RSS
Inicio
Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas
18 de julio del 2017 - 13:06

Quintero y el sector pesquero canario piden en Madrid un incremento de la cuota de atún rojo para la flota del Archipiélago

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias y representantes de los pescadores participaron hoy en una reunión convocada por el Ministerio en la que reivindicaron un trato más justo para la flota canaria ante la previsión de un nuevo escenario de incremento de las capturas de esta especie para España

El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, y representantes del sector pesquero de las Islas han reivindicado  hoy un incremento de la cuota de atún rojo para la flota del Archipiélago y la inclusión en el censo como captura dirigida, ante la previsión de un nuevo escenario de aumento de las capturas para 2018 que podría alcanzar hasta un 20% para España, pero que debe ser aprobado por el ICCAT.

Así lo han manifestado el titular del Departamento y los pescadores en la reunión convocada por la Secretaría General de Pesca con las comunidades autónomas implicadas, para abordar la forma de modificación de la actual Orden que regula la pesquería, cómo se deben llevar a cabo los cambios en el reparto para adaptarla a la nueva realidad de la especie y de la propia pesquería y establecer las flotas que deben ser incluidas en el futuro censo del atún rojo, tras un periodo de consultas y reuniones con las administraciones y el sector.

¨Entendemos que el actual reparto es injusto y sin querer perjudicar a ninguna comunidad autónoma y a ninguna pesquería consideramos que la distribución debe modificarse, ya que el último reglamento de la Unión Europea que establece el plan de recuperación plurianual del atún rojo obliga a aplicar criterios de reparto objetivos, medioambientales, sociales y económicos, además de ofrecer incentivos a la pesca selectiva, aspectos que cumple la pesca de esta especie en Canarias, y que no se están aplicando, comentó Quintero.

¨Esperamos que las peticiones planteadas y todos los datos que argumentan nuestras demandas sean recogidos por el Ministerio y que en 2018 tengamos una cuota justa para Canarias¨, añadió el consejero.

El Gobierno de Canarias y de los pescadores siempre han defendido que la única forma de que exista una distribución justa de la cuota de atún rojo para la flota canaria es modificando dicha Orden que regula su distribución, demandando un nuevo texto que atendiera las peculiaridades del Archipiélago con un mayor periodo de captura y mayor cuota.

España tenía asignadas 4.243, 57 toneladas de atún rojo para 2017, de las que 188 fueron para los barcos del Archipiélago, la mayor parte del fondo de maniobra, ya que del reparto fijo la flota canaria solo tiene un 1,21%, que se consideraba insuficiente.

La pesca de atún rojo, como de otros túnidos migratorios, como el rabil, el atún blanco, el patudo y el listado, es imprescindible para la supervivencia del sector pesquero del Archipiélago y tradicionalmente complementaria de la pesca de recursos demersales. Ésta cuenta con una flota de pesca artesanal compuesta por unas 242 embarcaciones artesanales, la mayor parte de menos de 12 metros de eslora, y  da empleo directo a más de 600 tripulantes, además de generar otros muchos puestos indirectos.

Además de su peso socioeconómico, destaca también su  importancia medioambiental ya que según datos del Instituto Español de Oceanografía, la flota canaria captura selectivamente ejemplares adultos de atún rojo que han pasado ya por varios ciclos reproductivos, lo que favorece la preservación y recuperación de la especie. El carácter tradicional en la captura de atún rojo de la flota canaria no es compartido por todas las flotas, ya que según como reflejan datos del ICCAT, la flota española de cerco industrial dedicada a esta especie no dispone de datos previos a 1981 y sus capturas antes de 1990 en el contexto nacional son insignificantes.

El plan de pesca de atún rojo de 2008, además de basarse en datos de capturas sesgados por la prohibición de capturas que afectaba a las Islas- pese a que no estaba regulada reglamentariamente-, tampoco tuvo en cuenta los factores socioeconómicos  de la pesquería de esta especie en Canarias al ser considerada de captura accidental y no de captura dirigida, es decir, como pesca activa, hasta el año 2014.

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO