de las Consejerías de Educación y Empleo, que ha servido para avanzar en el trabajo en red, entre los centros educativos, pero también con un trabajo más coordinado entre las dos áreas del Gobierno y con las empresas, a través del impulso al modelo de formación dual, o la población activa, al ofrecer en el mismo espacio formación inicial (ciclos de FP), adaptada a necesidades concretas (formación modular) o reconocer la experiencia laboral (certificaciones y cualificaciones profesionales)". A partir de ahora, todo el trabajo de desarrrollo del proyecto Enlaza se integra en el Plan Canario de Formación Profesional, como un instrumento principal para su desarrollo.

Por su parte, la consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, Cristina Valido resaltó que con el trabajo que se ha venido realizando "hemos tratado de contestar a las demandas más frecuentes del sector empresarial y, sobre todo, con una visión de futuro". El mercado de trabajo, resaltó, "cambia a una velocidad enorme y, por lo tanto, sin formación, las oportunidades del empleo están restringidas a muy pocas actividades". Por tanto, la responsable autonómica insistió en que resulta clave "que nuestros jóvenes puedan acceder a una formación que les va a proporcinar oportunidades de empleo".

En este sentido, destacó que desde las áreas de Empleo y Educación "venimos trabajando juntos en proyectos como Enlaza, en el que nos damos la mano para poder ofrecer estas oportunidades de empleabilidad, acompañadas de formación". Hemos de entender, indicó, que "estas estrategias que abarcan cuatro años de políticas insistentes en la formación han de ser revisadas y en eso estamos trabajando constantemente, pues para dentro de otros cuatro años, dado que el mercado de trabajo se transforma de manera vertiginosa, vamos a tener que incorporar nuevas profesiones y revisar las formaciones de nuestros ciudadanos y ciudadanas de manera continua".

Ambas consejeras se han alternado durante la Legislatura en la presidencia del Consejo Canario de Formación Profesional y coincidieron en destacar el consenso alcanzado después de un intenso y largo trabajo en la elaboración de un Plan "que pretende estar lo más pegado posible a la realidad del mercado laboral canario y a sus necesidades de formación y cualificación de profesionales".

Hacia un modelo de calidad, competitivo y dinámico

El Plan tiene en cuenta que, si bien la economía y el empleo se encuentran actualmente en un período de crecimiento, es necesario determinar hacia dónde deben orientarse: el empleo de calidad, el aumento del nivel formativo de la población, la igualdad de condiciones por género, la inclusión social, la diversificación de la economía, la adecuación a las necesidades formativas, la mejora del medioambiente, y otros factores que aportan una mejora en la sociedad y, por tanto, una mejora en la calidad de vida, principal objetivo de las Naciones Unidas en la agenda 2030 de Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para evolucionar hacia una estructura más competitiva, es necesario reducir el bajo nivel de formación de la población activa y duplicar la población con un nivel intermedio (bachillerato y ciclo de formación de grado medio), con la finalidad de responder a las necesidades de cualificación que se van a generar a medio y largo plazo.

En estos momentos, tanto la administración como los agentes económicos y sociales son conscientes de la necesidad de potenciar cuantitativa y cualitativamente la Formación Profesional como una alternativa de calidad e innovadora. El objetivo es una Formación Profesional dinámica, que se anticipe a las necesidades del mercado laboral y que esté reconocida socialmente.

Por lo tanto, en el período de vigencia del Plan (2018-2022) se pretende impulsar la Formación Profesional con la complicidad de todas las partes implicadas, desarrollando un modelo eficiente e innovador de formación y orientación profesional, integrado y de calidad, y articulado con la educación y el empleo, que ofrezca una formación flexible a lo largo de la vida para toda la población.

Tres grandes objetivos estratégicos

El Plan Canario de FP 2018-2022 tiene tres principales objetivos estratégicos. El primero de ellos es mejorar la formación para incrementar la empleabilidad de la población canaria, mediante la actualización permanente de sus competencias personales, sociales y profesionales.

El segundo objetivo estratégico es el de aumentar la capacidad emprendedora de la población canaria, fomentando iniciativas destinadas al autoempleo y la creación progresiva de las condiciones institucionales que conlleven un enfoque integrado, con la persona como objetivo fundamental, apostando por el conocimiento, la innovación, la experimentación, la sostenibilidad y la estrecha colaboración con el tejido productivo.

El tercer objetivo estratégico es el de mejorar el atractivo y la calidad de la formación profesional en Canarias, así como su adecuación al mercado laboral y a la carrera profesional, mediante una formación profesional flexible y de calidad, que responda a las necesidades actuales y futuras de la sociedad canaria y avanzando hacia un sistema canario de las cualificaciones y la formación profesional integrada.

Líneas de actuación

Para ello, una de las principales líneas de actuación del Plan consiste en impulsar el sistema de Formación Profesional, promoviendo una oferta integrada y equilibrada que responda a la demanda de la población, las necesidades derivadas del mercado y las singularidades de cada una de las Islas, atendiendo a la igualdad de oportunidades para acceder a la formación.

En este ámbito se incluye la observación y análisis del mercado laboral, para detectar la transformación y los cambios en las demandas de cualificaciones y competencias del sistema productivo para aportar dicha información a la población. También se contempla el diseño y desarrollo de una oferta formativa adaptada a la planificación de los municipios, comarcas, islas, Comunidad Autónoma, Estado y Unión Europea, en consonancia con el interés general, las necesidades formativas de las personas de forma participativa y constructiva y contando con los sectores involucrados.

Otras de las actuaciones en esta línea son la información y orientación a la población canaria para que aproveche las oportunidades que se ofrecen en el mercado laboral en consonancia con sus propios intereses, así como el diseño de un plan que permita utilizar todos los recursos disponibles par afrontar el reconocimiento y la acreditación de las competencias profesionales adquiridas por la experiencia laboral o aprendizaje no formal, y la continuidad de la atención formativa posterior.

De igual forma, se facilitará el acceso a toda la población a las diferentes ofertas formativas mediante, entre otras posibles vías, una adecuada y amplia difusión de las distintas convocatorias de pruebas libres o pruebas de acceso, así como la gestión de los procedimientos de solicitud telemáticos. Además, se favorecerá la inserción laboral a través del desarrollo de la Formación Dual, la formación en alternancia, las prácticas laborales en las empresas, entre otros aspectos, promoviendo acuerdos de colaboración entre los agentes sociales y económicos y los centros de FP.

Por otra parte, se impulsarán modalidades flexibles de formación profesional, que permitan conciliar el aprendizaje con la vida laboral y personal, para facilitar a todas las personas su acceso, especialmente a la población activa, Además, se promoverán medidas que eviten el abandono escolar temprano y que favorezcan la formación ligada al menos a cualificaciones profesionales de nivel 2 entre la población joven.

La segunda gran línea de actuación del Plan consiste en la creación y consolidación de alianzas estratégicas con las instituciones y los agentes sociales de los sectores productivos que favorezcan el impulso de la innovación, el emprendimiento y la calidad, creando redes de colaboración entre todos los agentes implicados.

Se promoverá una respuesta formativa coordinada e integrada de todas las administraciones públicas, instituciones y entidades privadas, a partir de una planificación concertada en el marco del Consejo Canario de la Formación Profesional que permita una gestión eficaz de los recursos disponibles. También se facilitará la participación y colaboración entre las administraciones y las entidades públicas y privadas, con el fin de avanzar en los programas de internacionalización destinados a la Formación Profesional, la formación permanente, la orientación profesional y a la creación de redes para favorecer el impulso a la innovación, el emprendimiento y la calidad.

De igual forma, se busca consolidar la calidad en la formación mediante el impulso permanente de los procesos de mejora en todas y cada una de las instituciones, partiendo del ámbito regional y dentro del marco estatal de acuerdo al Marco de Referencia Europeo de Garantía de la Calidad en la Educación y Formación Profesional (EQAVET).

La tercera gran línea de actuación consiste en desarrollar un marco canario de calidad en la Formación Profesional, en consonancia con el marco europeo y nacional, que sea viable en su ejecución y transmita confianza tanto a las empresas, como a los trabajadores y facilite la incorporación de todos los centros de formación profesional.

Todo ello supone el impulso de un nuevo marco de calidad para los centros de formación, así como el desarrollo de una red de centros de formación profesional integrada y de centros de referencia nacional de acuerdo al marco europeo, español y canario, con especial atención a la especialización por sectores y la coordinación y colaboración entre los centros de formación profesional y las empresas.

El Plan dispone, asimismo, promover una gestión eficiente y eficaz del conocimiento mediante la creación de espacios de colaboración entre centros de formación y empresas, de modo que permita, sobre todo, compartir y transferir conocimientos y experiencias, en favor de la atención de las necesidades del alumnado para acceder al mercado laboral.

Se potenciará el uso adecuado de las tecnologías, la creatividad y la especialización, así como la investigación, el desarrollo, la innovación y el conocimiento (I+D+I+C) en las entidades dedicadas a la formación. En este sentido, se pretende actualizar las competencias del profesorado, los formadores y otros profesionales de la formación profesional, potenciando la formación especializada, así como el impulso a la identificación y la transmisión de buenas prácticas desarrolladas en los centros, dotando a la formación profesional de los instrumentos necesarios que permitan una gestión eficaz y eficiente.

Seguimiento y evaluación

El Consejo Canario de Formación Profesional, como órgano colegiado de carácter consultivo y de participación institucional en materia de Formación Profesional, será el encargado de realizar el seguimiento del Plan Canario de FP 2018-2022, realizando la supervisión y actuaciones específicas en el Plan y midiendo los resultados alcanzados.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO