RSS
Inicio
Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas
17 de agosto del 2017 - 12:56

El Gobierno de Canarias y la ULPG realizarán un estudio racial de la abeja negra canaria para recuperar esta raza autóctona

El Museo Nacional de Historia Natural de Francia colaborará en este proyecto, dirigido a determinar las poblaciones insulares de esta especie y su mezcla genética

La consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias ha iniciado los trámites para la contratación de una investigación de caracterización racial de la abeja negra canaria, que permita establecer las acciones más adecuadas para la conservación y recuperación de esta raza autóctona, y que llevará a cabo la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPG) en colaboración con el Museo Nacional de Historia Natural de Francia, centro de referencia en su estudio.

El director general de Ganadería del Ejecutivo canario, David de Vera, ha explicado que desde 2001 en las islas de La Palma, Lanzarote, Fuerteventura y desde 2014 en Gran Canaria, solo se permite la apicultura con esta raza con el fin de promover su protección, pero, sin embargo, "no existe un estudio de relevancia que determine las poblaciones insulares y su grado de hibridación, necesarios para establecer las políticas necesarias para conservar y potenciar este tesoro genético".

La progresiva importación de otras razas foráneas ha ocasionado cierto grado de hibridación, es decir, la mezcla genética de las abejas negras locales, que varía en cada territorio, lo que provoca, como apunta De Vera, "que se ponga en peligro la continuidad de la raza si no te toman medidas que lo eviten". Las investigaciones realizadas hasta la fecha por diferentes universidades españolas apuntan a un origen africano de esta raza apícola, que con el paso del tiempo ha desarrollado variantes endémicas del Archipiélago.

Se trata de una abeja rústica que se distingue por su color oscuro que contrasta con las de otras latitudes, así como por su perfecta adaptación al medio y al clima de las Islas, mansedumbre y óptimo aprovechamiento de nuestras floraciones en la producción de miel. Otra de sus aptitudes es su fuerte comportamiento higiénico, lo cual, en la práctica apícola se vincula a una menor incidencia de enfermedades.

La Consejería financiará estos trabajos para conocer la situación genética de la población de abeja negra canaria, que serán desarrollados por el Laboratorio de Reproducción Animal de la Facultad de Veterinaria y el Laboratorio del Instituto de Estudios Ambientales y Recursos Naturales, ambos de la ULPG, en colaboración con el citado centro francés.

Inicialmente estas actuaciones comprenderán una valoración morfométrica de las alas de las abejas, es decir, un análisis cuantitativo a partir del tamaño y la forma, y, posteriormente, una valoración molecular de ADN de una selección de colmenas en asentamientos apícolas ubicados en el Archipiélago. Este primer estudio servirá para implantar un método para los trabajos genéticos que siente las bases para la futura mejora genética de la abeja negra canaria.

Para ello se determinarán el número de asentamientos apícolas y la ubicación de los mismos en el territorio canario y se muestrearán al azar un 5% de éstos, esto es, una treintena en la provincia de Las Palmas y alrededor de cuarenta en la de Santa Cruz de Tenerife, con 5 colmenas de cada asentamiento y 15 abejas por colmena.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO