RSS
Inicio
Empleo, Políticas Sociales y Vivienda
03 de diciembre del 2018 - 11:13

Casi 200 participantes en programas en alternancia con el empleo comparten experiencias de inserción en Gran Canaria

Integrantes de 7 programas de la familia profesional de Servicios Socioculturales y a la Comunidad se reúnen en Gran Canaria para dar a conocer las oportunidades de empleo existentes en el sector

Alrededor de 200 participantes de los 7 programas de formación en alternancia con el empleo de la familia profesional de Servicios Socioculturales y a la Comunidad, que se desarrollan en las islas de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, celebran un encuentro desde el pasado domingo y hasta el mañana martes, 4 de diciembre, con el objeto de poner en común sus experiencias, dar a conocer de forma global las diferentes posibilidades y alternativas de empleo existente en el sector y fomentar más la empleabilidad del alumnado que en breve finalizará su participación en este programa. El viceconsejero de Empleo, Emilio Atiénzar, inauguró hoy un foro de empleabilidad en el que exalumnos, empresarios y miembros de la Cámara de Comercio de Gran Canaria expondrán sus experiencias.

En la actualidad,el Servicio Canario de Empleo (SCE) está inmerso en la resolución de las dos convocatorias para el desarrollo de estos programas de formación dual presentados por las entidades y que posibilitarán en la próxima edición la contratación de 1.800 alumnos-trabajadores, además de otras 360 personas en desempleo como personal docente y administrativo.

El presupuesto total para su desarrollo alcanzará los 34 millones de euros, 15 más que el año pasado, con lo que el Gobierno de Canarias financiará un total de 120 proyectos, de los que 28 serán específicos para jóvenes inscritos en el programa de Garantía Juvenil.

La consejera de Empleo Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Cristina Valido, explica que se ha apostado por hacer este incremento dada la efectividad de estos programas "tan necesarios en nuestros días", ya que inciden en "la cualificación de personas en desempleo con muchas carencias formativas y que en la mayor parte de las ocasiones ya han perdido todas las esperanzas de entrar en el mercado laboral".

"Durante los 11 meses y medio en los que se forman -prosigue la consejera-, los alumnos adquieren una experiencia profesional demostrable y obtienen un certificado profesional que les abre las expectativas de encontrar un empleo al finalizar".

Dentro del encuentro de tres días organizado conjuntamente por el SCE y el Cabildo de Gran Canaria, hoy se está celebrando un foro de empleabilidad que cuenta con la participación de antiguos alumnos, empresas del sector y técnicos del SCE y de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, que están exponiendo, desde su experiencia y el conocimiento técnico, cuáles son las posibilidades para encontrar un puesto de trabajo al finalizar la participación en este programa.

También está previsto que el alumnado trabajador participe durante la tarde en un taller de empoderamiento y motivación profesional y, junto con el cuerpo docente y los técnicas del SCE, realice una valoración de la ejecución de estos programas a punto de culminar, así como un análisis para detectar, amenazas, fortalezas, oportunidades y debilidades.

Durante la jornada de mañana el alumnado mostrará las competencias y habilidades adquiridas durante la ejecución de los programas y cada PFAE preparará una actividad de su práctica profesional habitual.

Estos programas tienen una duración de 11 meses y medio y son un sistema dual de formación teórica-práctica y empleo en los que se alterna el aprendizaje y la cualificación profesional con un trabajo que, además de proporcionar ingresos y cotización a la Seguridad Social durante el año que dura el proyecto, permite a los participantes adquirir y acreditar una experiencia laboral.

La característica más importante es que el alumno compagina la formación de un certificado de profesionalidad con un trabajo real. Durante el período, este firma un contrato de aprendizaje y como remuneración percibe el 75% del salario mínimo interprofesional.

El alumnado debe estar inscrito como demandante de empleo en las oficinas del SCE, tener una baja cualificación profesional, necesidades formativas especiales o dificultades para su inserción laboral.