RSS
Inicio
Empleo, Políticas Sociales y Vivienda
06 de marzo del 2017 - 11:55

El Gobierno de Canarias coordina con el Estado más de 25.000 inspecciones para mejorar la calidad del empleo

La consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, y el director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Francisco Guindín, expusieron los principales parámetros que orientarán las actuaciones en materia de inspección laboral. En líneas generales se han programado un total de 25.548 inspecciones que generarán más de 60.000 actuaciones al finalizar el año. Valido destacó que las actuaciones orientadas a mejorar la calidad del empleo, como son la vigilancia de los derechos básicos de los trabajadores en materia de contratación, salarios, horario de trabajo, condiciones de seguridad, salud, igualdad y protección social se incrementarán en más de un 6% respecto al año pasado.

"En este momento en el que hablamos mucho de la creación de empleo -manifestó- hay que hacer hincapié en el empleo de calidad, en garantizar que los empleos cumplen con las condiciones de seguridad, salud, igualdad y protección social requeridas". "Es mucho más rentable cumplir con la legalidad -aseveró- que trabajar de espaldas a la ley".

La consejera expuso que las campañas que se coordinan con la Inspección de Trabajo tienen "una labor preventiva, informativa, y su objetivo no es recaudar con las sanciones sino evitar el fraude, por ello desde la administración desde la calle, toda la sociedad debemos expresar tolerancia cero ante cualquier atisbo de irregularidad en las relaciones laborales, y sobre todo evitar una posible aceptación social".

En el mismo sentido, el director territorial de la Inspección, Francisco Guindín, aseguró que el objetivo es "el cumplimiento voluntario de las normas". "Se mantiene el control pero la Inspección está para ayudar tanto a las empresas como trabajadores a cumplir con las normas".

Guindín desglosó el número de actuaciones previstas por áreas y destacó la previsión de incrementar los recursos humanos destinados a favorecer la calidad en el empleo, el hecho de que se han aumentado las competencias de los subinspectores, se ha creado una nueva escala de inspectores de seguridad laboral que se incorporarán a finales de año, principios del próximo y junto con el Gobierno de Canarias se ha marcado la seguridad y salud como sector prioritario de actuación.

En cuanto a vigilancia del cumplimiento de las condiciones de seguridad en el trabajo, enfermedades profesionales e investigación de accidentes laborales, una actividad dirigida fundamentalmente a reducir la siniestralidad laboral, se han fijado 5.720 inspecciones. Un 22,9% del total de actuaciones programadas.

En estas intervenciones se prestará especial atención a los sectores con mayores tasas de accidentalidad y de mayor gravedad, a la prevención de riesgos laborales con enfoque de género, a los factores ergonómicos y a los riesgos nuevos y emergentes fruto del avance de la tecnología, los procesos y los cambios económicos y sociales y se investigará el mayor número posible de accidentes en coordinación con el Instituto Canario de Seguridad Laboral.

En materia de empleo y relaciones laborales se han programado 4.765 órdenes de las que cerca de 2.000 comprobarán la legalidad de los contratos y 1.235 las condiciones de trabajo. Un 18% del total de actuaciones previstas. Estas inspecciones orientadas de manera preferente al control de la temporalidad en la contratación, la vigilancia del tiempo de trabajo, especialmente los excesos de jornada y contratos a tiempo parcial, la correcta aplicación de las ayudas a la contratación y a la formación profesional, y la vigilancia del principio de igualdad efectiva de mujeres y hombres en el mercado laboral.

Las inspecciones dirigidas a controlar el fraude a la Seguridad Social y el empleo no declarado serán 4.937 más otras 8.745 controles de economía irregular. Estas acciones tienen como finalidad la detección de deficiencias de cotización de las empresas, encuadramientos indebidos, empresas ficticias, prestaciones indebidas y el afloramiento de los trabajadores a los que no se reconoce su alta en la Seguridad Social o sólo se realiza parcialmente.

Las actuaciones de control de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social se completarán con labores de información y asistencia técnica y con el fomento del cumplimiento voluntario de las normas

En la actualidad en Canarias intervienen 92 inspectores y subinspectores y durante el pasado año culminaron 27.277, por encima de las programadas que para ese año fueron de 24.900.

Estas intervenciones generaron en 2016 la transformación de 7.757 contratos que no reflejaban las condiciones reales en las que estaban las personas empleadas, o hacían más horas de las contempladas en el trabajo. En cuanto a la economía sumergida estas intervenciones de la Inspección permitieron aflorar 5.397 empleos.