RSS
Inicio
Educación y Universidades
24 de enero del 2017 - 15:32

El CEPA de Santa Cruz coordina un proyecto europeo para facilitar la reinserción sociolaboral de personas reclusas

El viceconsejero canario de Educación y Universidades, Juan Manuel Santana, subrayó que “la educación en prisiones forma parte de la educación en la diversidad y la lucha contra la discriminación”
El viceconsejero de Educación y Universidades, Juan Manuel Santana, inauguró el seminario de lanzamiento del proyecto

El Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) de Santa Cruz de Tenerife participa como entidad coordinadora en el proyecto europeo Calypsos, cuyo objetivo principal es proponer una estrategia de intervención socioeducativa a las instituciones regionales y nacionales europeas responsables de la educación en los centros penitenciarios, en la que se contemplen situaciones de aprendizaje innovadoras que posibiliten el incremento de las tasas de éxito escolar entre las personas reclusas.

La iniciativa, denominada Calypsos: Apoyo a la inclusión social, a las necesidades específicas de apoyo educativo y la mejora de competencias básicas para personas reclusas de Europa, se enmarca en la convocatoria del año 2016 del programa Erasmus +. En este contexto, Calypsos se configura como una asociación estratégica de desarrollo e innovación que tiene como socios a tres países: España, Italia y Portugal.

El viceconsejero de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, fue el encargado este mañana de inaugurar el seminario de presentación del proyecto que se celebra entre hoy y mañana en el Hotel Taburiente de Santa Cruz de Tenerife, y en el que participan ocho entidades europeas, entre ellas, la Universidad de La Laguna (ULL), así como la universidades de Almería, Do Minho, en Portugal, y La Sapienza, en Roma, además de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a través del Centro Penitenciario de Santa Cruz de Tenerife, y otras tres entidades como son Plena Inclusión Canarias, ADIS Meridianos de Sevilla y el Instituto degli Innocenti de Florencia.

Santana estuvo acompañado por los directores generales de Formación Profesional y Educación de Adultos y de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa del departamento autonómico de Educación, Manuel Jorge y Juan Rafael Bailón, respectivamente, así como por la vicerrectora de Internacionalización de la ULL, María del Carmen Rubio, y por el director del Establecimiento Penitenciario de Tenerife, Juan José Martínez. En su intervención, el viceconsejero de Educación y Universidades subrayó la relevancia del proyecto Calyspos, "lo que viene avalado por el gran número de socios participantes, entre los que destacó la importante labor de coordinación que desempeña el CEPA de Santa Cruz de Tenerife y la participación también de la Universidad de La Laguna, junto a otras universidades europeas".

Canarias, en la internacionalización del conocimiento

En este sentido, Santana aseveró que el programa Erasmus + "ha favorecido enormemente la colaboración internacional, tanto entre los docentes, entre el alumnado, y entre las propias instituciones de diferentes partes de Europa, con el fin de potenciar el conocimiento compartido que es clave para lograr la consecución de los objetivos". Así, recordó cómo Canarias ha ido incrementando en los últimos años su participación en este programa europeo, "convirtiéndose en 2016 en la quinta Comunidad Autónoma de España con más proyectos adscritos al programa Eramsus +, según el informe publicado por el Servicio Español para la Internacionalización Educativa (SEPIE). De esta forma, argumentó, con 103 proyectos seleccionados, el Archipiélago se coloca entre las comunidades con más participación en este programa con un presupuesto global de 8.279.883 euros que permite desarrollar los citados proyectos".

En concreto, señaló Juan Manuel Santana, "este proyecto que hoy presentamos y que apoyamos decididamente desde el Gobierno de Canarias, permitirá facilitar la reinserción laboral de la población reclusa, desde un ámbito experimental y de conocimiento científico, con estrategias educativas novedosas que tengan aplicabilidad también en otras instituciones de Europa y con la creación de itinerarios educativos coherentes con las necesidades específicas de estas personas".

Pero, además, aseveró el viceconsejero, "el proyecto implica una necesaria innovación en los postulados sobre la educación en prisiones, en la medida en que la considera una faceta más de la educación en la diversidad y la lucha contra la discriminación y la segregación de las personas reclusas".

Por su parte, la vicerrectora de Internacionalización de la ULL, María del Carmen Rubio, manifestó que para la institución académica supone "un orgullo participar en un proyecto de colaboración del que se van a beneficiar, tanto la población reclusa, como los docentes y las propias instituciones, pues cuanto más multidisciplinares sean los equipos de trabajo, más enriquecedores serán los resultados".

Asimismo, el director del Establecimiento Penitenciario de Tenerife, Juan José Martínez, hizo hincapié en que el fin de la Administración Penitenciaria "no es únicamente la custodia y retención de los reclusos sino también su reinserción social, por lo que la educación es una herramienta primordial". En ese sentido, destacó "el trabajo realizado por los profesionales del propio centro penitenciario, de los CEPA y de la Universidad. Ellos han comenzado el camino y con proyectos como éste podremos contribuir a detectar las necesidades específicas de formación que presenta esta población", concluyó.

Nuevas estrategias socioeducativas

El proyecto Calypsos trata de comprometer a los llamados stakeeholders, es decir a los profesionales vinculados a la educación en prisiones de los países comunitarios, a través de actividades de alto impacto y visibilidad que generen sensibilización, con el fin de incrementar esta tasa de éxito escolar entre las personas reclusas y de facilitar la inserción social y laboral del alumnado recluso, a través de estrategias educativas que mejoren su éxito escolar.

Otro de los factores innovadores del proyecto es la integración de la investigación científica en materia de neurociencia con la investigación, acción educativa para elaborar un producto que, de un lado, dé una sólida validez científica a los argumentos empleados y, de otra, ofrezca alternativas a los stakeholders vinculados a la educación en prisiones para mejorar el éxito escolar.

Además, se trata de dar visibilidad al proyecto y transferirlo a otros países europeos para lograr el mayor impacto y difusión de sus resultados. Para ello es necesario sensibilizar, concienciar y comprometer a los responsables de la intervención educativa en los centros penintenciarios de los países de la UE. Ello tendrá como consecuencia una mejora adaptación del currículo y del aprendizaje de competencias clave entre la población reclusa de los países europeos, lo que revertirá en una mejora de los resultados académicos y del éxito escolar. Este factor será esencial para que muchas personas que hayan cumplido su condena y salgan en libertad tengan más oportunidades de reinserción social e integración laboral.

Como resultado del proyecto, que tendrá una duración de 27 meses, se prevé obtener un documento titulado "Orientaciones y estrategias de intervención e innovación socioeducativa para incrementar las tasas de éxito escolar entre personas reclusas en los países de la UE".

Beneficiarios del proyecto

El primer grupo beneficiario al que va dirigido el proyecto de la asociación estratégica Calypsos es el de las reclusas y reclusos de los centros penitenciarios europeos que se forman, a través de los CEPA, para obtener una titulación equivalente al Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (GESO) que les permita insertarse social y laboralmente. En este colectivo, se presta especial interés a las mujeres reclusas y los jóvenes con medidas de Justicia Juvenil, por lo que se tienen en cuenta las políticas de igualdad establecidas por la UE.

El segundo grupo beneficiario al que va dirigido el proyecto es del del personal docente, agentes educativos, expertos y profesionales y técnicos de instituciones penitenciarias. Este personal apoya, forma y orienta a las reclusas y reclusos de los centros penitenciarios europeos para que obtengan una titulación que les permita insertarse social y laboralmente.

El tercer grupo beneficiario es el de las instituciones regionales, nacionales y comunitarias que tienen responsabilidades en la formación y educación de la población reclusa. Éstas instituciones, junto con las ONG, han mostrado su interés y compromiso con los objetivos planteados, lo que permitió la puesta en marcha de la asociación estratégica Calypsos.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO