RSS
Inicio
Intervenciones
30 de mayo del 2017 - 19:18

Discurso del Día de Canarias 2017

Intervención del presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo Batlle
Fernando Clavijo, durante su intervención.
Fernando Clavijo, durante su intervención.

Hoy es el día en el que celebramos qué somos; lo que hemos construido y en lo que nos hemos convertido. Celebramos lo que nos une con quienes nos precedieron y ponemos en valor lo que queremos que nos vincule con nuestros hijos y nuestras hijas.

En nuestra historia son tantos los ejemplos de momentos difíciles como los de obstáculos superados. Porque todos los hemos superado.

Ahora mismo estamos, aún, viviendo las consecuencias de uno; y Canarias renace convencida de que si superamos ésta y otras tantas crisis en nuestra historia, es porque al igual que somos capaces de los más grandes sacrificios, también lo somos de las más grandes proezas.

Y eso es posible porque nuestras singularidades, todo eso que nos diferencia, en realidad nos ha hecho más fuertes. Nos cuesta el doble que a otros llegar al mismo sitio; es cierto. Pero también es cierto que llegamos, y lo hacemos fortalecidos porque estamos obligados a superar obstáculos que para otros son inexistentes.

Nos hemos enfrentado a retos que hubieran hecho desistir a otras sociedades. Barreras como la lejanía o la insularidad son obstáculos que pocos archipiélagos en el mundo han podido remontar para crecer.

Nosotros lo hemos hecho.

Y debemos reconocérnoslo. No como un ejercicio de vanidad sino como un homenaje a las generaciones de canarios y canarias que antes que nosotros creyeron en esta tierra y defendieron y demostraron que, aun estando lejos, viviendo en islas e incluso siendo más pobres, nunca fuimos menos que nadie.

De ellos, hemos aprendido que es posible construir un espacio común desde la diferencia; que somos capaces de identificarnos como iguales siendo muy distintos; que, unidos, somos mucho más que ocho islas y que no hay problemas que el talento, el trabajo y el empeño no sean capaces de resolver.

Por ello, por respeto a esas generaciones pasadas, no podemos permitir que se olviden nuestras diferencias pero tampoco podemos permitir condescendencias, porque hemos demostrado que lo que nos hace diferentes, no nos hace más débiles; al contrario. Somos lo que somos gracias a nuestras singularidades, no a pesar de ellas.

No siempre ha sido fácil que se entendieran esas diferencias. Ni que se entendieran ni que se atendieran. Sin embargo, la unión de esfuerzos y el diálogo ha logrado que Canarias obtenga, por primera vez, lo que se merece. Ni más ni menos; solo lo que le corresponde y lo que nos permite afrontar nuestro futuro en igualdad de condiciones que el resto de los territorios.

Y eso demuestra que el diálogo es más eficaz que el frentismo. Tanto, que nos ha situado en el centro del escenario político del Estado. Y este nuevo escenario que se nos presenta a los canarios y las canarias nos permite abrir nuevas sendas y marcarnos nuevos y más ambiciosos objetivos.

Hemos demostrado que es posible cambiar las cosas y dar la vuelta a una situación de injusticia y a partir de ahora vamos a demostrar que es posible que esta Comunidad Autónoma sea financiada atendiendo a sus necesidades al igual que lo son el resto de los territorios. Y vamos a lograrlo desde la unidad y el diálogo.

Canarios, canarias

Hoy, Día de Canarias, quiero destacar la importancia de contar con una sociedad civil comprometida con el desarrollo común.

Porque las sociedades más democráticas y más libres se construyen de abajo a arriba, del ciudadano a la institución, de lo individual a lo colectivo.

Y es sumamente importante que, todos juntos, sociedad y administraciones, podamos incrementar el bienestar de quienes aquí residimos.

Una sociedad civil fuerte y comprometida es la mejor base sobre la que levantar una sólida estructura, para crecer y para nunca darse por vencido.

Una sociedad civil que entiende Canarias como un único espacio porque es igual de sólida en todos sus territorios; una sociedad que emerge fuerte y activa sin entender de islas grandes o pequeñas porque cuando actúa, piensa en la suma que hace Canarias.

Porque somos una ciudadanía comprometida, solidaria, empática y generosa, que debe soltar, de una vez por todas y para siempre, cualquier tipo de complejo y convencernos de que si a alguien debemos algo, es a nosotros mismos y que no hay listón más alto para medirnos que el de nuestros propios logros.

Somos innovadores, solidarios, comprometidos y dialogantes. Cualidades que necesariamente tenemos que nombrar cuando analizamos la trayectoria de nuestras medallas de oro que, junto con nuestros premios canarias, son la muestra de una ciudadanía viva, participativa y fuerte.

Ellos y ellas son ejemplo de esa sociedad civil comprometida y convencida de que no hay complejos que no puedan superarse.

Los hechos demuestran que en este pequeño rincón del mundo podemos ser líderes en la ciencia, en el deporte, en la investigación, en el arte... en todo aquello que nos propongamos.

Ejemplo de ello es Catalina Ruiz, nuestra Premio Canarias de Investigación e Innovación. Ella es una de esas mujeres que, con la participación en proyectos autonómicos, nacionales e internacionales, ha conseguido situar estas Islas en el mundo de la investigación en campos como la Nanotecnología, Cristalografía, Difracción o Materiales Moleculares.

Catalina es, además, un referente para todas esas niñas y niños que, siguiendo sus pasos, colaborarán en el desarrollo de la investigación y la innovación en el Archipiélago, un ámbito que debemos seguir potenciando por las posibilidades que entraña.

Avanzar desde la tradición.

Ésa es otra de nuestras fortalezas. No olvidar nuestros orígenes mientras construimos un siglo XXI mejor para todos. Maximiano Trapero nos ha prestado su conocimiento para conservar uno de los patrimonios más frágiles que tiene una sociedad, su tradición oral.

Isla a isla, municipio a municipio, con paciencia y tesón nos ha regalado uno de los tesoros más preciados que puede tener un pueblo. Gracias a personas como él nos conocemos mejor; fruto de esa consciencia, surge la superación de los errores y la repetición de los aciertos.

Amor por esta tierra y esfuerzo es también el arte de Paco Sánchez, Premio Canarias de Bellas Artes e Interpretación, artista comprometido con la reivindicación de la identidad canaria, y uno de nuestros mejores embajadores.

Él ha mostrado quiénes somos, nuestra forma de ser y de entender la vida allí donde ha llevado su arte. Y ha sido ejemplo de superación de las dificultades derivadas de ejercer su profesión en un Archipiélago alejado del continente.

Tres Premios Canarias a los que hoy honramos en este acto que tiene por objetivo señalarlos ante toda la sociedad como referente y, por supuesto, darles las gracias por trabajar, como decía antes Maximiano Trapero, para hacer de Canarias un país de excelencia.

Gracias. De corazón

Dice el lema de este Día de Canarias que "siempre hay algo que nos une" y hoy, reconocidos como Medallas de Oro, tenemos un claro ejemplo de que ese lema es mucho más que frase hecha.

Lo demuestran la plataforma ciudadana 'La Graciosa, la octava Isla'; el Comité de Afectados Casco Viejo de Corralejo y la asociación de Niños Especiales de La Palma que de la unión de esfuerzos hicieron causa común.

Decidieron apostar por la participación y el compromiso activo; entendieron que podían ser una pieza clave para llevar las riendas y labrar su propio futuro, contagiando a las administraciones públicas de su empuje, su coraje y su pasión para solucionar los problemas que les afectan.

Unión, solidaridad y lucha es el ejemplo que nos dan a todos los canarios y las canarias.

Siempre hay algo que nos une.

Como los valores que nos transmiten dos grandes equipos, también medallas de oro de Canarias: el Club Baloncesto Canarias y el Club Balonmano Remudas Isla de Gran Canaria.

Ellos nos demuestran hasta dónde se puede llegar cuando se suman las fuerzas y prevalece la unión y el compañerismo. Y, al mismo tiempo, son un ejemplo de constancia y fuerza de voluntad, de esa perseverancia que tan necesaria es en tiempos difíciles para alcanzar éxitos futuros.

Como han hecho Michelle Alonso e Israel Morales.

Michelle, es impresionante ver tus logros, ver cómo compites entre las mejores del mundo y las superas, y cómo llevas situando a Canarias en lo más alto del palmarés en los Juegos Paralímpicos y campeonatos de todo el mundo.

Al igual que Israel; cuatro juegos Paralímpicos haciendo que se hable de esta tierra por todo el mundo, ganando medallas deportivas que reconocen lo que hoy te decimos con esta otra medalla que te entrega Canarias, que eres un ejemplo de compromiso, superación y lucha.

A ellos les une lo mismo que a Pinito del Oro: la convicción de que no hay retos imposibles. Cristina María del Pino Segura, desde su Guanarteme natal, superó todos los obstáculos para ser reconocida en todo el mundo como una de las mejores artistas circenses, como una persona que innovó en su disciplina y cuya actitud de vida es un revulsivo para todas esas personas que sienten el vértigo de emprender y dedicarse a lo que realmente les gusta.

Señoras, señores,

Nos une también el amor por la cultura, el deseo de buscar y hacer crecer el talento y la conservación de nuestra identidad. Todo está en la esencia de la Escuela Luján Pérez para artistas y artesanos, en Ramón Padrón con Tejeguate y en los guaraperos de La Gomera.

Ellos nos ayudan a conservar nuestros orígenes, conectándolos con el avance que necesita esta tierra. Gracias a su esfuerzo hoy sabemos mejor quiénes somos y cómo enfrentarnos a nuestro futuro sin perder las señas de identidad por las que nos identifican fuera y dentro del archipiélago.

Y si comenzaba a nombrar a las medallas de oro refiriéndome a dos ejemplos de unión, termino con un hombre que ha mirado su profesión desde la solidaridad asociada a los avances en investigación para hacer mejor la vida de todos. Basilio Valladares se enfrentó a las dificultades que suponía crear el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales que hoy es referente mundial. Una muestra más de que cuando todos, sociedad civil e instituciones trabajamos juntos, no hay nada que nos pueda detener.

Señoras y señores

Canarias y canarios

Siempre hay algo que nos une. Esfuerzo y amor, unión y diálogo y también el deseo de construir juntos un país que podamos compartir con nuestros hijos y nietos.

No dejemos que las dificultades nos turben, saquemos todas esas cualidades que hoy nos identifican y que, aunque a veces lo olvidemos, están presentes en nuestro día a día.

Hagamos bandera de ellas porque son y representan nuestro principal impulso para seguir unidos; para seguir avanzando.

Recordemos que trabajando juntos construimos un país que es más grande que el territorio que abarca.

No olvidemos que su grandeza reside en las capacidades y éxitos de nuestros más de dos millones de canarios y canarias.

FELIZ DÍA DE CANARIAS

 
ÚLTIMAS NOTICIAS  |  LO MÁS LEIDO